Economía

Blockbuster. El último del mundo se alquila por 4 dólares para pasar una noche entre películas

Estará disponible para hacer un pijama party el 18, 19 y 20 de septiembre, aunque solo para residentes de Bend, Oregon (Estados Unidos) Crédito: Airbnb

El último Blockbuster que queda en funcionamiento en el mundo está en Bend, Oregon (Estados Unidos). Con un negocio en declive, su dueña Sandy Harding decidió ampliar el horizonte: ahora alquila su local como espacio en Airbnb para pijamadas en agradecimiento por el apoyo que recibió de la comunidad durante la pandemia de Coronavirus.

A partir del 17 de agosto, los residentes de la ciudad podrán reservar una estadía para las tres noches disponibles (18, 19 o 20 de septiembre) por US$4, solo un centavo más que lo que cuesta el alquiler de una película.

Dólar blue hoy: a cuánto cotiza el martes 11 de agosto

Sandi será la anfitriona y la encargada de llenar los estantes con todas las películas disponibles antes de entregarle las llaves a sus huéspedes. Previo a desempolvar la membresía de Blockbuster, quienes hayan reservado deberán cumplir con las pautas de salud y seguridad por Covid-19 que incluyen el uso de tapabocas y el distanciamiento social.

El living de la tienda estará disponible también para los clientes una vez que los huéspedes hayan hecho el check out
El living de la tienda estará disponible también para los clientes una vez que los huéspedes hayan hecho el check out Crédito: Airbnb

Los huéspedes interesados también deberán respetar las reglas de la anfitriona, incluyendo que aquellos que reserven deberán residir en Bend y provenir del mismo hogar para minimizar el riesgo.

Este pijama party privado se planificó teniendo en cuenta la seguridad: los huéspedes podrán descansar tranquilos sabiendo que la tienda será higienizada y preparada de acuerdo a las pautas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y de acuerdo al protocolo de limpieza de Airbnb.

Luego del check-out de los últimos huéspedes, los clientes de la tienda podrán visitar por un tiempo limitado el living durante el horario de apertura del local.

Cuando la pandemia se propagó por los Estados Unidos Harding entendió que tener clientes dentro del local era una bomba de tiempo. Por eso decidió cerrar las puertas durante unos días para pensar un protocolo de seguridad sanitaria. Así resolvió reabrir la tienda con un servicio en la vereda y, para evitar la aglomeración de clientes, aquellos que deseaban un título en particular debían llamar a la tienda y pagar el alquiler por teléfono. Cuando llegaban al local, un empleado de Blockbuster debidamente resguardado con elementos de protección personal limpiaba la caja del DVD con toallitas desinfectantes y la colocaba en un bolsa con cierre hermético para llevarla al auto del cliente.

Sin embargo, Harding dijo que la tienda tenía de 10 a 15 clientes en la vereda por día y eso no era suficiente para sostener el negocio o justificar los riesgos potenciales.

"Estás en una situación difícil, porque una parte de ti está mirando la economía y pensando: 'Tengo que tener clientes que vienen y gastan dinero, o mi negocio no será viable`, pero al mismo tiempo, soy como la mamá taquillera", dijo. "Estos son mis hijos que trabajan aquí, los clientes son mi familia y, Dios mío, tampoco puedo ponerlos en riesgo", agregó.

Por esta razón, la tienda cerró por segunda vez, pero Harding dijo que le siguieron pagando a todos los empleados y ninguno fue despedido. Para afrontar esta situación, recibieron un préstamo de protección de nómina.

Hace más de un año que la sucursal de la localidad de Bend se convirtió en el último local de Blockbuster cuando cerraron sus puertas las tiendas de Alaska y la de Perth, Australia
Hace más de un año que la sucursal de la localidad de Bend se convirtió en el último local de Blockbuster cuando cerraron sus puertas las tiendas de Alaska y la de Perth, Australia Crédito: Airbnb

Durante esos días sin atención al cliente, Harding y otros empleados se ofrecieron para realizar un inventario completo del local cuya colección de DVD alcanza las 22.000 unidades.

Además, pegaron marcadores de distanciamiento social y flechas direccionales en los pisos. Recién en ese momento, Harding se sintió lo suficientemente segura con las nuevas medidas de seguridad sanitaria para abrir las puertas a 10 personas a la vez. "Recibí un cliente y ella dijo 'Estoy muy agradecida de que hayas vuelto a abrir, porque no pude revisar Netflix una vez más'", afirmó.

Por otro lado, la última sucursal de Blockbuster ofrece merchandising propio en su sitio web. Los clientes pueden comprar online una gran variedad de productos como remeras, buzos, y sombreros de espuma de camionero, todos impresos con el logotipo de la casi extinta cadena de videoclubes. También ofrece réplicas laminadas de sus tarjetas de membresía que alguna vez fueron un must have de los cinéfilos, y una calcomanía para los paragolpes de los autos que dice en letras mayúsculas: "Sobreviví con el último Blockbuster".

ADEMÁS

Negocios en la post pandemia. EY compró a una firma local de consultoría

Coronavirus hoy en Venezuela: cuántos casos se registran al 11 de Agosto

Coronavirus hoy en Perú: cuántos casos se registran al 11 de Agosto

Coronavirus hoy en Paraguay: cuántos casos se registran al 11 de Agosto

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar