Economía

Dos auditores de la Argentina en el FMI se cruzarán en la elección del próximo presidente del BID

La asamblea de gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destituyó a su presidente, Mauricio Claver-Carone, después de que una investigación concluyera que mantuvo una relación íntima con una subalterna, quebrantando las normas de la institución. (GILLES CLARENNE/)

La relación entre la Argentina y el Fondo Monetario Internacional (FMI) “invadirá” la competencia para designar al nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en reemplazo de Mauricio Claver-Carone.

Esto se debe a que Chile sumó como candidato a ese codiciado puesto al ex ministro de Hacienda de Ricardo Lagos y Michelle Bachelet, Nicolás Eyzaguirre, quien se desempeñó como director del FMI para las Américas mientras Cristina Kirchner fue presidenta de la Argentina.

Según las agencias internacionales, el ministro de Hacienda de Chile, Mario Marcel, dijo que el gobierno conversó con otros países de América Latina y el Tesoro de Estados Unidos y que hay “cierto consenso” en buscar un candidato con perfil técnico, experiencia en organismos internacionales y en políticas públicas.

“Nicolás Eyzaguirre tiene experiencia en un amplio espectro de políticas públicas en Chile”, dijo Marcel, destacando además que durante cuatro años dirigió el Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo, período en el que “trató con todos los países de América Latina y de Norteamérica en relación a la conducción de sus políticas económicas”.

El ex ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre (REUTERS/Rodrigo Garrido/Archivo)
El ex ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre (REUTERS/Rodrigo Garrido/Archivo) (Rodrigo Garrido/)

“Nos sentimos muy contentos, orgullosos y confiados en presentar esta candidatura”, añadió. Eyzaguirre fue titular de Hacienda durante el gobierno del socialista Ricardo Lagos (2000-06) y más tarde fue ministro de Educación, Secretario General de la Presidencia y ministro de Hacienda en el segundo gobierno de la también socialista Michelle Bachelet (2014-18). Marcel dijo que a partir de ahora el gobierno de Gabriel Boric iniciaría una ronda de contactos en busca de apoyos regionales a la candidatura.

Sus problemas con la Argentina

A Eyzaguirre le tocó lidiar con la Argentina en una etapa de tensión bilateral, ya que el gobierno de Néstor Kirchner había saldado la deuda con el organismo en 2006 y luego, con la manipulación de la estadísticas públicas, comenzó a negarse a aceptar la revisión de las cuentas públicas anual que desarrollan todos los países bajo el Artículo IV del FMI entre 2007 y 2015.

Designado por el entonces director gerente Dominique Strauss-Kahn, Eyzaguirre intentó acercar posiciones con el ministro de Economía Amado Boudou, quien en la asamblea del Fondo en Turquía le prometió que la Argentina regularizaría esa situación, aunque luego Kirchner lo desautorizó y todo quedó en la nada. “Con la Argentina nunca nada está acordado hasta que no está firmado e implementado”, se quejaba en ese entonces este economista que estudió en Harvard, donde abandonó su credo socialista.

Quienes trabajaron con él lo definieron en diálogo con Infobae como “una persona agradable, pero poco tolerante a la mediocridad, suele enojarse bastante cuando escucha cosas reñidas con la lógica”.

Goldfajn, el candidato mimado

Enfrente estará como candidato el brasileño Ilan Goldfajn, ex presidente del Banco Central de su país y actual director del Departamento del Hemisferio Occidental, en uso de licencia por estar “de campaña electoral” para suceder a Claver Carone, quien fue desplazado del BID por un escándalo, luego de que el Tesoro de EEUU le retirara su apoyo.

Goldfajn, nacido en Haifa en 1966 y amigo de muchos economistas argentinos que también estudiaron en el MIT, encabezó el BC de Brasil entre 2016 y 2019 con Dilma Rousseff y Jair Bolsonaro; previamente fue economista Jefe y Socio de Itaú Unibanco, Socio fundador de Ciano Investimentos, y Socio y Economista en Gávea Investimentos. Fue alumno de Rudiger Dornbusch y profesor en varias casas de estudio.

Ilan Goldfajn, auditor del FMI
Ilan Goldfajn, auditor del FMI (Andre Coelho/)

Tranquilo pero jovial y habilidoso delantero amateur del fútbol, si bien vivió bastante en Río de Janeiro, es hincha del conocido club San Pablo. Un ex funcionario argentino que trabajó en el FMI afirmó que “técnicamente ambos preparados pero creo que Eyzaguirre es mejor comunicador”.

Goldfajn reemplazó al argentino-mexicano Alejandro Werner y comenzó este año a supervisar directamente el programa argentino firmado por el gobierno de Alberto Fernández en marzo pasado. Sin dejar de lado sus buenos modales, Goldfajn le manifestó en forma tajante al equipo económico la necesidad de que la Argentina baje la inflación con los instrumentos clásicos que utilizan casi todo el resto de los países.

La tercera candidata con aspiraciones es la ex secretaria general de la CEPAL, la mexicana Alicia Bárcena, quien fue promovida por el gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Cuestionada por legisladores republicanos en el Congreso de EEUU, durante su gestión en la CEPAL hizo silencio mientras el kirchnerismo se dedicaba a manipular los datos del Indec y, por pedido de Buenos Aires, le quitó toda la potencia a la oficina argentina del organismo, que, con economistas como Bernardo Kosacoff y Daniel Heymann, tenían una visión crítica sobre la política económica de Cristina Kirchner. Para congraciarse con el gobierno, colocó allí a Martín Abeles, ex funcionario de Cristina Kirchner y uno de los impulsores de la polémica resolución 125 contra el campo.

La ex secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CELAC), Alicia Bárcena.
La ex secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CELAC), Alicia Bárcena. (TWITTER @CEPAL_ONU/)

En tanto, la ex presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla se bajó de la carrera por la falta de apoyo de su país. De todos modos, en Washington no descartan que se sumen nuevos candidatos, porque el poder de cada país reside en postular a alguien para conseguir, como podría ocurrir con la Argentina, al menos una vicepresidencia. Una vez más, la resolución de esta competencia, que finalizará el 20 de este mes, dependerá básicamente de la voluntad del gobierno de EEUU, que tiene el 30% de los votos del directorio y que suele ser acompañado por los países donantes, como Japón, Canadá y los miembros de la Unión Europea, que suman otro 19 por ciento.

Entre los 26 países de América latina se reparten el restante 50%, con la Argentina y Brasil encabezando posiciones con el 11% cada uno y México con el 7 por ciento. Por el mal paso de Gustavo Béliz, quien por impulso del presidente Alberto Fernández intentó sin éxito competir contra Claver Carone y complicó la relación entre el BID y la Argentina, el Gobierno aspira a una potencial vicepresidencia del banco, aunque todavía no dio a conocer a su candidato para este premio consuelo.

Seguir leyendo:

Nuevo dólar para turistas extranjeros: habrá más oferta para el MEP y Massa apuesta a que se siga achicando la brecha cambiaria

Sube la nafta: YPF aumentó sus combustibles un 6% en promedio en todo el país

Cómo es y cuánto vale el increíble petit hotel tanguero que tiene 43 baños, muchos más que las habitaciones de sus 5 pisos

Botón volver arriba