Economía

Cuál es la primera razón para elegir el trabajo ideal: salario vs. beneficios que ofrecen las empresas

Existen diversos factores que son determinantes al momento de elegir ingresar a un empleo (Pexels)

La irrupción de la pandemia de Covid-19 -en mayor o menor medida- hizo que muchos trabajadores se replanteen cuáles son sus prioridades y reconsideren qué es lo que realmente quieren para sus vidas. En línea con este cambio de mindset, expectativas y preferencias por parte de los individuos, cada vez son más las empresas que, además del sueldo, comienzan a ofrecer beneficios extra por fuera de los contemplados en la ley.

Algunas compañías dan la posibilidad a sus empleados de acceder a capacitaciones, cursos de formación académica, gimnasios; ofrecen la opción de trabajar de forma remota y a su vez permiten que haya flexibilidad horaria, entre otros beneficios.

Luis María Cravino, director de las certificaciones en People Analytics y Desarrollo Organizacional del ITBA, aseguró en diálogo con Infobae que hay diversos puntos que son determinantes tanto al momento de elegir ingresar a un trabajo como al momento de querer mantenerlo. Según aclaró, son seis atributos que aparecen en una canasta “pero no es un ranking”.

La irrupción de la pandemia de Covid-19 hizo que muchos trabajadores se replanteen cuáles son sus prioridades y reconsideren qué es lo que realmente quieren para sus vidas

1. Flexibilidad: tiene que ver con la hibridez, pero también incluye el horario. “La flexibilidad discute el lugar y el tiempo”.

2. Ambiente: es lo vinculado con el clima laboral, con el ecosistema y con las condiciones subjetivas o emotivas. En este punto influye la seguridad psicológica y las relaciones con los jefes, con los pares y con los colaboradores, entre otros.

3. Desarrollo: abarca al crecimiento y el aprendizaje. “la gente elige un trabajo donde puede aprender, mantenerse actualizado, puede aplicar y reescribir continuamente lo que sabe”, aseveró Cravino. En este plano, se busca que la compañía dé tiempo, dinero y posibilidades para crecer.

4. Personalización: al explicar este atributo, el director de Desarrollo Organizacional contó que los empleados buscan idealmente un trabajo en donde los traten como personas, como alguien único, singular “y no como una estadística”.

Cada vez son más las compañías que, además del salario, empiezan a ofrecer beneficios extra para los empleados (Getty)
Cada vez son más las compañías que, además del salario, empiezan a ofrecer beneficios extra para los empleados (Getty)

5. Compensación: si bien la gente quiere que su salario sea el mejor posible, los individuos también buscan que tenga actualizaciones a raíz de la creciente inflación. “No solo importa cuánto te pagan, sino cómo la compañía actualiza las compensaciones en función de parámetros de inflación y del mercado”.

6. Equilibrio: hace hincapié en la importancia de que haya un balance entre la vida laboral y personal, que no es lo mismo que la flexibilidad. “El equilibrio de vida es cuando el trabajo me permite balancear todas las partes que tengo como intereses, puede incluir que la compañía atienda de una forma en particular el ciclo de vida en el que estoy”, apuntó.

A modo de cierre, Cravino resumió: “Las seis cosas que hoy las compañías deberían ofrecer y que las personas piden al momento de entrar o mantenerse en el trabajo son flexibilidad, ambiente, desarrollo, personalización, compensación y equilibrio”.

La gente elige un trabajo en base a lo que puede aprender, mantenerse actualizado, puede aplicar y reescribir continuamente lo que sabe (Cravino)

Estudio de mercado

Según un relevamiento que acaba de procesar la escuela de Administración y Negocios de la Universidad Austral (IAE Business School) junto con la consultora GhidiniRodil, “las oportunidades de crecimiento y la proyección de carrera” que la persona puede encontrar en su futuro empleo fue la primera razón para elegir el trabajo ideal. Aunque el salario no deja de ser importante, la mayoría valoró más la proyección a futuro, remarcó el informe.

A su vez, la encuesta mostró que el 24% de los consultados votó al salario como el primer motivo para elegir el mejor empleo. Es decir, para el 75% de las personas el trabajo ideal no está definido en primera instancia por la compensación económica o los beneficios, probablemente se explique por la alta demanda de un puesto de trabajo insatisfecha.

“Llama la atención la muy baja influencia del potencial nuevo jefe con un 8% al momento de la elección de un nuevo empleo, siendo que es sabido que un líder inadecuado es uno de los principales motivos para irse de una empresa, ya que las personas renuncian a sus jefes, no a la empresa”, analizó Matías Ghidini, gerente general de GhidiniRodil.

Por otro lado, dijo el consultor que “es claro que, al momento de elegir el mejor trabajo, el dinero no es lo primero. Sin embargo, los resultados muestran que el salario es un motivo que permanece muy presente y relevante dentro del mix motivacional. Es decir, no se prefiere por lo económico pero su no satisfacción, puede derribar una opción ideal”.

el jefe
Solo el 24% de los consultados votó al salario como el primer motivo para elegir el mejor empleo

Fernando Bocchicchio, Head de Recursos Humanos Latam de Aggreko, consideró que el trabajo ideal es una combinación de todos los factores expuestos. Y en ese eje, añadió: “no me sorprende ver que la mayoría haya elegido oportunidades de crecimiento y proyección porque está en la vida misma y en nuestra naturaleza tener una dirección definida y deseable, que finalmente motiva nuestra acciones”.

Sin embargo, confesó que le sorprende que la cuestión del “liderazgo y del jefe” esté puntuando tan bajo ya que su experiencia tangible le sugiere todo lo contrario: “mucha gente deja trabajos ideales por malos líderes”, afirmó.

Mucha gente deja trabajos ideales por malos líderes (Bocchicchio)

Por su parte, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, aseguró en declaraciones a este medio que “desde hace unos cuantos años no hay un único factor de atracción (para elegir un trabajo ideal), sino una combinación de ellos”. Esto significa que “ninguno es lo suficientemente poderoso por sí mismo como para no depender de otros componentes; como sucedía hace mucho con el sueldo, cuando ofrecer mejores salarios que el mercado era suficiente para captar al mejor talento”.

“Ninguno es lo suficientemente poderoso por sí mismo como para no depender de otros componentes; como sucedía hace mucho con el sueldo, cuando ofrecer mejores salarios que el mercado era suficiente para captar al mejor talento”, dijo a Infobae Andrea Ávila (EFE)
“Ninguno es lo suficientemente poderoso por sí mismo como para no depender de otros componentes; como sucedía hace mucho con el sueldo, cuando ofrecer mejores salarios que el mercado era suficiente para captar al mejor talento”, dijo a Infobae Andrea Ávila (EFE) (JUAN IGNACIO RONCORONI/)

Según Ávila, sigue creciendo el peso que tiene el ambiente laboral en los cinco principales factores o atributos del empleador ideal para los argentinos. “El año pasado la evolución de este factor nos sorprendió al igualar al histórico número uno, que es salario y beneficios. Y esa igualación ya es un dato muy relevante, porque el salario es un factor higiénico, es decir que tiene que estar sí o sí. Sin embargo, está clarísimo que es una condición necesaria pero no suficiente para atraer al talento”.

Desde hace unos cuantos años no hay un único factor de atracción para elegir un trabajo ideal (Ávila)

Según puntualizó la ejecutiva, este año el ambiente laboral se consolidó en el primer lugar -dos puntos por encima de salario y beneficios-, superando también a desarrollo profesional, seguridad laboral y equilibrio entre vida laboral y personal. “Los factores no monetarios vienen ganando terreno, año tras año, a la hora de evaluar qué hace que una empresa sea considerada por el talento un lugar atractivo para trabajar. Y esta es una tendencia que se da en todo el mundo”.

Pero más allá de los datos puntuales, enfatizó, es fundamental visualizar que actualmente estamos en un momento bisagra. De acuerdo con sus declaraciones, en esta pospandemia las organizaciones tienen que adecuar sus propuestas de valor al empleado; y trabajar en lo que transmite su marca empleadora y esencialmente en los arreglos de flexibilidad que van a ofrecer “para poder atraer y retener al talento”.

“Tras el paso del coronavirus, ya no somos los mismos y esa búsqueda de un mayor equilibrio entre el trabajo y la vida persona pesa cada vez más en las decisiones de carrera en busca de una mejor calidad de vida”, concluyó Ávila.

SEGUIR LEYENDO:

Más de la mitad de los argentinos considera que la situación económica del país es “muy mala”, según una encuesta

Crece la demanda de trabajo remoto para el exterior: qué carreras se buscan y cuánto se puede ganar desde Argentina

Cuál es la serie que recomienda el hombre más rico de la Argentina: “Todo emprendedor debería verla”

Botón volver arriba