Espectáculo

Del General cantando “We Will Rock You” a Juan Gabriel haciendo una de Creedence: amor y odio por los discos tributo

La banda estadounidense de heavy metal Metallica durante un concierto en Lisboa. EFE/Tiago Petinga/Archivo (TIAGO PETINGA TIAGO PETINGA/)

¿Alguien se imaginaba a Juanes, St. Vincent o Miley Cyrus haciendo temas de Metallica? Si a los fans del grupo de California no se les había ocurrido, a los propios Lars Ulrich, James Hetfield, Kirk Hammett y Robert Trujillo les pareció una excelente idea. Por eso anunciaron el lanzamiento de la reedición especial de su disco negro sumado a uno de versiones lleno de nombres rimbombantes de los Estados Unidos y otras partes del mundo. The Metallica Blacklist es el nombre de este compilado que sale en septiembre y propone versiones de clásicos en canciones de lo más extrañas.

Antes de que los seguidores más radicales pongan el grito en el cielo vale decir que lo de Metallica es por una buena causa: las ganancias del disco tributo se dividirán entre organizaciones benéficas elegidas por el grupo y la fundación All Within My Hands. Desde 2019, la banda colabora con la Asociación Estadounidense de Colegios Comunitarios solventando un programa para ayudar a los estudiantes a capacitarse para ingresar al mercado laboral estadounidense. No caben dudas de que el fin justifica los medios, pero The Metallica Blacklist no deja de ser un disco raro.

El quinto álbum de estudio de Metallica, conocido por su tapa negra, salió a la venta en agosto de 1991 e incluye temas como “Nothing Else Matters”, “Enter Sandman” y “The Unforgiven”, que se convirtieron en favoritos incluso de aquellos que no eran fanáticos del grupo antes. Metallica ya tenía prestigio, pero con este disco se hicieron populares. Por eso se espera un éxito de ventas, aún en plena era del streaming y del formato digital (aunque estará disponible así también), de esta reedición en doble LP en vinilo, un CD estándar y 3 CD en edición extendida además de una caja de lujo de edición limitada. Sale en septiembre, pero ya se puede acceder a la preventa en línea.

Esta semana se conoció un adelanto de lo que será este compendio, con un video épico de la versión de Miley Cyrus de “Nothing Else Matters”, acompañada por Elton John, Chad Smith (baterista de Red Hot Chili Peppers), el músico de estudio WATT, el violonchelista Yo-Yo Ma y Robert Trujillo, bajista de Metallica. Es probable que esta canción sea la que más destaque, no solo por ser la primera que se conoce sino por los nombres que firman la versión. Será más difícil retener en la memoria a todo el resto, ya que hay muchas versiones de cada tema.

“Enter Sandman” tiene un cover de cada uno de estos artistas: Alessia Cara & The Warning, Mac DeMarco, Ghost, Juanes, Rina Sawayama y Weezer. “Sad but True”, por su lado, es interpretada por Sam Fender, Jason Isbell, Mexican Institute of Sound feat. La Perla & Gera MX, Royal Blood, St. Vincent, White Reaper 13 y YB, cada uno en diferentes tracks. En el caso de “Holier Than Thou”, hay versiones de Biffy Clyro, The Chats, OFF!, PUP, Corey Taylor. A “The Unforgiven” la hicieron Cage The Elephant, Vishal Dadlani, DIVINE y Shor Police todos juntos, Diet Cig, Flatbush Zombies feat. DJ Scratch, Ha*Ash, José Madero y Moses Sumney. La lista de “Wherever I May Roam”, arranca con un intérprete rarísimo, totalmente alejado del estilo, como es J Balvin, siguen con Chase & Status feat. BackRoad Gee, The Neptunes y Jon Pardi. SebastiAn hizo la fusión “Don’t Tread on Else Matters” y “Don’t Tread on Me”, la versionó Portugal. The Man y Volbeat.

“Through the Never” quedó para The HU y Tomi Owó, y la lista de los que hicieron “Nothing Else Matters” es enorme: además de Miley Cyrus (con WATT, Elton John, Yo-Yo Ma, Robert Trujillo y Chad Smith) la interpretaron Phoebe Bridgers, Dave Gahan, Mickey Guyton, Dermot Kennedy, Mon Laferte, Igor Levit, My Morning Jacket, PG Roxette, Darius Rucker, Chris Stapleton y TRESOR. “Of Wolf and Man” fue solamente para Goodnight, Texas; “The God That Failed”, para IDLES e Imelda May; “My Friend of Misery” para Cherry Glazerr, Izïa y Kamasi Washington. “The Struggle Within” la eligieron los particulares Rodrigo y Gabriela.

Los discos tributo suelen ser algo extraño, un experimento en el que se juega con el factor sorpresa y se anima a la exploración de los artistas. Algunos pueden llegar a ser exitosos, otros un chasco, pero rara vez pasan desapercibidos. En 1997, por ejemplo, con Cachorro López como productor, se lanzó Tributo a Queen: Los Grandes del Rock en Español. En ese álbum compartían cartel unos jóvenes Illya Kuryaki and the Valderramas con “Otro Muerde el Polvo” (“Another One Bites the Dust”), unos exquisitos Soda Stereo versionando “Algún Día” (“Some Day One Day”), los irreverentes Molotov haciendo “Rap, Soda y Bohemia” (“Bohemian Rhapsody”), los españoles de Ketama con “Cómo Librarme de Ti” (“I Want to Break Free”) y desde Panamá, El General con una polémica versión de “Nosotros Te Conmoveremos” (“We Will Rock You”) al que, para sorpresa de nadie, le agregó su “menea, menea”.

El disco Quiero Creedence, el homenaje latino a Creedence Clearwater Revival, tuvo un hit dentro de otro hit. El álbum tiene versiones de Enrique Bunbury, Andrés Calamaro, Enjambre, Los Enanitos Verdes, Juanes, El Tri, Los Lobos, pero el tema que más sobresalió fue el de Juan Gabriel. Icono de México y de la canción en castellano alrededor del mundo, el Divo de Juárez hizo una inolvidable versión de “Have You Ever Seen The Rain?” a la que renombró “Gracias al Sol”. El álbum salió en 2016 justo antes de que Juan Gabriel emprendiera una gira por los Estados Unidos: el ídolo cosechaba todo lo que había sembrado a los largo de su vasta carrera.

Fue en agosto de ese año, 2016, que el cantante falleció y dejó inconcluso un plan del propio líder de Creedence, John Fogerty, que tenía la idea de que cantaran juntos la canción del tributo. A través de un comunicado, el estadounidense expresó: “Mi corazón tiene un pesar y está muy triste porque Juan Gabriel falleció hoy. Juan es una leyenda en el mundo de la música latina y alguien a quien verdaderamente admiro. Ha escrito y grabado cientos de hermosas canciones y recientemente había grabado una maravillosa versión de mi canción ‘Have You Ever Seen The Rain’ que amo mucho”.

Entre los discos tributos más recordados, por el nivel de las bandas participantes está We’re a Happy Family: A Tribute to the Ramones, de 2003. El éxito de la convocatoria tuvo que ver directamente con que los músicos fueron elegidos por el mismo Johnny Ramone. De allí que la lista de bandas sea brillante: U2, Red Hot Chili Peppers, KISS, Garbage, Green Day, Eddie Vedder, Metallica, The Pretenders, Tom Waits y Rob Zombie, entre otros.

Un disco extraño de los latinos, pero que obtuvo buenas críticas e interesantes performances fue Outlandos d’Americas (1998), dedicado a The Police. No faltaron Gustavo Cerati, Plastilina Mosh, Lucybell y Maná. Uno de los mejores en castellano para una banda española fue Hechizo, Tributo a Héroes del Silencio de 2010 en el que participaron Andrés Calamaro, Ximena Sariñana, Ariel Rot, Pereza, Jaime Urrutia, Zoe, Catupecu Machu, Aterciopelados, Loquillo, Phil Manzanera y Raphael, entre otros. Y uno de los más grandes homenajes a un artista argentino fue y será Tributo a Sandro, un disco de rock. De ese trabajo quedaron temazos como “Tengo”, por Divididos; “Una muchacha y una guitarra”, por Bersuit Vergarabat y “Dame el fuego de tu amor”, por Attaque 77.

Muchas veces raros, incluso difíciles de digerir, los discos tributo pueden ser una buena oportunidad para redescubrir artistas olvidados, conocer a los nuevos y olvidar para siempre a esos que no le hacen justicia a canciones que deberían ser intocables.

SEGUÍ LEYENDO

Rob Halford, el hombre que cambió los paradigmas del heavy metal y se convirtió en un ejemplo del orgullo LGBT

Desacato a la autoridad, miles de fanáticos y un arresto viral: quién es Naim Darrechi, el tiktoker español que va contra todos

Botón volver arriba