Economía

Dólar libre y contado con liquidación, la nueva brecha: por qué el mercado cambiario no tiene un sólo día de paz

Argentina vive el tradicional aumento de la demanda de pesos de cada mes de diciembre

Una serie de factores idiosincráticos se combinaron para agregarle un condimento diferente al mercado cambiario argentino en las últimas semanas de este 2021. El tradicional aumento de la demanda de pesos de cada mes de diciembre, en gran parte por parte de empresas que deben pagar aguinaldos, un informe con noticias falsas que circuló en redes sociales y servicios de mensajería más los recuerdos traumáticos de confiscaciones pasadas generaron una anomalía entre los tipos de cambio paralelos.

Mientras que el dólar libre experimentó una leve baja en lo que va del mes y el dólar MEP, el dólar en blanco más representativo del mercado local y minorista, acompañó en el retroceso, el contado con liquidación batió récords históricos al dispararse por encima de los $220 por primera vez en la historia. Nació una nueva brecha que llegó a ser de $20 entre tipos de cambio paralelos (ahora es de 6 pesos).

Las empresas, ahorristas y operadores que recurren a esos tres mercados no están viendo una película diferente ni hay regulaciones nuevas del Gobierno que expliquen por qué esos mercados caminan hoy en direcciones opuestas. La anomalía se explica, más bien, por los distintos usos que tiene cada uno de esos mercados y el efecto que un pequeño rumor sin fundamento alguno puede tener si el frente cambiario es débil.

El jueves 25 de noviembre pasado, el Banco Central publicó una circular que forzaba a los bancos a deshacerse de dólares de su propia cartera. Una asesoría contable de la ciudad de Salta elaboró un informe en el que analizaba la circular y alertaba sobre un “corralito encubierto”. La versión, en formato PDF, circuló de celular a celular por WhastApp y Telegram, además de aparecer cientos de veces en publicaciones en redes sociales.

El lunes la entidad conducida por Miguel Pesce tuvo que comunicar que el análisis era errado. Que la normativa no incumbía en lo más mínimo a los depósitos de ahorristas. Pero ya era tarde: ese día salieron de los bancos USD 202 millones de cuentas bancarias. Y al día siguiente otros USD 198 millones más. Hasta el 6 de diciembre, último dato oficial, la salida acumuló USD 564 millones, aunque las salidas se moderaron: el último dato diario muestra una salida de apenas USD 10 millones.

“La fake news sobre que la disposición del BCRA afectaría los depositos privados claramente no ayudó” (Ruiz)

Más allá del dolor de cabeza logístico para los bancos que implicó la salida, aparentemente ya calmada, el movimiento no se compara con los más de USD 16.000 millones que salieron del sistema luego de las PASO 2019. Y tanto los bancos como el regulador tienen bien aprendida la lección de 2001: cerca 9 de cada 10 dólares están encajados y disponibles para eventuales retiros. Los bancos casi no prestan dólares, de manera tal de estar en condiciones de responder a cada corrida que se presenta.

Pero si bien los bancos superaron la prueba sin despeinarse, el movimiento tuvo su efecto en el mercado cambiario. Para operadores, buena parte de ese flujo causado por un simple PDF con información errónea salió del país. Y lo hizo a través del dólar cable, el mismo que se usa para contado con liquidación.

Martin Guzman y Miguel Pesce
Martín Guzmán y Miguel Pesce

El liqui pasó así de los $212 a los que cotizaba el 26 de noviembre a superar los $223 el 6 de diciembre, un nuevo récord histórico.

“Es una desconfianza generalizada hacia nuestra moneda. Hoy no podemos culpar a los fondos offshore porque ya fueron saliendo en los últimos vencimientos. Es retail con excedentes de pesos que eligen dolarizarse . Que la brecha con el MEP sea de 7% se justifica luego de los rumores que iban a utilizar los depósitos de los ahorristas. Tener los dólares en un banco local (encajados en el BCRA) no genera la misma seguridad que tenerlos en el extranjero para el ahorrista”, dijo un operador de una financiera local que asesoró a algunos de los que sacaron sus fondos del país.

“La fake news sobre que la disposición del BCRA afectaría los depósitos privados claramente no ayudó”, coincidió Tomás Ruiz de Cohen.

Mientras esa fuerza empujaba al contado con liquidación hacia arriba, factores estacionales empujaban hacia abajo a las otras cotizaciones paralelas.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

Como ya advertían informes y análisis de especialistas, si no se presentaba un factor distorsivo que empujara a las personas a correr al dólar, en la primera parte de diciembre lo esperable era que las cotizaciones paralelas se tomaran un respiro.

En esta parte del año hay que pagar aguinaldos, vencimientos impositivos y otros gastos extraordinarios. Eso hace que las empresas de todos los tamaños se deshagan de algunos dólares con los que manejan su capital de trabajo. Las que están en blanco, cambian dólares por pesos en el MEP. Las que están en negro, en el mercado informal. Y hay algunas que cambian en las dos.

Bienes Personales va a ser el último factor este mes. Se acerca la foto del 31 de diciembre y los dólares depositados en bancos están exentos del pago

Así, después de haber tocado los $206,50 el 11 de noviembre pasado, hoy el dólar libre se ofrece en la City a $196 por unidad. El MEP, por su parte, que había tocado un récord de $205,86 cotiza ahora apenas por encima de los $197 por dólar.

Los operadores sostienen que la anomalía va a durar poco. La salida de depósitos ya se calmó y, una vez pagados los aguinaldos, el dinero minorista tiende a sostener el valor del dólar libre y el MEP. Y, a la inversa, la llegada del último día del año promete empujar hacia abajo al contado con liquidación, hasta hacerlo encontrar con los otros precios paralelos.

“Bienes Personales va a ser el último factor este mes. Se acerca la foto del 31 de diciembre y los dólares depositados en bancos están exentos del pago. Eso suele hacer subir los depósitos justo antes del cierre del año. Y eso va a ser entrada de dólares vía contado con liquidación. Más oferta que va a tender a calmar al precio”, dijo el operador citado más arriba.

SEGUIR LEYENDO:

El FMI reconoció avances con el Gobierno: acordaron que se necesitan medidas para bajar la alta inflación, como bajar el déficit fiscal y subir las tasas

La Provincia de Buenos Aires oficializó el Pase Libre COVID-19: quiénes deben tramitarlo y para qué actividades será requerido

Así cayó el ex jefe de los Borrachos del Tablón durante la fiesta de River en el Monumental: ¿un infiltrado?

Botón volver arriba