Espectáculo

El gesto de desagrado de Nicole Neumann cuando mencionaron un plato con carne: “Qué feíto”

Ferviente defensora del vegetarianismo y desde hace un tiempo también del veganismo, Nicole Nuemann no tiene reparos a la hora de demostrar su incomodidad cuando alguien cuenta que come algún plato hecho a base de carne, cosa que suele ocurrir a menudo en Los ochos escalones del millón, sobre todo desde que incorporaron el escalón “gastronomía” al juego.

“Facundo, ¿cuál de estos platos es un plato que por lo general se sirve frío? ¿Mollejas al verdeo o lengua a la vinagreta?”, preguntó Guido Kaczka al participante que respondió la opción B, de manera correcta. Entonces Iliana Calabró, que está reemplazando a Carmen Barbieri, no pudo evitar intervenir: “Qué rica, a Coca mi madre le encanta, no se consigue tanto, por ahí en los bodegones siempre encontrás”.

El conductor continuó con la pregunta siguiente, en este caso para Claudia. “¿Cuál de estos cortes de sushi tiene arroz? ¿Niguiri o sashimi?” y luego de que la concursante respondiera mal -la respuesta correcta era niguiri- Nicole explicó: “Es el que tiene el pescadito arriba”.

De inmediato, expresó su disconformidad: “No puedo dejar de pensar en comer lengua, me quede con la pregunta anterior, ¡qué feíto”. Ya con cara de resignación y luego de que las miradas de la ex de Fabián Cubero apuntaran hacia ella, Iliana respondió: “¡Perdón Nicole!”.

No es la primera vez que en el ciclo ella pasa un momento incómodo cuando se refieren a platos con carne. Hace un tiempo Carmen Barbieri hizo un comentario sobre las mollejas y contó que Fede Bal, que casualmente estaba como invitado, las preparaba muy bien y la modelo no pudo disimular su cara de disconformidad.

“Hay de corazón y de cuello, cogote… una es más blanda y la otra más dura. ¿No es cierto Fede?”, había comentado Carmen y él explicó: “Las dejo en limón un rato antes. Algo que le va a encantar a Nicole, perdón Nicole, pero a algunos nos gusta la carne”.

“Sí, escucho”, dijo ella un tanto seria y mirando hacia el frente. Como si quisiera justificarse ante su compañera, él dijo que trataba de comer cada vez menos. “Cierto, te habías hecho medio vegano, ¿qué pasó?”, lo retó ella, esta vez con una sonrisa. Entonces Bal contó: “Medio no, como de vez en en cuando, cuido la salud, bajé el consumo. Hay que comer un poco de carne y muchas verduras hacen bien”.

En otra ocasión había mantenido un ida y vuelta con Cármen luego de que Guido preguntara “¿con qué órgano animal se suele preparar el paté? ¿Riñón o hígado?”. “Yo hago un paté muy rico con el hígado de la gallina”, comentó la actriz y la modelo sumó: “Ay qué fuerte”.

“Si la gente supiera como se preparan esas cosas, qué partes del animal son… no se si seguirían comiendo tan convencidos”, supuso y la actriz retrucó: “Si comés carne y pollo lo comés”. “Si lo ves, no”, insistió Nicole creyendo que quien come paté no conoce su procedencia e irónicamente, Barbieri la invitó: “Yo trato de que no lo vean, lo sirvo a la mesa, vos no lo vas a comer”.

La primera semana del ciclo de El Trece, había ocurrido algo similar cuando la acreedora del millón fue Cecilia, una mujer de 55 años contó que tenía una pollería. Al escuchar de qué trabajaba la participante, la modelo solo atinó a decir “mmmm” como cuestionando su fuente de ingresos.

SEGUIR LEYENDO:

El hijo con nombre de motel, un carácter parco y las leyes que llevan su firma: el perfil de Robert De Niro

Comenzó a estudiar actuación por un amor adolescente y hoy filma con Robert De Niro: la historia de Gastón Cocchiarale

Botón volver arriba