Espectáculo

Dolly Irigoyen le contestó a los veganos que cuestionaron uno de los últimos desafíos de Masterchef Celebrity: “Los caracoles se cocinan vivos”

No es la primera vez que Masterchef Celebrity es cuestionado por grupos defensores de los derechos de los animales. Sin ir más lejos, hace un mes varios famosos entre los que se encontraban Marcela Kloosterboer, Cande Tinelli y Malena Pichot, salieron a respaldar una denuncia formulada por el movimiento artístico Voicot, que repudiaba la manera en que en el reality de Telefe se burlaban de los cortes de carne que colgaban del techo del mercado, que incluían una cabeza de chancho, y de un gato embalsamado que habían agregado como algo “gracioso” para que los participantes se sorprendieran cuando tuvieran que acudir al lugar a ciegas.

Lo cierto es que, lejos de modificar su actitud, la producción del ciclo de gastronomía conducido por Santiago del Moro fue por más. Y, la semana pasada, puso al aire un desafío en el que los concursantes tuvieron que cocinar caracoles vivos. Algo que a muchos de ellos les causó mucha impresión, pero que el jurado compuesto por Germán Martitegui, Damián Betular y Donato De Santis mostró como un hecho de lo más natural. Y que, obviamente, volvió a despertar las críticas de veganos y vegetarianos por la crueldad y el desprecio que demostraron hacia los seres de otras especies.

Así las cosas, entrevistada por Moskita Muerta y Nilda Sarli en Por si las moscas, por La Once Diez / Radio de la Ciudad, Dolly Irigoyen salió a bancar a sus colegas por hervir a los moluscos vivos. “El caracol se cocina así. ¿Viste que para Carmen (Barbieri) era una cosa recontra re común. Es una receta muy antigua. Antes, las abuelas juntaban los caracoles del jardín, los ponían en polenta cuatro o cinco días y, después, los hacían. Lo que pasa es que vos no veías que tiraban adentro de una olla un caracol vivo”, comenzó diciendo la cocinera a modo de justificación.

Y luego agregó: “Una langosta se tira viva al agua hirviendo y ahí muere. Yo soy muy respetuosa de los veganos, vegetarianos…Les cocino cuando los tengo como clientes. Pero a ver: ellos deben respetar también. Matar una vaca, también la matás. El tema es que se vio ahí. Pero era una comida popular en otros tiempos, es muy común en cualquier casa de un italiano…Y si vas a Francia, los caracoles están en todos los restaurantes. Los ves muertos, pero está la pincita especial, vienen gratinados con ajo, perejil, manteca. Y venden las latas del caracol para que lo hagas en tu casa”.

Finalmente, Dolly dejó en claro que a ella no le produce ningún remordimiento el hecho de tener conciencia del sufrimiento que lleva implícito el consumo de animales. “Siempre hay alguien que se ofende, como cuando Narda (Lepes) puso la cabeza de chancho. Pero en el interior del país se hace morcilla y se faenan chanchos en el invierno en todos lados. Que no lo vean, no quiere decir que no exista”, concluyó.

Cabe señalar que, en la gala en cuestión, Daniel Aráoz estuvo a punto de abandonar por su cuenta el certamen. “Yo estoy totalmente shockeado. No tengo ningún problema en pasar directamente a la gala de eliminación, pero es una prueba que me sobrepasa”, había dicho el actor al encontrase con la caja de acrílico en la caminaban los caracoles con los que debía preparar su plato.

SEGUIR LEYENDO:

Ricardo Darín se vacunó contra el coronavirus: “Da un poco de alivio, pero acá nadie se salva solo”

Internaron a Diego Brancatelli, a diez días de ser diagnosticado con coronavirus

La palabra de Guido Kaczka por el cambio de horario de su programa: “No estoy enojado, pero hay que pensar otro contenido”

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar