Economía

El Covid-19 amenaza con llevar al colapso a Internet

El tráfico de internet registró un incremento de entre 25 y 50% promedio en todo el país en los dos primeros días desde la suspensión de clases y la promoción del teletrabajo frente al coronavirus, de acuerdo con datos de la cámara argentina de internet Cabase. Y podría crecer más.

Clases online, videollamadas con la familia, teletrabajo, otra película, el chat de amigos echando humo, la serie de turno, consultas y trámites, partida con la consola, tutorial de cocina, aluvión de memes en Twitter. En estos días de cuarentena Internet se ha convertido, más que nunca, en nuestro nexo con el mundo exterior y con nuestros seres queridos. Todo está en la Red. Todos estamos en la Red.

Este uso creciente de datos alrededor del mundo amenaza con colapsar la red. Ya durante el filo de esta semana comenzó a hacerse sentir el impacto con una internet más lenta que comenzó a poner los pelos de punto a millones de usuarios habidos de noticias y con crecientes necesidades de contactarse con el mundo exterior desde el creciente confinamiento.

El comportamiento habitual del tráfico de internet en el país llega a un pico diurno alrededor de las 16, para menguar en las horas siguientes y luego volver a subir con un otro pico nocturno, que siempre es el mayor de la jornada y se produce entre las 20 y las 24, según técnicos de Cabase.

Desde Telecom, señalaron que «en los primeros días -lunes y martes pasados- los valores de tráfico de la red móvil y fija se asemejan al tráfico de un fin de semana, con una leve variación del 7% aproximadamente».

También dijeron que «lo disruptivo es el cambio de tendencia sobre el uso de herramientas para Home Office».

Otro dato destacado fue el uso de Whatsapp, que el lunes y martes subió 62% respecto a otras jornadas similares.

El consumo de aplicaciones de video conferencia, según Telecom, subió 110%, y el tráfico en redes privadas virtuales (VPNs por su sigla en inglés) un 31%, lo que se relaciona directamente con la decisión de tener equipos de trabajo en modalidad remota.

Desde la suspensión de clases Telecom observó un incremento del 100% en los consumos de gaming, es decir de juegos como League of Legendes o Fortnite, respecto a un día normal.

También el consumo de datos en juegos ocasionales en consolas aumentó 144% mientras que el de series, películas u otro tipo de contenido por streaming marcó una suba del 20%.

Desde Movistar precisaron que «se observa un aumento del 10% del tráfico en las horas pico» en las conexiones fijas, mientras que «en la red móvil no vemos aumento de tráfico».

«Es razonable esperar que no crezca, porque al no desplazarse la gente, terminan usando mayor proporción de wifi», indicaron desde la empresa, quienes precisaron que «el tráfico promedio por usuarios ronda los 4GB».

La experiencia de otros países, como por ejemplo España, demostró que la situación de confinamiento social, elevó a más del 40% el consumo de internet, lo que derivó en la lentificación o directametne el corte de las conexiones.

En Argentina además de las redes privadas, la red federal de fibra óptica (refefo) de Arsat, se extiende de norte a sur, y lleva conexión de alta velocidad a todas las provincias.

A su vez, la red de puntos de Intercambio de Internet (en inglés IXP, Internet Exchange Points), tendida por Cabase, en asociación con gobiernos municipales, universidades, cooperativas, permite una mejora de la calidad de las conexiones en el interior del país.

  • Consejos para descomprimir la red

Entre las recomendaciones de uso responsable, las empresas incluyen «minimizar la calidad de las imágenes» que se envían, lo que significa cambiar la configuración y evitar que el dispositivo (sea un smartphone o un smartTV) transmita en 4K o en HD.

Según los técnicos, el video en línea «se come» el tráfico disponible y genera una «lentificación» para todos los otros servicios. Para aliviar el tráfico de datos, desde las empresas recomiendan usar líneas fijas para llamadas de voz, y volver al mensaje de texto en lugar del servicio de mensajería instantánea (como Whatsapp) porque este último usa internet.

Además de minimizar la calidad de las imágenes proponen «aprovechar las horas de menor congestión para realizar la descarga de contenidos» y «evitar el envío de materiales que no son de suma necesidad» y ponen como ejemplo los memes. También sugieren «evitar enviar archivos de mucho peso (comprimirlos en el caso de hacerlo) y priorizar la utilización las herramientas de almacenamiento compartido con links de uso común o aplicaciones que permitan el trabajo colaborativo on line». También ayuda desconectar los equipos que no se estén utilizando.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar