Espectáculo

El papelón más grande su vida, la locura que cometió por amor en plena pandemia y otros 37 hechos no tan recordados de Fernando Dente

Fernando Dente logró sanar su pasado y se encuentra en un momento pleno, entre las comedias musicales y el amor.

1. Nació el 7 de enero de 1990. Su mamá era abogada y fue panelista en el programa La mamá del año. Su papá era dueño de una gomería y luego se dedicó al rubro inmobiliario. Tiene un hermano periodista, Tomás, otro contador y otro tripulante de cabina.

2. De chico solía ser muy tranquilo. Tenía siete años cuando en la clase de catequesis preguntaron si conocían a algún santo y todos sus compañeros lo señalaron a él.

3. Aunque solía portarse bien, también podía enojarse. “Mi hermano más grande, Lucas una vez me estaba molestando mucho. Almorzábamos uno al frente del otro en la mesa cuando le arrojé un tenedor. Lo recuerdo como que le quedó clavado en la frente, pero es mentira porque no tiene ninguna marca aunque tengo construido eso en mi mente. Mis hermanos me hacían enojar mucho cuando era chico”.

Fernando Dente nunca dudó de su vocación, desde pequeño soñaba con ser actor. Sin embargo, cuando en su casa le preguntaban qué quería estudiar respondía “Marketing” para no plantear el asunto.
Fernando Dente nunca dudó de su vocación, desde pequeño soñaba con ser actor. Sin embargo, cuando en su casa le preguntaban qué quería estudiar respondía “Marketing” para no plantear el asunto.

4. De su infancia suele recordar como “persiguió” a Romina Ricci. “Ella salía con un chico más grande en un country donde mi familia tenía casa. Un fin de semana ella estaba con él y yo me la cruzaba en todos lados y la saludaba. Un desquiciado”.

5. A los 17 años, su mamá le reveló que su padre biológico no era el hombre que lo crio y le dio el apellido sino un sacerdote del colegio donde estudiaban sus hermanos mayores.

6. Al tiempo su mamá y su padre por adopción se enfermaron y fallecieron prematuramente.

7. Dente se tatuó en el pecho el número 17 porque a esa edad no solo supo ese secreto familiar, sino que también ganó el reality High School Músical que le permitió comenzar a trabajar en lo que amaba.

Fernando Dente
"Estoy en el living de mi casa en pleno show privado para mi mamá", contó a sus seguidores en Instagram Fernando Dente cuando compartió esta imagen @ferdente

8. A los doce años debutó en el teatro como el Mono Monigote en una obra que se llamaba El sueño del payaso Maravilla. El espectáculo se ofrecía en el teatro del Club Italiano del barrio de Caballito para las vacaciones de invierno. Le pagaban 30 pesos por semana, ganó 60. Además de actuar debía entregar volantes publicitando la obra en el shopping de la zona

9. “Al año siguiente hicimos una temporada en Mar del Plata que duró una función y tres cuartos. Suspendimos tres días porque no venía nadie hasta que al cuarto día fuimos a la Peatonal a regalar las entradas. La gente vino pensando que le cobraríamos y no, fue gratis”, rememora Dente.

10. Parecía que la obra podía ser un éxito, pero en la mitad de la función se prendió fuego un foco de luz de la sala, tuvieron que suspender todo y ahí sí decidieron levantar la temporada.

11. En el año 2007 con otros 20 chicos logró ser seleccionado entre 26 mil postulantes para el reality High Scholl Musical: la selección. Se impuso como el ganador del ciclo y logró el protagónico en la obra de Disney.

Fernando Dente
Agustina Vera y Fernando Dente se consagraron ganadores del reality show "High School Musical: La selección. "No servía que ganara uno si y el otro no. Teniamos que ser los dos o nada! Por suerte nos eligieron", escribió él en su IG (@ferdente)

12. Aunque ganó el ciclo dudaba de participar en el programa. Lo conversó en terapia y decidió anotarse. “Ma sí, me presento y hasta hacer la película no paro”, se dijo al inscribirse.

13. Luego de presentar High Scholl Musical, siguió con el musical Hairspray y luego Despertar de primavera.

14. En 2015 y 2019 fue parte de las ediciones de Bailando por un sueño. También estuvo en Tu cara me suena y hace días se consagró como el ganador de ¿Quién es la Máscara?

Fernando Dente con Macarena Rinaldi en Bailando por un Sueño, edición 2019 (Prensa laflia)
Fernando Dente con Macarena Rinaldi en Bailando por un Sueño, edición 2019 (Prensa laflia) (NEGRO_LUENGO/)

15. Sus comidas favoritas son las pastas y el sushi pero reconoce que “cualquier comida que prepare un chef me genera admiración, me fascina”.

16. Para vacacionar le encanta Orlando, pero también le gusta mucho España y la ciudad de Londres.

17. Entre sus defectos admite que es “un poco desordenado, un poco ansioso y soy un poquito mandón”. Entre sus cualidades destaca que le gusta hacer sentir bien al otro y pensar cosas que le puedan hacer bien.

"De los siete a los catorce hice equitación. Mi familia tenía una casa de descanso en un barrio cerrado y, tanto los fines de semana como los veranos –cuando nos instalábamos para pasar las vacaciones–, yo vivía arriba del caballo. Era mi gran pasión: cabalgaba, competía, saltaba…", contó Fernando Dente. Foto: Julio Ruiz/GENTE
"De los siete a los catorce hice equitación. Mi familia tenía una casa de descanso en un barrio cerrado y, tanto los fines de semana como los veranos –cuando nos instalábamos para pasar las vacaciones–, yo vivía arriba del caballo. Era mi gran pasión: cabalgaba, competía, saltaba…", contó Fernando Dente. Foto: Julio Ruiz/GENTE

18. Es un apasionado por la equitación. Su pasión surgió a los siete años porque en el barrio cerrado donde tenían la casa familiar existía un lugar hípico muy grande y su papá lo llevaba a andar a caballo. Su primera yegua se llamó Mascarita y después tuvo otra bautizada María.

19. Cuando por un crisis económica vendieron la casa del barrio cerrado intentó practicar equitación en la Ciudad de Buenos Aires. Pero lo que en el country pagaba 30 pesos, en Buenos Aires salía 180 pesos.

20. Con esfuerzo hizo un año de equitación. Hasta que encontró la escuela de Hugo Midón y la cuota salía 180 pesos, lo mismo que las clases de equitación. Tuvo que elegir una u otra y eligió el teatro

Fernando Dente afirma que de chico se enamoraba de chicas más grandes pero que solo lo veían como un hermanito, algo que lo hacía sufrir bastante.
Fernando Dente afirma que de chico se enamoraba de chicas más grandes pero que solo lo veían como un hermanito, algo que lo hacía sufrir bastante.

21. Lo más loco que hizo por amor fue caminar 35 cuadras en plena pandemia con una bolsa “supuestamente” de supermercado pero con todas sus cosas adentro para pasar 10 días en la casa de mi novio. Colocó unos rollos de papel higiénico que sobresalían por si lo paraba en la calle la policía.

22. “Cada vez que subo una foto con Nico besándonos, en una situación de cariño o intimidad sensual, pierdo mil seguidores. Y tengo que bancar una lista de comentarios con emoticones desagradables que significan vómito. Hay algo que no está ni cerca de la tolerancia y mucho menos de aceptar al otro”. (Soy, septiembre, 2021).

23. Su primera audición grande que fue para Hairspray. “Tuve que hacer una movida enorme porque tenía un contrato muy grande con Disney y ellos me debían autorizar. Llegué hasta el mismísimo presidente de la compañía para lograrlo. No solo me autorizaron sino que fueron muy amables con todo el proceso, pero me demando una energía enorme”, le contó a Infobae.

Fernando Dente
La mamá de Fernando Dente solía repetirle “Sé feliz que la felicidad no es un derecho, es un deber”. Esa frase lo marcó para siempre. @ferdente

24. Al empezar a hacerse conocido su pesadilla recurrente era que en el programa Intrusos dijeran que era gay. Estaba tan preocupado que llegó a tratarlo en terapia.

25. “Cuando salí del closet yo estaba haciendo una serie con Disney. Para mí todo el mundo sabía que era gay, después me sorprendí: no era así. Yo no quería que los chicos que me veía e intuían que soy gay creyeran que hay algo vergonzoso o malo en eso”. (Soy, septiembre, 2021).

26. “Yo no conocía a ningún actor que tuviera la carrera que yo quería tener que fuera abiertamente gay. Es verdad que uno no anda diciendo: “Yo soy heterosexual”, pero todavía no estamos en ese momento en que da lo mismo. Cuando conté que era gay fue porque entré a un proyecto de Disney y, como me iban a ver chicos chicos, no quería que lo asociaran a un tema tabú. Y me había cansado de contestar entrevistas de cómo era mi chica ideal y qué tenía que tener una chica para conquistarme cuando tenía 17 años. Ya era gracioso… Decía cualquier cosa. Creo que si buscamos debo haber dicho que sea un orangután…” (Infobae)

Fernando Dente
Fernando Dente y su novio, Nicolás Di Pace. "Él estaba en la versión pre pandémica de Kinky Boots y nos veníamos cruzando hasta que un día lo miré de otra manera. Y lo empecé a conocer y me morí.", le reveló Fernando Dente a Infobae. @ferdente

27. El papelón más grande de su vida ocurrió durante la final de High School Musical. Todos los finalistas se juntaron a ver el programa -que había sido grabado- en un discoteca. “Teníamos 17 años, ganadores, felices, ¡épico! Salgo con Delfi, Agus y Wally. Éramos los cuatro ganadores. Ya nos íbamos cuando veo a un grupo de chicos con unos trajes enormes y les digo a mis compañeros: “Ya vengo. Voy a saludar a los de Seguridad para agradecerles”. Me acerco canchero, muy confiado y les lanzo un “gracias por todo”. Ellos me miran, muy mala onda. Les doy un beso a los cuatro y vuelvo al grupo. Mis tres compañeros me miran como diciendo “¿Que hizo Fer?” y yo les respondí que ellos eran los maleducados por no haber saludado a los de seguridad. “Son los Pumas, Fer”, me contestan. Ahí me explican que eran los jugadores de rugby que habían salido campeones. Por suerte no se enojaron los muchachos”, recuerda todavía divertido con la confusión.

28. Filmó tres comerciales en el exterior. Para México protagonizó uno que en la Argentina provoca risas por su nombre: Conchas Tía Rosa. “Era un chico que salía de su casa, se subía a un micro y comía una concha Tía Rosa que es como una factura”, explica. Además actuó en una propaganda de una conocida marca de papas fritas para Estados Unidos y solo debía… comer papas fritas. Por último grabó en Colombia para una marca de yogurt que se llama Vainilla Uf y Frutilla Um. “Yo probaba uno y decía ‘ummmm’ y probaba otro y decia ‘uffff’ y me iba volviendo loco. Increíble ese comercial.

Entre los pendientes de Fernando Dente está terminar la escuela secundaria. Le falta quinto año.
Entre los pendientes de Fernando Dente está terminar la escuela secundaria. Le falta quinto año. ( /)

29. Su manía constante es que siempre entra al escenario, a los aviones y a todos lados con el pie derecho.

30. Mientras protagonizaba Hairspray, Ricardo Fort fue a ver la obra. “Año 2008, yo tenía 18. Un día vino un productor muy conocido de la noche y me dijo que me quería presentar a un amigo. Y vino el señor Ricardo Fort a ver la función contó Dente en No es tan tarde, el ciclo que conducía Germán Paoloski.

31. “Estaba con una amiga muy llamativa, no me acuerdo quién. Yo era muy naif y me insistían de ir a comer. Después me di cuenta de que la invitación era como para ver qué onda… y no pasó”, reveló el actor y contó que se arrepiente de no haber aceptado “Con lo que admiro a Ricardo Fort… me perdí de conocerlo, ¡aunque sea la cena, no lo que pasaba después!”.

Fernando Dente cuando puede le gusta ver series. Una de las últimas que vio es The game of thrones.
Fernando Dente cuando puede le gusta ver series. Una de las últimas que vio es The game of thrones.

32. Cierta vez casi incendia su casa. “Tenía cuatro años y era fanático del fuego y de las carteras de mi mamá. Un día mi mamá se había ido y yo me había quedado con Nuri, que era la señora que trabajaba en casa. Yo la seguía a todos lados, y mientras ella estaba limpiando el baño de la suite de mis papás me metí en el placard para ver las carteras y ¿qué descubro? Una cajita de fósforos”, relató en Los Mammones.

33. La anécdota siguió. “Empecé a prenderlos, a ver hasta dónde se consumían sin que me quemaran. A todo esto, Nuri había sacado las sábanas para lavarlas así que estaba el colchón de la cama solamente”.

34. “En una de esas, en una prendida de fósforos me quemé la mano, me asusté y solté la cajita y el fósforo prendido, que cayeron arriba del colchón. Se prendió fuego enseguida. Yo calladito, fui y me senté al lado de la puerta del baño, hasta que Nuri salió y me sacó rajando. Un desastre”, finalizó su narración.

Fernando Dente, por Tati Schapiro
Fernando Dente quería ayudar a que chicos y chicas pudieran desarrollar su vocación. Y logró cristalizarlo en el Instituto Argentino de Musicales. El proyecto al le que dio forma junto a su mentor, Ricky Pashkus, ya cuenta con tres sedes y 400 alumnos. (Gastón Taylor/)

35. Pepe Ochoa, el host digital de La Mesaza le preguntó “¿Cómo elegís los proyectos?” y la respuesta de Dente fue más que sorpresiva. “Para mí es la panza. Si me hace ruido la panza es que lo tengo que hacer. De hecho, a veces me hace ruido la panza con cosas que no querría hacer y ya sé que voy a terminar haciendo. Más de una vez me metí en proyectos que dije: “¿Por qué me mandás acá, panza… ¡Y bueno, es así!”.

36. En su camarín no falta un portarretrato con una foto de su mamá que le acercó una fan. “Yo no la tenía, no la registraba, no sé ni cómo la consiguió. Y me encantó: mi mamá me tiene a upa y me está mirando, hay como una cosa que siempre me generó una sensación muy linda. La empecé a llevar a todos mis camarines: cada vez que estoy en un camarín, la foto viene conmigo”, le contó a Camila Hadad en una nota para Infobae.

37. “¿Cómo fue el vínculo con su madre (fallecida en 2009)? “Una fusión insuperable…. Mi gran compañera. Empezamos juntos a estudiar: yo primer grado y ella abogacía. Se recibió en cuatro años y medio, con el mejor promedio. Era coqueta, encantadora. Entraba a un lugar y ya nadie podía ver otra cosa. Ella, que debió reinventarse tantas veces, construyó mi confianza, alimentó mi autoestima. Me decía: ‘Fer, sos el mejor’. Y a mí me daba pudor: ‘Ay, má…¿Qué decís?’. Animó mi camino. Me enseñó a desear fuerte, a decretar un destino. Por eso, perderla (falleció en 2009), fue desequilibrante. Durante mucho tiempo odiaba los estrenos, salía malhumorado. Nada de lo que me decían me alcanzaba. Todo halago me sonaba a mentira. Sentía que nadie entendería, como ella, cada uno de mis logros. Todo esto (su lanzamiento como cantante) hubiese sido tan lindo de compartir”. (Gente, junio, 2019).

Fernando Dente
"Papá era un tano escapado de la guerra, de esos dedicados al trabajo. Fundido y levantado tantas veces. Siempre ahí, metido en su gomería…", describió Fernando Dente a su padre. @ferdente

38. “Papá fue muy violento, con mamá, con mis hermanos… Pero conmigo era un sol. En algún lugar me despertaba ternura. Volvimos a tener vínculo poco antes de que mamá muriese. Insistía con que yo debía reunir a la familia. Ponía esa misión sobre mis espaldas. Mis hermanos ya eran grandes, no le daban mucha bola. Así que el único diálogo que manteníamos tenía que ver con ese pedido de “operativo regreso”. Cuando mamá se fue, ya no sabíamos sobre qué charlar: ¡y a mi me hacía feliz no hablar de ella! Podíamos comer en paz. No quedó otra que redescubrirnos. Durante muchos años había sido duro con mi vocación: ‘Sos alguien si vas a la Universidad’. Pero años más tarde me escribió una carta pidiéndome perdón por su falta de apoyo. Y cuando falleció (en 2014, por una falla cardíaca), en su departamento encontré muy bien guardadas cada una de las revistas en las que había alguna nota mía. Finalmente pude conectar con él. Entender su historia. Sanar. No quería quedarme con la imagen de un monstruo”. (Gente, junio, 2019).

39. “Lo que más disfruto de ser actor es la suerte de ser el centro de escena, en el sentido de tener la posibilidad que lo que uno dice, piensa o hace, sea visto por otros. Y con eso viene una responsabilidad muy grande: qué elegís contar y cómo elegís contarlo”. Infobae

Fer Dente asegura que se siente intérprete más que cantante o bailarín.
Fer Dente asegura que se siente intérprete más que cantante o bailarín. (AMariAAo-Ruggero/)

SEGUIR LEYENDO

Fer Dente: “Mi papá se murió sin saber que yo no era su hijo biológico”

Fernando Dente: “Hice terapia durante mucho tiempo porque es como una religión”

Cuatro mil artistas en busca de una oportunidad: cómo fue la mega audición que realizó Fer Dente en calle Corrientes

Botón volver arriba