Economía

Cuáles son las acciones de empresas farmacéuticas que se disparan en medio de la crisis financiera por la ilusión de una cura para el coronavirus

En medio del pánico financiero global algunos inversores decidieron animarse a tomar riesgo y a apostar por el futuro inmediato de empresas puntuales. Dentro de ese ínfimo grupo de acciones que gozaron de la confianza de los operadores, al menos de los más osados, se destacaron dos papeles: Gilead Sciences y Regeneron Pharmaceuticals. Las acciones de esas empresas se dispararon 18% y 21%, respectivamente, en el mismo plazo en el que el índice S&P 500 retrocedió 29%.

¿Cómo se explican las apuestas por estas dos acciones? Se trata de dos firmas que en las últimas semanas afirmaron estar cerca de encontrar, sino una cura, al menos herramientas que ayuden a combatir la pandemia de Covid-19.

Actualmente no hay vacunas ni tratamientos para la enfermedad respiratoria altamente contagiosa Covid-19, por lo que los pacientes sólo pueden recibir por ahora cuidados de apoyo.

En ese contexto, Gilead anunció el mes pasado estar llevando adelante dos estudios en fase avanzada para probar un medicamento llamado remdesivir en pacientes con casos severos y moderados de enfermedades causadas por el coronavirus.

Sin embargo, los inversores están siendo más prácticos que esperanzados. Lejos de cantar victoria contra la epidemia mundial, un informe de Piper Sandler que recomendaba invertir en la acción días atrás hablaba de trascendidos respecto de una eventual aprobación de la droga y ponderaba que la situación de emergencia es tal que “el listón de la eficacia durante la actual pandemia mundial es bajo”. Es decir, las barreras habitualmente exigentes para la salida al mercado de un medicamento se levantan con más facilidad en este contexto.

Los resultados de un ensayo sobre el remdesivir en China podrían llegar a principios del mes próximo, mientras que Gilead ha iniciado dos ensayos internacionales de la droga que anteriormente fracasó como posible tratamiento contra el Ébola. Y los Institutos Nacionales de Salud el mes pasado comenzaron a probarlo en pacientes en un ensayo en los Estados Unidos.

Pero el redemsivir es sólo uno de los medicamentos que hoy ilusionan a los inversores, castigados por el peor derrumbe del mercado en más de una década, con que van a acertar la inversión correcta que compense lo perdido.

Otra compañía, Regeneron Pharmaceuticals comenzó a desarrollar estudios con el kevzara, un antiinflamatorio que se ha usado para tratar la inflamación pulmonar causada por el Covid-19.

Otras empresas del sector, Eli Lilly and Co y Takeda Pharmaceutical, son otras empresas que avanzan con sus propios intentos de respuesta a la crisis sanitaria global, pero están en etapas iniciales de sus desarrollos y no reaccionan con subas similares a sus pares. Roche, con su propio antiinflamatorio, tampoco logra hasta ahora resistir al derrumbe del mercado.

Las apuestas de los inversores tienen sus riesgos. Los nombres de drogas que ilusionan con una cura que frene el pánico global llegan a los titulares con la misma velocidad con la que desaparecen. Sin ir más lejos, hace días investigadores chinos informaron que Kaletra, una combinación de drogas para el VIH vendida por AbbVie, no logró mejorar los resultados para los pacientes gravemente enfermos de Covid-19.

Las acciones de Gilead Sciences y Regeneron Pharmaceuticals suben 19% y 21% desde el 20 de febrero, día en que la pandemia empezó a golpear a los mercados de todo el mundo
Las acciones de Gilead Sciences y Regeneron Pharmaceuticals suben 19% y 21% desde el 20 de febrero, día en que la pandemia empezó a golpear a los mercados de todo el mundo (LUCAS JACKSON/)

Genéricos

El principal riesgo para quienes intentan acertar al invertir en la empresa que podría liberar al planeta de la pandemia que atemoriza a las poblaciones y frena a las economías de todo el mundo quizás no sea sólo un mal resultado en los estudios con pacientes.

A la par del desarrollo de drogas comerciales que podrían catapultar el valor de una farmacéutica, las investigaciones para buscar herramientas con las que combatir a la pandemia más allá del “aislamiento social” prescripto por médidos y gobiernos, muchos científicos mueven sus investigaciones en dirección medicamentos genéricos o de bajo costo.

Un ensayo sobre 1.500 personas, dirigido por la Universidad de Minnesota y reportado por Reuters, comenzó esta semana para ver si el tratamiento de la malaria con hidroxicloroquina puede prevenir o reducir la gravedad de Covid-19. Otros dos ensayos están estudiando el medicamento para la presión arterial losartan como posibles tratamiento para la enfermedad.

Un equipo francés dijo el martes que los resultados iniciales de un ensayo de 24 pacientes con hidroxicloroquina mostraron que el 25% de los pacientes a los que se les administró el fármaco seguían siendo portadores del coronavirus después de seis días, en comparación con el 90% de los pacientes a los que se les administró un placebo.

Aunque esperanzador, el estudio no arroja conclusiones claras y el medicamento no está recomendado todavía.

Pero lo interesante es que los investigadores calificaron al costo de las 1.500 dosis como “irrisorio”, algo muy distinto a la idea de que una sola empresa dé con la solución y dispare su precio en el mercado.

La misma universidad conduce dos ensayos con el losartán. Uno para medir si el medicamento para la hipertensión reduce el riesgo de falla de los órganos de los pacientes de Covid-19 que han sido hospitalizados, y otro para ver si el medicamento puede limitar la necesidad de hospitalizaciones.

Seguí leyendo:

El derrumbe de Wall Street por el coronavirus es el más rápido e intenso desde el Crack del ’29

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar