Economía

En medio de la ola de calor, el Gobierno habría decidido importar gasoil para evitar cortes de energía

REUTERS/Marcos Brindicci (MARCOS BRINDICCI/)

En medio de la ola de calor, el Gobierno habría tomado de la decisión de importar 150.000 metros cúbicos de gasoil para evitar cortes de energía eléctrica que perjudiquen a las industrias.

Así lo destacó el portal especializado Econojournal quien detalló que la operación estuvo a cargo de la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (Cammesa) y el gasoil importado debería arribar al país la semana próxima y estaría destinado a la generación eléctrica.

La decisión tiene como propósito recuperar el nivel de reserva de combustibles para las centrales eléctricas y, así, garantizar el abastecimiento, sin recurrir a cortes programados para grandes usuarios, como ocurrió entre 2013 y 2015.

La publicación destacó que Cammesa licitó el viernes último la adquisición de 150.000 metros cúbicos de gasoil. Infobae intentó comunicarse con Cammesa pero no obtuvo respuesta en tanto que desde la Secretaría de Energía tampoco hicieron comentarios a este medio.

En numerosas regiones del territorio nacional se aguardan temperaturas superiores a los 40 grados y, en consecuencia, se estima que el sistema de generación eléctrica opere a niveles máximos e, incluso, con nuevos récords de demanda

Los combustibles líquidos juegan un rol fundamental en una situación como la actual, dado que la oferta de gas natural está limitada por la ausencia de capacidad de transporte disponible desde la cuenca neuquina y la declinación de la producción en las cuencas Austral y Noroeste. A eso se suma que Bolivia tiene problemas para enviar más gas natural hacia la Argentina.

Corte Luz
Unos 6.100 usuarios continúan sin tener luz en una semana en la cual se aguardan temperaturas que llegarían a los 40 grados y, si bien se estima que el servicio se normalizará en las próximas horas, también existe el temor de que haya nuevos cortes (Maximiliano Luna)

Cabe destacar que en numerosas regiones del territorio nacional se aguardan temperaturas superiores a los 40 grados y, en consecuencia, se estima que el sistema de generación eléctrica opere a niveles máximos e, incluso, con nuevos récords de demanda.

Tal como indicó la publicación, como la oferta de gas natural está limitada por la ausencia de capacidad de transporte disponible desde la cuenca Neuquina –como consecuencia de que los gasoductos están saturados– y la merma de la producción en las cuencas Austral y Noroeste, sumado a los problemas de Bolivia para enviar más gas hacia la Argentina, los combustibles líquidos juegan un rol central para cubrir el pico de consumo en los días de mucho calor como los que se esperan para esta semana en todo el país.

Se estima que el 18 de enero llegue al país el gasoil importado y, según especialistas, por lo general las licitaciones se realizan con un lapso de entre 45 y 60 días de margen, por lo cual el escaso plazo para la entrega hace suponer que los precios serán más caros.

Se estima que el 18 de enero llegue al país el gasoil importado y, según especialistas, por lo general las licitaciones se realizan con un lapso de entre 45 y 60 días de margen, por lo cual el escaso plazo para la entrega hace suponer que los precios serán más caros

En esta operación inminente podrían participar solo tres compañías -Trafigura, Vitol y Glencore- que son las que disponen de capacidad de almacenaje instalado en la Argentina y suelen transportar derivados de combustibles en Paraguay y Bolivia.

En septiembre de 2021, Cammesa estimó que el consumo de gasoil de las centrales eléctricas treparía a 600.000 metros cúbicos este año, pero esa cifra podría superarse por la sequía de la cuenca del Paraná-Paraguay, el bajo nivel de reservas hídricas de la región del Comahue -en la Patagonia- y los inconvenientes para importar gas desde Bolivia.

Según indicó la Econojournal, Cammesa no importa habitualmente combustibles durante enero. Desde hace años la Ley de Presupuesto incluye un artículo que autoriza a la compañía eléctrica a comprar gasoil en el exterior sin pagar el correspondiente Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL).

En ese sentido, destacó que instrumentar ese esquema de exención lleva tiempo porque requiere la validación conjunta del Ministerio de Economía, AFIP y la Aduana. Y añadió que conseguir que autoridades de los tres organismos firmen el expediente de importación les demanda semanas a los directivos de Cammesa.

En tanto, destacó que Cammesa aún no cuenta con el aval tripartito para desgravar impositivamente la compra de gasoil. Y consideró que existe un agravante que es que no se haya aprobado el Presupuesto 2022 en el Congreso. De esta manera, consideró que lo más probable es que Cammesa deba pagar el ICL del gasoil que adjudique. Se trata de un impuesto que representa alrededor del 30 por ciento.

Cada cargamento de 50.000 metros cúbicos de gasoil cuesta unos USD 30 millones. Así, la imposibilidad de desgravar el ICL le terminará costando a Cammesa unos USD 30 millones más de los previstos si se adjudican los 150.000 metros cúbicos licitados.

SEGUIR LEYENDO:

Un ranking internacional volvió a colocar al sistema jubilatorio argentino entre los peores del mundo

Dólar 2022: por qué el BCRA estará obligado a devaluar al ritmo de la inflación

A cuenta de la suba de tasas, crecen rendimientos de los bonos de EEUU y se complica más el futuro de la Argentina

Botón volver arriba