Economía

El Gobierno avanza con controles a los movimientos económicos de las empresas: busca detectar prácticas anticompetitivas

El Gobierno investigará a empresas de productos de consumo masivo por prácticas anticompetitivas (Maximiliano Luna)

En medio de un contexto de alta inflación con proyecciones alcistas para los próximos meses, el Gobierno Nacional avanza con nuevas medidas para intentar controlar los precios, principalmente de los productos de consumo masivo, y promoverá la investigación de empresas por prácticas anticompetitivas.

A través de la Resolución 68/2022, publicada este martes en el Boletín Oficial, la Secretaría de Comercio instruyó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia a “adoptar las medidas que resulten pertinentes para iniciar investigaciones por presuntas prácticas anticompetitivas en los términos de la Ley N° 27.442 a aquellas empresas vinculadas con la producción y comercialización de productos de consumo masivo que hubieran aumentado precios durante el año 2022 como resultado de un abuso de su posición dominante en el mercado”.

Según explicaron en Comercio, a partir de monitoreos de precios habituales se detectaron “algunos movimientos y desajustes que hay que revisar” y el secretario Matías Tombolini le pidió a Defensa de la Competencia que abra una investigación. Se observan cuestiones de precios abusivos y posiciones dominantes. “Tenemos seguimiento de datos de determinados insumos que usan este tipo de empresas de consumo masivo y podemos detectar si hubo desfajases entre costos y precios. Eso estamos mirando”, aseguraron fuentes oficiales.

En este marco, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia tendrá que remitir a la Secretaría de Comercio “un informe detallado respecto a los avances de las investigaciones” en el plazo de 30 días “contado desde el dictado de la presente medida”.

El ministro de Economía Sergio Massa (REUTERS)
El ministro de Economía Sergio Massa (REUTERS) (MATIAS BAGLIETTO/)

El área a cargo de Tombolini señaló que según un informe elaborado por la Subsecretaría de Políticas para el Mercado Interno “hay empresas vinculadas con la producción y comercialización de productos de consumo masivo que en el transcurso del presente año han aumentado precios por encima de la inflación general y de otras variables que afectan a los costos de producción”.

“Las empresas que comercializan dichos productos podrían llegar a tener posición dominante en los mercados involucrados, y la fijación de precios de manera abusiva podría llegar a configurar una conducta anticompetitiva susceptible de sanción por parte de la Autoridad de Aplicación de la Ley N° 27.442″, advirtió el Gobierno.

“Tratándose de mercados vinculados con la producción y comercialización de alimentos, la lesión al interés económico general aparece como evidente tratándose de producción mayoritariamente nacional, sobre la base de materias primas nacionales y con condiciones naturales y de infraestructura para proveer alimentos a precios razonables considerando las variables generales de la economía argentina”, se explicó en los considerando de la resolución publicada esta madrugada en el Boletín Oficial.

En este sentido, la Secretaría de Comercio justificó su intervención haciendo hincapié en “las políticas públicas que el Estado Nacional viene implementando para fortalecer la economía a los fines de bajar gradualmente la inflación”, y remarcó que “se estima necesario instruir a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia” a avanzar con las investigaciones de las empresas.

Matías tombolini
Matías Tombolini

El Gobierno volvió a poner el foco sobre las empresas mientras prepara un acuerdo de precios de 4 meses de duración que regiría a partir de diciembre. A mediados de octubre las principales compañías de consumos masivo fueron convocadas por Tombolini para avanzar con un acuerdo de precios congelados de 1.500 productos.

Este lunes el ministro de Economía, Sergio Massa, adelantó que el acuerdo se enfocaría sobre alimentos, productos de higiene personal y del hogar, entre otros rubros. Y si bien no está cerrado aún, empezaría a regir en diciembre con la expectativa de que dure hasta marzo. El titular del Palacio de Hacienda espera “que la gente vaya al supermercado con cierta tranquilidad y seguridad”.

“Cuando tengamos el plan para anunciar, lo haremos. Queremos que el consumidor, buscando en tema de alimentos, higiene personal, hogar, tenga ciertas certezas en los productos de consumo masivo”, agregó Massa en diálogo con El Destape.

Ahora, las empresas esperan volver a ser llamadas para definir cuáles productos podrían formar parte del acuerdo.

Mientras tanto, las consultoras económicas ya estiman que la inflación de octubre estará en el orden del 6,8%, superior al 6,2% de septiembre.

Seguir leyendo:

Congelamiento de precios: el kirchnerismo necesita recuperar los ingresos de los argentinos para enfrentar la campaña 2023

Massa prepara un acuerdo de precios de 4 meses de duración que regiría a partir de diciembre

Precios Justos: el Gobierno quiere acordar una lista de 1.500 productos congelados, pero las empresas aún no fueron convocadas

Botón volver arriba