Economía

En medio del pánico por el coronavirus, Wall Street se derrumbó un 10% y tuvo su peor jornada desde el crash de 1987

The Wall Street sign is pictured at the New York Stock exchange (NYSE) in the Manhattan borough of New York City, New York, U.S., March 9, 2020. REUTERS/Carlo Allegri (CARLO ALLEGRI/)

Wall Street volvió a experimentar una nueva jornada negra en medio del brote del coronavirus que afecta a los mercados del mundo y de la guerra por el precio del petróleo. Fue una jornada lapidaria: el índice Dow Jones cerró 2,352.60 puntos por debajo, o 10%, en 21,200.62 unidades y de esa manera registró su peor caída desde el lunes negro de 1987, cuando colapsó en más del 22 por ciento.

En tanto, el S&P 500 se desplomó un 9,51% a 2.480,64 y también tiene su peor día desde 1987, mientras que el Nasdaq finalizó con un retroceso del 9,43% a 7,201.80 puntos.

En el arranque de los negocios la operatoria en Nueva York debió ser suspendida por 15 minutos cuando el referente S&P 500 se hundía más de 7 por ciento. Estas suspensiones precautorias cuando el mercado se desploma se pueden reiterar si el S&P 500 llega a descalabrarse un 13 por ciento.

Se acentúan los temores sobre el coronavirus, y así es que Wall Street continúa respondiendo con pánico (Gustavo Ber)

Cabe recordar que el 19 de octubre de 1987 ocurrió uno de los peores días en la historia de Wall Street, cuando el promedio industrial Dow Jones se hundió 22,6 por ciento. En aquella jornada, las “ventas de pánico” se iniciaron mientras dos buques de guerra de Estados Unidos bombardeaban una plataforma de crudo de Irán en el Golfo Pérsico. Según expertos, en aquel momento los inversionistas comenzaron a sentir que la situación era muy similar a la de crisis de 1929, algo que finalmente no ocurrió.

En tanto, la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) anunció hoy que aumentará sus operaciones de financiación a más de $500 mil millones. Sin embargo, los mercados no se calmaron pese a que también ofrecerá más operaciones de recompra por un total de USD 1 billón el viernes. En ese marco, los inversores, esperaban medidas más agresivas, lo que llevó a movimientos históricos en los mercados estadounidenses.

 el índice Dow Jones cerró 2,352.60 puntos por debajo, o 10%, en 21,200.62 unidades y de esa manera registró su peor caída desde el lunes negro de 1987 (REUTERS/Bryan R Smith)
el índice Dow Jones cerró 2,352.60 puntos por debajo, o 10%, en 21,200.62 unidades y de esa manera registró su peor caída desde el lunes negro de 1987 (REUTERS/Bryan R Smith) (BRYAN R SMITH/)

“Se acentúan los temores sobre el coronavirus, y así es que Wall Street continúa respondiendo con pánico e ingresa en ´bear market´, ante lo cual los activos domésticos se ven arrastrados por el malhumor externo y las crecientes preocupaciones sobre la reestructuración de la deuda”, señaló el economista Gustavo Ber, del estudio homónimo.

En este contexto, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció la suspensión a viajes desde y hacia Europa por 30 días, con la excepción del Reino Unido e Irlanda.

El previsible impacto de esta medida sobre importantes sectores de la economía, como el turismo y las aerolíneas, detonó una nueva corriente bajista, con el índice VIX, que mide la volatilidad e incertidumbre financiera, con un salto de 46% en el día, para acomodarse en los 76 puntos (sobre un máximo de 100), no vistos desde la crisis “sub-prime” de 2008.

Tampoco convenció el anuncio de un programa del gobierno de EEUU para ofrecer préstamos a baja tasa para compañías afectadas por el coronavirus, que requiere un financiamiento de USD 50.000 millones que debe ser aprobado por el Congreso, y una prórroga fiscal sin intereses que aportará una liquidez de 200.000 millones de dólares.

Asimismo, las bolsas europeas, que habían abierto con fuertes caídas tras la decisión de EEUU de restringir los viajes desde Europa, cerraron con bajas superiores al 10%, después de anunciar el Banco Central Europeo (BCE) sus medidas para afrontar el impacto del coronavirus en la economía.

El petróleo continúa el descenso

Los precios del petróleo volvieron a bajar con fuerza al ampliarse las restricciones de viajes en todo el mundo y por la falta de acuerdo entre los países productores para recortar el volumen de crudo en el mercado.

El Brent, de referencia en Europa, bajó el 8,49 por ciento (32,75 dolares); el de Texas, referente en EE.UU, cae 6,45% (30,85 dolares). Y es que la suspensión por un mes de vuelos desde Europa a Estados Unidos significa una caída drástica del consumo de oro negro.

Seguí leyendo:

El dólar “contado con liquidación” se acercó a los 90 pesos en otro día turbulento para los mercados

La crisis de mercados impacta en Argentina: el Riesgo País superó los 3.200 puntos

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar