Locales

Coronavirus: «Él estaba bien, ni tos tenía», contó una pasajera que estuvo en el crucero en Japón con el argentino infectado

Ximena Paredes, pasajera chilena en el crucero Diamond Princess donde un argentino contrajo el coronavirus, dio detalles de la salud del paciente y del estado emocional de la esposa.

“No me gustaría dar el nombre para no violar la privacidad de ellos”, aclaró de inmediato en diálogo con TN. Sin embargo, sí contó que se trata de una persona mayor y también precisó dónde vive: “Es de Buenos Aires”.

La turista chilena señaló que al argentino le hicieron el test porque estuvo junto a otro grupo en un tour con una persona que subió con el coronavirus. «Se lo hicieron a todos los que estuvieron cerca de esta persona. Este ciudadano argentino tuvo la mala suerte que se hizo un tour donde le tocó ir con esta persona infectada«, lamentó.

Con total serenidad, Ximena se mostró sorprendida por el diagnóstico y envió un mensaje de tranquilidad a la familia del paciente argentino. “Se ve bastante saludable”, destacó.

“Si bien a él le detectaron el coronavirus no es una persona que se hayan llevado grave. Está bien, iba bien. Seguramente su test salió positivo y lo llevaron al hospital para hacerle los chequeos correspondientes. No estaba ni con tos, ni con fiebre, pero el test le dio positivo”, contó.

De hecho, la primera sorprendida por el diagnóstico fue la esposa. “Ella no entendía por qué se lo llevaban”. ”En cambio a ella le dio negativo y está ahora sola en su cabina”, precisó.

Conmovida por la situación de la esposa del paciente argentino, Ximena le envío un mensaje a la familia: “Sepa que nosotros le estamos dando todo el apoyo. No está sola”. “También el embajador de Argentina en Tokio está pendiente”, resaltó.

“Un matrimonio encantador”

Desde el crucero que permanece en cuarentena frente a las costas de Japón, Ximena contó que está con su esposo y que conoció a la pareja de argentinos porque “uno busca la similitud”. Y es que en ese barco pocas personas hablan español.

De los 3.700 pasajeros y tripulantes a bordo, “quizá solo el 1% habla nuestro idioma”. “Es un crucero de habla inglesa y portuguesa, son muy pocos los pasajeros de habla hispana. Nos juntamos un grupo con una pareja mexicana y ellos, que son argentinos”, señaló.

La similitud de la que habla Ximena les permitió crear un rápido vínculo. “Hicimos amistad. Es un matrimonio encantador”.

Fuente TN

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar