Economía

Fiat tuvo que suspender la producción de su fábrica por falta de insumos importados

La fábrica cordobesa de Stellantis

Por problemas con la importación de piezas que llegan del exterior para la fabricación de sus vehículos, Fiat tuvo que suspender la producción de su fábrica de Córdoba.

Así, la empresa del grupo Stellantis se suma a una larga lista de compañías que tiene que modificar –o directamente suspender– sus esquemas de producción en medio de la falta de dólares y de un nuevo esquema para tramitar las importaciones que el Gobierno anunció días atrás.

Según pudo saber Infobae, el primer turno de la planta cordobesa, donde la marca italiana fabrica el modelo Cronos, fue suspendido por completo hoy miércoles y el de la tarde estuvo casi por completo paralizado, apenas operativo con tareas específicas menores.

“Actualización de producción del miércoles 26/10″, dice un documento al que tuvo acceso este medio. “Primer turno: suspendido: Segundo turno: Unidad chapa, suspendida; Unidad pintura, suspendida; unidad montaje, de 14:18 a 23:36″.

martín zuppi
Martín Zuppi, presidente de Stellantis Argentina

Si bien la automotriz espera volver a la normalidad a partir de mañana, no tiene seguridad de que puedan resolver la situación en el corto plazo: depende de la llegada de piezas que llegaron al país, pero no fueron liberadas del puerto.

No es la primera vez que Fiat tuvo que reducir su ritmo de producción en las últimas semanas a la espera de la llegada de piezas, pero hoy, aseguran en Córdoba, fue el día de mayor parate.

Neumáticos

Días atrás, en medio del conflicto gremial que afectó a las fábricas locales de neumáticos, el presidente de Stellantis en el país (las empresa que engloba a Fiat, Jeep y Ram), Martín Zuppi, aseguró que la escasez era tal que estaban a 10 días de tener que parar la producción por completo.

En declaraciones a Radio Mitre, el ejecutivo automotriz se mostró “preocupado con lo que está pasando con los neumáticos y con todo lo que tiene que ver con el conflicto porque hay una cadena de valor completa que termina siendo afectada por este motivo”. Por esas horas, Ford tuvo que suspender dos turnos de su planta de Pacheco.

Stellantis FIAT Cronos
FIAT ya fabricó 250.000 Cronos en su planta de Ferreyra

“En particular las plantas o quienes producimos autos en el país contamos con dos o tres semanas de stock de neumáticos y hoy en día te diría que estamos prácticamente a 10 días de tener que parar”, dijo Zuppi.

Las declaraciones del uno de la empresa coincidieron con el anuncio de la fabricación del Cronos número 250.000 en su planta de Ferreyra. Se trata del modelo que la marca lanzó en el mercado local hace sólo cuatro años y que, según la marca, es el vehículo más vendido del país, con una participación de 10,8% y 26 meses consecutivos como el auto líder del mercado con más de 109.000 unidades patentadas desde su lanzamiento en el país.

En febrero del 2022, el sedán cordobés obtuvo una participación de 15,2% del total del mercado, la mejor marca de un modelo de Fiat desde 1993. En el mercado brasileño, el más importante de la región, el vehículo fabricado en Córdoba se encuentra en el podio de su segmento con una participación de 15,9%.

Ahora, las líneas de producción están paradas.

Sira por Simi

A mediados de octubre comenzó a funcionar el nuevo sistema de autorización de importaciones que reemplazó al esquema de SIMIs. Por el momento, algunos expedientes del viejo sistema que estaban ya aprobados “convivirán” con el Sistema Importador de la República Argentina (SIRA).

Se trata de un esquema que elaboraron AFIP, Aduana, el Banco Central y la Secretaría de Comercio, y con el que el Gobierno pretende dar más certidumbre al importador a cambio de un control más cercano sobre los trámites y los criterios de habilitación de divisas.

El nuevo sistema está basado en la creación de una “cuenta única de comercio exterior” en el Banco Central, un sistema de trazabilidad, fecha cierta de acreditación de dólares a los importadores, creación de “perfiles de riesgo” y un tablero de control con los que el gobierno pretende emprolijar la administración de importaciones.

Según detalló hoy este medio, el nuevo sistema generó reclamos por parte de los empresarios industriales porque no sólo ya no hay operaciones que tienen liberado el acceso al Mercado Libre de Cambios (MULC) de forma inmediata, sino que los plazos de pago de la gran mayoría de las firmas que solicitaron permisos para importar son a 180 días y a las pymes y algunas medianas empresas se les vuelve una odisea conseguir financiamiento, de proveedores o de bancos, para poder concretar la operación.

Seguir leyendo:

El Gobierno prepara un nuevo canje de bonos para despejar los últimos vencimientos de deuda de 2022

Aumenta la preocupación en el Gobierno por la sequía y se evalúan medidas para enfrentar la emergencia

El nuevo sistema de importaciones agravó los problemas para la industria y hubo reclamos desde la UIA

Botón volver arriba