Economía

El ministro Martín Guzmán se hace fuerte en el Banco Central al colocar a un hombre de confianza en el directorio

Diego Bastourre dejó de ser el secretario de Finanzas.

El comienzo de año llegó con cambios en el gabinete del Ministerio de Economía: el secretario de Finanzas, Diego Bastourre, ocupará un lugar en el directorio del Banco Central que preside Miguel Pesce, y le dejará su lugar en el Palacio de Hacienda a Mariano Sardi, hasta ahora subsecretario de Servicios Financieros de la secretaría de Finanzas.

Así lo indicaron a Infobae fuentes de la cartera que conduce Martín Guzmán, que agregaron que el secretario de Política Económica Haroldo Montagu será reemplazado por Fernando Morra, hasta hoy subsecretario de Programación Macroeconómica. “Los designados funcionarios ya formaban parte del actual equipo económico del ministro Guzmán y cuentan con una amplia experiencia y trayectoria académica y profesional”, comunicó el Ministerio de Economía.

Según confirmaron a Infobae desde Reconquista 266, la silla que quedará vacante en el Banco Central y que ocupará Bastourre será la de Carlos Hourbeigt, hombre de confianza del exministro de Economía Roberto Lavagna y que en su momento formó parte del Frente Renovador de Sergio Massa.

El desplazamiento de Hourbeigt puede leerse como un correlato de las duras críticas que el ex ministro había hecho a la gestión económica en los últimos días de 2020. En una carta pública, el ex candidato presidencial (en 2011 y 2019) y líder de Consenso Federal, Lavagna había cuestionado “las políticas populistas y de ajuste que, junto con la pandemia, llevaron a la actual situación socioeconómica, con altos índices de pobreza e indigencia”

Lavagna también había afirmado también que “la prioridad debe ser la creación de trabajo privado, salir del estancamiento priorizando la inversión privada y la búsqueda de productividad e incorporar a la mayoría que está hoy excluida a formas modernas de empleo”.

Hourbeigt fue uno de los funcionarios que el ala del Frente Renovador consiguió incluir en las segundas líneas de la gestión, junto con el actual director del Indec y ex diputado de ese bloque, Marco Lavagna.

Más allá de esa disputa de fondo, con este cambio de piezas, Guzmán tendrá en la mesa de decisiones del Banco Central a uno de sus funcionarios más cercanos, después de un año en que salieron a flote diferencias entre la conducción en el Ministerio de Economía y la autoridad monetaria.

Esa divergencia entre el Palacio de Hacienda y el BCRA lugar el 15 de septiembre pasado. Ese día, Guzmán presentó públicamente los lineamientos del Presupuesto 2021 que pensaba enviar al Congreso, y con el que esperaba instalar una agenda económica para este año.

Pero pocas horas después de ese mismo miércoles el anuncio del endurecimiento del cepo cambiario que hizo Pesce desde el BCRA provocó una escalada de las cotizaciones paralelas que llevaron al dólar blue, por ejemplo, a orillar los 200 pesos.

Pocas semanas después, Guzmán deslizó críticas a esa decisión de política cambiaria al anunciar medidas para contener el avance de la brecha. “Se ha observado que las regulaciones implementadas el 15 de septiembre han tendido a reducir la liquidez del mercado, ocasionando una volatilidad que resulta dañina para el proceso de formación de expectativas”, había cuestionado el ministro.

Diego Bastourre fue el encargado de la “normalización” del mercado de deuda en pesos durante 2020 tras el reperfilamiento de agosto de 2019, que había impactado en el mercado de capitales en moneda local. En ese lugar, el ahora ex secretario de Finanzas tuvo como misión recomponer tasas de interés en pesos que sean viables y -en el contexto de la pandemia y las tensiones cambiarias- conseguir refinanciamiento de los títulos públicos en el mercado doméstico.

A lo largo del año, la Secretaría de Finanzas consiguió financiamiento neto (descontando los vencimientos) de casi $390.000 millones, según explicó el propio Bastourre en un balance del año realizado en los últimos días de diciembre. El economista, que ya tuvo pasado como funcionario en el Banco Central, es cercano a Jorge Carrera, uno de los directores de la entidad monetaria.

Fernando Morra se desempeñaba hasta ahora como subsecretario de Programación Macroeconómica y representante alterno del Ministerio de Economía en el Banco Central, mientras que entre 2006 y 2019 ocupó distintos puestos técnicos en el Ministerio de Economía de la Nación, en el Banco Provincia y en el gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Sardi, por su parte, ocupaba hasta hoy el cargo de subsecretario de Servicios Financieros de la secretaría de Finanzas. Fue Jefe de Análisis Macroeconómico del Banco Central y se desempeñó en distintos cargos en esa entidad entre 2007 y 2019.

Noticia en desarrollo

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar