Economía

El campo rechazó la política del Gobierno para combatir la inflación: “Un infantilismo que asombra”

Fernando Rivara, presidente de la Federación de Acopiadores.

El presidente de la Federación de Acopiadores, Fernando Rivara, criticó la política del Gobierno para combatir la inflación, y rechazó la intervención que se lleva adelante desde la Secretaría de Comercio Interior en el mercado de trigo. En las últimas horas sectores de la industria molinera anunciaron que no participarán del Fondo Estabilizador del precio del Trigo, que tiene como objetivo subsidiar la bolsa de harina con destino a las panaderías, y así bajar el precio del pan que se incrementó en los últimos tiempos.

“Suponer que se puede controlar la inflación interviniendo los mercados agrícolas es, como mínimo, un enorme y muy costoso error. El simplismo de mirar un precio de venta de un grano y compararlo con el precio de venta de años atrás sin observar el aumento de los costos entre uno y otro valor de venta, es de un infantilismo que asombra”, dijo el dirigente durante la inauguración del Congreso A todo Trigo que la entidad realiza hasta hoy en la ciudad de Mar del Plata.

A modo de ejemplo, Rivara citó que entre enero de 2021 y marzo de 2022, tanto el trigo como el pan a precios cuidados aumentaron un 80%. “Mucha gente deduciría que el pan aumenta porque aumentó el precio del trigo. Esta idea se instala fácilmente en la sociedad para que se culpe a los productores del mayor precio del pan. Nada más alejado de la realidad. En efecto, el 80% que aumentó el trigo significó $16 por kg, mientras que el incremento del 80% del precio del pan, con precios cuidados, fue de aproximadamente $120 por kg.

Y agregó: “Se necesitan 1,1 kg de trigo para hacer 1 kg de pan, solo $18 de los $120 que aumentó el pan se pueden atribuir a la suba del trigo, incluyendo los efectos de la invasión rusa. ¿Y los otros $102 cómo se explican? ¿A qué se debieron? Ahí los panaderos ya están pidiendo luz y gas subsidiados para no aumentar el pan, y en poco tiempo pedirán que el Estado se haga cargo del 60% de aumento salarial.

A todo esto, el titular de la Federación de Acopiadores dijo que los ejemplos que presentó “revelan el sin sentido de las medidas de intervención destinadas a desacoplar aún más los precios internos de los internacionales, para proteger la mesa de los argentinos”. Además rechazó la posición que tienen algunos integrantes del oficialismo de aumentar la presión impositiva para desacoplar los precios internacionales de granos del valor de los alimentos, mediante más retenciones al trigo que hoy alcanzan el 12%. “Es imprescindible que de las cosas del sector agropecuario hable gente que sepa: funcionarios de la cartera y periodistas especializados. Pedimos diseñar un nuevo enfoque de la política agropecuaria y que sea un compromiso de las fuerzas políticas mayoritarias”, señaló.

trigo
Julián Domínguez, ministro de Agricultura, durante su discurso en el Congreso A Todo Trigo.

Por otro lado, Fernando Rivara presentó los reclamos de la entidad que preside, entre los que se encuentran la eliminación del Art. 755 del Código Aduanero; Leyes de Fertilizantes, Semillas, de Buenas Prácticas Agrícolas, y de Fomento Agroindustrial; la Normalización dominial de acopios en terrenos ferroviarios, un seguro agrícola, la inserción internacional con desarrollo de exportaciones, reorganización impositiva en concordancia con países competidores. “Pero fundamentalmente necesitamos reglas de juego permanentes y estables. Y creemos que es absolutamente imprescindible reestructurar y bajar en términos reales el costo de la organización política en los tres poderes a nivel nacional, provincial y municipal”, agregó.

Oportunidades

Otro de los temas que formó del discurso del presidente de la Federación de Acopiadores fue el impacto en el mercado internacional de alimentos de la invasión de Rusia a Ucrania. Según dijo el dirigente, dicha situación revalorizó a los países proveedores de alimentos, y consideró que los diferentes gobiernos volvieron a poner en su radar la importancia de los alimentos, y que hay países que poseen tierras fértiles y productores capaces, están estimulando al máximo la siembra de granos. “Esto es lo que hace Brasil, camino a convertirse en la góndola de alimentos del mundo. Es lo que también hacen Uruguay, Paraguay, Bolivia, Australia, etc. Es que este camino lleva a una fabulosa generación de riqueza a los países que tienen la suerte de poseer tierra y productores”, expresó.

Por último, comentó que aquellos países que valorizan los alimentos conlleva un reconocimiento a quienes son los generadores primarios, porque la tierra sin gente de trabajo no es nada más que eso: tierra. Y resaltó que en los últimos 50 años, mientras la producción local agrícola-ganadera aumentó 6 veces, la de Brasil lo hizo 14 y sus exportaciones se multiplicaron por 70. “Los argentinos gastamos los últimos 50 años discutiendo. Discutimos cuál fue el peor Gobierno, discutimos cosas que en el mundo han sido superadas hace generaciones y, mientras discutimos sobre el pasado, seguimos en caída libre, haciendo las cosas a contramano de lo que hace el resto del mundo”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

Precios insólitos: un par de zapatillas vale lo mismo que un alquiler, una camisa igual que un salario mínimo

La inflación de abril fue de 6% y llegó al 58% en los últimos 12 meses, la cifra más alta en 30 años

¿Por qué aumenta tanto la ropa?: la industria textil salió a defenderse de subas de casi 70% en el último año

Botón volver arriba