Economía

En cuarentena, el Gobierno dialogó con los industriales y buscó destrabar problemas para garantizar el abastecimiento

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Industria, Ariel Schale, mantuvieron esta mañana una videoconferencia con los miembros del Comité de Crisis de la UIA

En el primer día de cuarentena obligatoria, donde la provisión de alimentos y de medicamentos resulta esencial, el Gobierno siguió bien de cerca la situación de las empresas para responder de forma rápida en el caso de cualquier inconveniente.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el secretario de Industria, Ariel Schale, mantuvieron esta mañana un encuentro por videoconferencia con algunos miembros de la UIA de estos dos sectores de quienes percibieron un “total compromiso” con la sociedad, en el marco del actual contexto, dominado por el avance del coronavirus en el país.

Durante la charla, a la que cada uno pudo acceder desde sus hogares en simultáneo, surgieron interrogantes y problemas que algunas firmas tuvieron para producir de forma normal, pero tanto desde el sector privado como desde el Gobierno coincidieron en que “las trabas se van resolviendo y que no están afectando el abastecimiento”.

Participaron de la videoconferencia el titular de la UIA y dueño de Aceitera General Deheza (AGD), Miguel Acevedo; el presidente de la Coordinadora de Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja; el vicepresidente de la UIA y directivo de Arcor, Adrián Kaufmann; el secretario de la central fabril y dueño del laboratorio Gador, Alberto Alvarez Saavedra; David Uriburu, del Grupo Techint; y el protesorero de la entidad y presidente de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (Uipba), Martín Rappalini. Todos miembros del Comité de Crisis creado en la institución.

El titular de la UIA, Miguel Acevedo, lideró la reunión hoy con el Gobierno por videoconferencia
El titular de la UIA, Miguel Acevedo, lideró la reunión hoy con el Gobierno por videoconferencia

Algunos de ellos plantearon problemas para transportar algunos insumos a sus plantas en otras provincias, en tanto que otros se preguntaban si las fábricas que le producen insumos a la industria alimenticia, pero no exclusivamente, están o no incluidos entre los que deben trabajar durante la cuarentena. Es el caso, por ejemplo, de las empresas Siderar y Aluar, que fabrican también para otras industrias y que además tienen un proceso de producción continuo y no pueden parar sus hornos. Del encuentro, quedó claro que como son proveedores del rubro alimenticio, deben estar funcionando normalmente, precisaron fuentes oficiales.

“Intercambiaron opiniones y todos se pusieron a disposición. Agradecieron el diálogo y se mostraron dispuestos para garantizar el abastecimento. Plantearon que no preveían problemas, salvo algunos inconvenientes menores que se van resolviendo. Desde el Gobierno se les dijo que hay una línea de contacto abierta de forma permanente para atacar cualquier problema que surja”, agregaron las fuentes.

En diálogo con este medio, Rappalini afirmó que la charla giró en torno a los inconvenientes que algunas empresas están percibiendo a pocas horas de decretada la cuarentena (cuestiones logísticas, traslado de personal, puertos, freno de camiones en las fronteras de algunas provincias y sindicatos que no quieren ir a trabajar) y también a la gravísima situación que afrontan los sectores “no esenciales”, que están completamente parados y que vienen registrando una fuerte caída en sus ventas desde los últimos días.

“Hay sectores que pararon a cero. Tengo varios casos en Unión Industrial de la Provincia de Buenos Airs de firmas que hace dos días que no abren caja. Rubros como el textil, el calzado, el metalúrgico, materiales para la construcción tuvieron caídas de ventas del 80% y están viendo que todos sus clientes no están vendiendo por lo que pueden tener problemas con los pagos próximamente”, aseguró el industrial, dueño de Cerámicas Alberdi.

La expectativa de los industriales es que no sólo estarán con actividad casi nula en marzo, sino también en abril, por lo que están gestionando ante el Gobierno medidas complementarias a las ya adoptadas con el objetivo de poder hacer frente al pago de sueldos, por ejemplo. “Son sectores que ya venían mal, estaban esperando para asomar la cabeza y ahora aparece el coronavirus”, agregó.

Seguí leyendo:

Qué comercios están abiertos en la cuarentena total: ¿funcionan las apps de delivery?

Los pagos de tarjetas y cuotas de préstamos de los próximos 10 días se postergan hasta al 1 de abril

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar