Últimas Noticias

Furor por rompecabezas para adultos y juegos de mesa en cuarentena: se vendió tanto que se quedaron sin stock

Hay dos cambios de hábitos muy marcados por el encierro: la enorme mayoría lo aminoró cocinando o desarrollando la creatividad a través del uso muy recurrente de juegos lúdicos, en especial los de mesa y los puzzles de más de 500 piezas, destinados para los adultos.

Así lo revelan las estadísticas de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete. Consultados por minutouno.com, destacaron que las ventas de los rompecabezas durante el aislamiento obligatorio fueron las que mantuvieron con vida a las jugueterías, que sufrieron un desplome de las ventas promedio, hasta julio inclusive, a la vez de que sólo podían comercializar productos que tenían en stock, porque la fabricación en el AMBA, por ejemplo, estuvo prohibida hasta inicios del mes pasado.

«Si hubiéramos podido tener las fábricas abiertas un poquito antes, hubiéramos vendido más. Las jugueterías comercializaron todo su remanente de estos productos tanto argentinos como los importados. Vendieron todo el excedente de los artículos importados que dejó el año pasado, que fue dramático para el sector, con fuertes caídas de las ventas y cierre de fábricas de juguetes precisamente por la apertura indiscriminada de bienes del exterior», contó Emmanuel Poletto, presidente de la Cámara de la Industria del Juguete.

¿Qué juegos compró la gente? En el top 10 están los de fabricación nacional y entre ellos la mayoría de los rompecabezas y los juegos de mesa como el Dr. Eureka, que parten desde los $1150.

Le siguieron los juegos Carrera de Mente ($1690), DOBBLE ($1500), ¿Qué ves? ($799), Don Rastrillo y el UNO ($580) además de los clásicos como el Memotest ($599), el Ludo y el Juego de la Oca ($400).

«Rompimos stock mal», reveló una importante cadena de juguetes con presencia en todo el país al ser consultados sobre la demanda de rompecabezas y juegos de mesa durante la cuarentena.

Pero entretener a los niños en momentos donde no hay clases presenciales ni jardines maternales fue otro enorme desafío para los papás de la modernidad, que no suelen estar acostumbrados a estar tanto tiempo con sus hijos en el hogar. Así las cosas, los juegos para los más chicos también fueron demandados.

Los productos muy buscados – y que aún lo siguen siendo por la celebración del Día del Niño, son los bloques ($250 x 24 piezas), las masas de modelar ($219 pack x 3 potes) y los juguetes de primera infancia (0 a 3 años) como los encastres, sonajeros y otros que explican el 40% de la oferta de juguetes.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar