Espectáculo

El llanto de Mar Tarrés al reencontrarse con su abuela Olga en La Academia luego de un año sin verla: “No la reconocí”

El comienzo de ShowMatch (El Trece) de este miércoles fue atípico, sin estridencias: silencio en lugar de la música a tope y un tono casi confesional de Marcelo Tinelli en lugar de su latiguillo gritado. “Vamos a arrancar un programa diferente hoy. Este es mi camarín. Lo que pasa es que en el piso nadie sabe nada de esto y menos quien va a recibir la sorpresa: Mar Tarrés”, dijo el conductor. “Ella va a ver a su abuela, a quien no ve desde febrero de 2020″ y presentó a Olga. “Creo que le va a hacer gracia todo esto, porque ella es bien humorista”, dijo la señora entre risas.

Después, Tinelli le explicó tanto a Olga como a los televidentes que iba a montar una falsa publicidad para que la señora no tenga que irrumpir en el programa. “Voy a presentar el chivo de Villa del Mar: esta agua no existe, es sanata. Y usted se tiene que poner esta peluca, como si fuera la promotora”, contó el conductor. “La más ridícula”, apuntó la señora, pero estuvo de acuerdo.

Ya con el programa en marcha y tras la presentación de Mar Tarrés en el piso, ella comenzó a concentrarse y a alistarse para participar en el ritmo “disco”. Y ahí Tinelli le dio rienda suelta al falso PNT. Olga mostraba la botella a cámara mientras el conductor seguía con la “venta”. “Esperemos que estemos bien”, dijo Mar, ya lista para bailar y sin prestar atención a nada más. Tinelli miró cómplice a cámara y le dijo a la participante: “¿Querés un poco de agua?”. Recién ahí, Tarres notó la presencia de su abuela. Y se fundieron en un largo abrazo.

“Tiene 81 años y viene de Salta Capital”, describió Tinelli. “No la ve desde el comienzo de la pandemia, en el 2020. Nacida en Córdoba, descendiente de alemanes… no sabés la lucidez que tiene esa señora”, agregó el conductor, mientras las cámaras captaban la emoción del jurado de La Academia.

“No la reconocí, le pusiste una peluca”, dijo Mar entre lágrimas. “¿En dónde estuviste todo el día? ¿Quién te trajo?”, le preguntó. Y Olga, con el sentido común al 100%, dijo: “¡Me trajo el avión!”.

“Vos estabas acá en el programa, ya estabas para entrar y nosotros no podíamos traer a tu abuela acá. Yo la tuve que presentar y contar todo esto porque la gente no iba a entender nada, y presenté el programa desde mi camarín. Estuvo conmigo en el camarín”, le explicó Tinelli a Mar. “Ah, ¿estuviste en el camarín de Marcelo? ¡Qué atrevida!”, bromeó la participante.

Mar Tarrés y su abuela (Foto: Franco Fafasuli)

“No nos pudimos ver por la pandemia. Yo estaba en Córdoba, ella en Salta. Después me vine para Buenos Aires para cumplir un sueño. Te agradezco de corazón, no me lo imaginé nunca. Y cuando vi la promotora me pareció raro, porque siempre ponen chicas jovencitas. Y yo la miraba y no la reconocí, porque mi cabeza nunca se imaginó que la ibas a reconocer”, dijo Tarrés.

“Me dicen Cicco, por la Cicciolina”, reveló después Mar. Y la abuela dio las explicaciones correspondientes: “Claro, porque la Cicciolina era muy exuberante, una rubia hermosa. Y ella, cuando era chiquita, era una criatura hermosa, exuberante. Ella es mi Cicciolina de Tartagal”, dijo e incurrió en un comentario bastante típico de abuelas: “Cuando era chiquita, morfeteaba de una manera que nunca estaba llena”, dijo la señora. “Abuela, callate, no me hagas pasar vergüenza”, le devolvió Mar. Después le dio un beso y se fue bailar.

SEGUIR LEYENDO:

Cuál fue el mensaje que Mario Mazzone le dejó a sus hijas antes de morir: “Él ya se estaba despidiendo”

Candelaria Tinelli pidió dadores de sangre para su mamá luego de su desgarrador posteo

Juega la Selección y cambia la pantalla del sábado: qué pasará con los programas de Juana Viale y Andy Kusnetzoff

Botón volver arriba