Economía

Gabriel Boric dijo que los planes sociales en la Argentina “distorsionan la economía”

El presidente de Chile, Gabriel Boric, habló de Argentina y recomendó no seguir sus pasos en materia de subsidios. En una entrevista con Radio Cooperativa, contó que su gobierno trabaja en un paquete de medidas en el marco del plan “Chile Apoya”, con el objetivo de fomentar la reactivación de la economía. Y puso como ejemplo el caso argentino.

“Tenemos que ser precisos, no podemos meter a todo en un mismo saco. Yo creo que cuando se cronifican las ayudas estatales, como ha pasado en algunos países hermanos, se termina distorsionando la economía; y eso le termina haciendo más daño a la población”, comenzó.

Y siguió: “Yo fui hace poco a nuestro país hermano de Argentina, en donde los sueldos del sector regulado habían subido en un 74% el último mes. Ustedes dirán: ‘¡Qué bueno!’. Pero la inflación es de 70%, y el nivel de informalidad es cerca de dos tercios. Entonces, si nosotros no somos responsables hoy día, en donde se entregaron ayudas universales, se llevaron adelante políticas de retiro, pero hay un momento en que hay que parar en eso”.

Luego afirmó: “Lo que tenemos que hacer es fortalecer el empleo, apuntar hacia cambios estructurales en el modelo de desarrollo, tenemos que apoyar por cierto a la clase media, y a quienes más lo necesitan, mediante, por ejemplo, la canasta básica protegida, o mediante subsidios específicos focalizados a los sectores productivos que se han quedado atrás, como por ejemplo el mundo del turismo. Mejorar, lo conversábamos con las pymes, leyes como por ejemplo la de pago a 30 días o de insolvencia, para que las pymes puedan tener mayor participación en el mercado”.

Gabriel Boric junto a Alberto Fernández en la Casa Rosada el mes pasado (REUTERS/Mariana Nedelcu) (MARIANA NEDELCU/)

“¿Ustedes sabían que las pymes tienen solamente un 13% de participación en el mercado siendo que son cerca del 50% del empleo en Chile?“, preguntó; a lo que continuó: “Acá hay medidas estructurales que tomar mientras tenemos una agenda de corto plazo como el sueldo mínimo, canasta básica protegida, contención de precios de los combustibles… No me digan que no se está haciendo nada”, concluyó.

En otro orden, Boric, quien vive uno de los momentos políticos más difíciles desde que asumiera el mando hace dos meses, se traslada este miércoles a su región natal de Magallanes en su segundo viaje oficial al interior del país tras la visita que en abril realizó al norte.

Boric se desplaza a un “territorio amigo”, al que representó durante dos periodos como diputado nacional y donde obtuvo más del 60 % de los votos en el ballotage de diciembre, en el que derrotó a José Antonio Kast.

Diversas encuestas apuntan hacia un agudo descenso en la aprobación del joven jefe del Estado, al que apenas se ha dado tiempo para asentarse en La Moneda y que ha tenido, como él mismo dijo, un despegue “turbulento” en las primeras semanas, marcadas por errores de figuras ministeriales y movilizaciones del gremio de transportistas.

A la incertidumbre de una parte de la población se han sumado el ruido y la controversia en torno a la Convención Constituyente que escribe una nueva Carta Magna -uno de los hitos de su mandato- y la tendencia negativa de la economía mundial, arrastrada por la invasión rusa a Ucrania y el alza de la inflación tras años de pandemia, que ha espoleado la impaciencia de muchos sectores.

SEGUIR LEYENDO:

La aprobación de Gabriel Boric volvió a caer y el rechazo a la nueva Constitución supera el 40%

Gabriel Boric reclamó ‘’sentido de urgencia’' a sus ministros y dio por concluido el período de instalación de su gobierno

Botón volver arriba