Economía

En Washington, el equipo económico dijo que “trabaja muy duro” para bajar la inflación

El viceministro de Economía Fernando Morra participó de una reunión en el FMI para discutir el problema global de la inflación

El Gobierno defendió su política económica para bajar la inflación y dijo que “trabaja muy duro” para conseguir una desaceleración del ritmo de suba de precios. Así lo afirmó el secretario de Política Económica Fernando Morra, mano derecha de Martín Guzmán en el gabinete del Palacio de Hacienda y que fue presentado como viceministro como un especialista en procesos de desinflación.

En una reunión multilateral organizada por el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional, Ilan Goldfajn, en el marco de la reunión de primavera del FMI y el Banco Mundial en Washington, el funcionario habló sobre la situación de la inflación argentina y el impacto del shock global de precios de los últimos meses por la guerra en Ucrania en los precios domésticos.

“Estamos trabajando muy duro y establecimos las condiciones para enfrentar el problema de la inflación, que hoy afecta a todo el mundo, en el mediano plazo. En el contexto del proceso inflacionario que tenemos, los pilares del programa económico que tienen que ver con la restauración de los equilibrios macro son muy importantes. El año pasado logramos reducir el déficit fiscal primario a más de la mitad, tuvimos un superávit comercial históricamente alto”, mencionó Morra en su discurso.

“Estamos trabajando muy duro y establecimos las condiciones para enfrentar el problema de la inflación en el mediano plazo. En el contexto del proceso inflacionario que tenemos, los pilares del programa económico que tienen que ver con la restauración de los equilibrios macro son muy importantes” (Morra)

“Necesitamos seguir en ese camino para enfrentar los problemas de inflación que hay en Argentina”, continuó el viceministro. “Hemos tenido una recuperación económica notable en el país. El año pasado crecimos un 10,3 por ciento. Estamos por encima de los niveles previos a la pandemia en cuanto a actividad y en el sector industrial estamos, incluso, por encima de eso”.

Por otra parte, reconoció: “Tenemos una reducción del desempleo, reducción de la pobreza, pero, como en otros países, la inflación ha sido más alta este año y, desde algún punto de vista, hay una diferencia entre Argentina y el resto de los países de América Latina”.

“Además de las terribles consecuencias humanitarias, la guerra en Ucrania implica nuevos desafíos para nuestras economías. El primer impacto es en el sector externo, depende principalmente de lo que importa y lo que exporta el país. Algunos países son exportadores netos de productos agrícolas, pero otros, como Argentina, importan algunas partes de la energía, o son importadores netos de energía”, afirmó el especialista en desinflación.

fernando morra washington
Fernando Morra ante empresarios en una reunión con el US Business Council

“El shock en los términos de intercambio es incierto. En nuestro caso hoy es marginalmente positivo, pero creemos que debemos pensar en cómo vamos a tratar este shock en el mediano plazo, y qué significa para los países latinoamericanos”, propuso. “Creemos que Latinoamérica puede garantizar seguridad alimentaria y energética a otras regiones del mundo”, apuntó.

Y mencionó un sector en el que la Argentina podría tener algún potencial exportador. “Sobre fertilizantes, Argentina tiene producción de nitrógeno, y estamos trabajando para duplicar eso. Tenemos recursos probados de potasio también, es muy importante también, porque algunos de los países de la región, como Brasil, son importadores netos”, anticipó.

“Estamos todos juntos en América Latina, esta es una oportunidad para trabajar juntos para aprovechar estas condiciones estratégicas que tenemos. También hemos estado trabajando con el gobierno de Bolivia y Brasil para reducir el costo que significa para el país el aumento de las materias primas energéticas, porque somos importadores netos de GNL”, dijo, en referencia a una serie de acuerdos bilaterales que cerró en las últimas semanas el Gobierno para asegurarse una cuota mayor de abastecimiento para los meses más fríos que implicarán una demanda mayor de energía para la industria y los usuarios residenciales.

“Tenemos una reducción del desempleo, reducción de la pobreza, pero, como en otros países, la inflación ha sido más alta este año y, desde algún punto de vista, hay una diferencia entre Argentina y el resto de los países de América Latina” (Morra)

“La pregunta más interesante es si la liquidez es demasiado alta o si está afectando la inflación, es decir, si la liquidez es la razón por la que vemos inflación hoy o, la pregunta más interesante, es cómo la distribuimos en todo el mundo. Necesitamos tener una mejor distribución de liquidez, y esa liquidez puede ayudar a países como los nuestros a tener una mejor inclusión, más crecimiento para todo el mundo, más seguridad alimentaria, y más seguridad energética para partes del mundo”, dijo Morra.

“No es necesariamente una discusión sobre tasas de interés. La mayoría de los países del mundo han aumentado la deuda, y tenemos un alto endeudamiento en la mayoría de los países del mundo, lo que afectará el crecimiento. Tenemos que pensar ¿qué vamos a hacer para tener más crecimiento? Debemos pensar en la distribución de liquidez en todo el mundo”, agregó el funcionario de Guzmán.

“En cuanto a la desigualdad global en un contexto de precios más altos de los alimentos, genera lógicas tensiones sociales, y estamos a las puertas de una crisis de distribución global. Necesitamos tomar acciones decididas para reorientar y usar el espacio fiscal que tenemos para proteger a los más vulnerables. Debemos tener mucho cuidado para no afectar la estabilidad fiscal a largo plazo, pero es hora de actuar de una manera muy focalizada y tenemos que pensar que serán medidas transitorias”, dijo Morra.

reunion ministros FMI martin guzman georgieva
La inflación fue uno de los temas centrales que atravesó la cumbre de primavera del FMI y el Banco Mundial

Por último, dijo que el problema de inflación global no se resolverá solo con aumentos de tasas de interés. “Por supuesto, la inflación internacional es un problema y se ha acelerado. Creo que el aumento de la tasa de interés va a ser difícil de trabajar, porque tenemos un shock de oferta y afectará principalmente la actividad económica, no solo en Latinoamérica, sino en todo el mundo”.

La inflación fue uno de los temas que atravesó la reunión de primavera del Fondo Monetario y el Banco Mundial. La propia directora gerente del FMI Kristalina Georgieva, al ser consultada sobre la situación argentina, dijo que “el gran riesgo es la inflación”. El informe de perspectivas económicas (WEO, según su sigla en inglés), del FMI prevé una reducción del crecimiento mundial.

Georgieva dijo que habrá “menos crecimiento y más inflación por la guerra, que generó la división política más fuerte que la de los últimos 75 años. Por lo tanto, el fin de la guerra tendrá el mejor efecto de ayudar a la recuperación de la economía global”.

“(La inflación) no es necesariamente una discusión sobre tasas de interés. La mayoría de los países del mundo han aumentado la deuda, y tenemos un alto endeudamiento en la mayoría de los países del mundo, lo que afectará el crecimiento” (Morra)

“Hay tres formas de controlar la inflación: ajustar la política monetaria de los bancos centrales; segundo, ante el creciente riesgo alimentario, hace falta una acción global; y, tercero, ante el aumento de la deuda por el aumento de las tasas de los bancos centrales, los gobiernos necesitan medidas para reforzar sus balances fiscales con medidas tributarias más equilibradas”, explicó.

En un debate con Christine Lagarde (Banco Central Europeo), Georgieva, Sri Mulyani, ministra de Finanzas de Indonesia, y Mia Amor Mottley, primera ministra de Barbados en el marco de la reunión en Washington, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell dijo que “Estados Unidos no sufre los efectos de la guerra en forma tan inmediata como Europa, pero sentiremos los efectos”.

Además, dijo que la economía norteamericana sigue fuerte y que el gran desafío es la inflación, volverla a ubicar en la meta de 2% anual. Dice que aspiran a lograr un soft landing y evitar una recesión, pero que “nadie en la Fed dijo que será fácil”. Es desafiante. “Es esencial recuperar la estabilidad de precios. Sin estabilidad de precios las economías no funcionan”.

SEGUIR LEYENDO:

La presión de Cristina Kirchner para aumentar el gasto despertó al dólar y se acelera aún más la inflación

Inflación sin freno: carnes, lácteos y panificados lideran las subas de abril y suman presión al índice general

Inflación insólita: el precio de una pizza grande aumentó 200% en dos años y ya es igual a la factura de luz de una familia tipo

Fuerte advertencia de Kristalina Georgieva sobre la Argentina: “El gran riesgo es la inflación”

Botón volver arriba