Espectáculo

Guillermo Andino debuta con su nuevo magazine: “Este cambio es un volver a vivir”

Guillermo Andino adelanta el estreno de “Informados De Todo” (Infobae)

Entrevistar a un periodista es como jugar al truco mostrando las cartas: el entrevistado sabe qué es lo que busca su interlocutor y hacia dónde lo quiere llevar. El instinto más básico no falla en estas ocasiones, simplemente hay que tomar ciertos recaudos, como utilizar el naipe en el momento adecuado y evitar cantar falta envido y truco en la primera mano. Más aún teniendo en cuenta que quien se encuentra del otro lado de la mesa lleva más de tres décadas en los medios y es uno de los rostros más reconocidos en el mundo de las noticias.

Guillermo Andino vuelve a la televisión después de su despedida del noticiero de América en diciembre pasado, ciclo que condujo durante 16 años de manera ininterrumpida. El regreso será al frente del programa Informados de todo, por la misma emisora, que irá de 11 a 13.30 y debutará el lunes próximo. Se trata de un magazine, formato que el periodista conoce de etapas anteriores como Siempre listos (El Trece) o Va por vos, para vos (América). Pero no deja de ser un desafío, tras tantos años de trabajo en el mismo programa junto a Mónica Gutiérrez.

“Tal como dice el nombre, IDT, Informados De Todo, va a tener el objetivo de informar con análisis y rigurosidad, y hacer una apreciación global de todo lo que está pasando. Esto que es tan inherente a mi vida. El 6 de abril cumplo 33 años con la profesión y la televisión, la mayoría de ellos dedicados precisamente al tema de la información”, cuenta Andino a Teleshow.

Guillermo Andino junto al equipo que lo acompañará en "Informados de Todo" (Crédito: MSouto – AmericaTV)

Estará acompañado por Débora Plager y Pía Shaw -ambas vienen de trabajar juntos en Involucrados, el programa que le deja el lugar al nuevo ciclo de Andino-; Mariano Yezze, quien se encargará de los temas de actualidad y acompaña al periodista hace más de 20 años; Mercedes Mendoza, quien viene de trabajar en C5N; Mai Pistiner, encargada de todo lo relacionado a redes sociales; Nora Briozzo, histórica locutora del canal; y Fabián Rubino y Stella Maris Campos, cronistas del ciclo encargados de los móviles en vivo.

Entusiasmado, Andino manifiesta sus sensaciones previo al debut: “Haber aceptado este cambio es una oportunidad, como un volver a vivir. Estoy agradecido al canal porque me interesa el formato, lo conozco y tengo ganas de caminar un poco más el estudio. Estoy agradecido con todo lo que me dio el noticiero, pero podemos saltar el perímetro y tomarnos más tiempo para debatir y polemizar sobre más temas. El eje es la información. Si el día de mañana nos tenemos que dar un gustito y viene alguien a enseñarnos a bailar salsa o tango lo vamos a hacer, como cualquier otra cosa que tenga que ver con la vida misma. Pero no vamos a salirnos de la rigurosidad que tiene la noticia y todo lo que nos pasa en la Argentina. Sobra el material”.

El periodista, en la presentación de su nuevo magazine (Crédito: MSouto - América TV)
El periodista, en la presentación de su nuevo magazine (Crédito: MSouto – América TV)

“Me gusta el formato más descontracturado. Vuelve a ser un desafío para mí. No soy una persona estructurada… A veces el noticiero implica que uno tiene que guardar ciertas formas que son tradicionales, de las cuales hubo un punto de inflexión que fue terminando con eso. Lo arrancó mi viejo, cuyo camino intenté seguir”, recuerda.

Ramón Andino fue una de las figuras más destacadas del periodismo argentino. Trabajó en los diarios La Razón y Clarín y la revista Mundo Deportivo, entre otros medios. En televisión debutó en Canal 7 y luego llegó al programa Pinky y la noticia, por Canal 13, hasta que su carrera dio un salto con la conducción del noticiero Realidad (también por Canal 13). Fue durante una emisión del clásico ciclo, en marzo de 1987, cuando se descompuso frente a las cámaras y murió por un infarto de miocardio.

—Mi viejo falleció mientras hacía el programa, vaya símbolo para esta profesión. Le dio un símbolo coloquial que muchos empezaron a adoptar, incluido yo. Por eso los formatos magazine también internalizaron el hecho de poder hacer noticias y hoy, sin ser noticiero, podés darte el lujo de informarle a la gente desde otro costado, hasta desde otra indumentaria. Pero siempre con un objetivo: mantener la seriedad, la objetividad, las formas, las fuentes y respetando al televidente, que es lo más importante.

El recuerdo de Guillermo Andino de su padre, Ramón (Infobae)

—¿Qué te diría tu viejo si estuviese acá?

—Siempre me lo imaginé… Se han escrito libros de “qué hubiese pasado si”, diálogos, se han inventado historias que alguna vez se encontraron Lennon y McCartney para ver si podían volver Los Beatles… Creo que mi viejo me diría “seguí, vas bien por ahí, estás bien”. Él era para mí la palabra santa, aquella a la que yo le tenía plena confianza y la que describía -con su forma de expresarse tan simpática y coloquial- lo que significaba esta profesión y cuáles eran los principales atributos que tiene la misma.

—¿Por él seguiste esta profesión?

—Más que por herencia, seguí este camino porque en mi casa se respiraba el periodismo. Teniendo siete, ocho años, en una época en la que no había redes, venían a casa los diarios de papel. Además de ser conocido por la televisión, a mi viejo le gustaba mucho la gráfica y me chocaba con los diarios en casa. Además, soy un humanista puro, no podría haber seguido otro camino. Su muerte me llevó a la oportunidad que me dio Canal 13 hace más de tres décadas (de conducir su noticiero). Yo amo esta profesión y creo que él estaría muy contento con esta carrera que pude forjar. Me parece increíble, porque él estuvo en la tele, entre que fue productor y en cámara, 10 o 12 años. Y yo llevo 33, tres veces más. Cuando él se fue parecía una persona grande y yo ya tengo dos años más, 52.

—¿Qué cosas adoptaste de él?

—Hay cosas que me salen que la gente me hace notar y debe ser porque soy su hijo, a pesar de que compartí nada más que 19 años con él, como los gestos y las formas de hablar que uno trae consigo. Respecto a lo que me enseñó, en todos los sentidos de la vida era muy pedagógico: el amor por el trabajo, no responder a las tentaciones, buscar la objetividad… Me acuerdo que él hablaba de las fuentes, de no quedarse con una sola voz, que la televisión sea un medio entre aquel que tiene una necesidad y aquel que pueda aportar algo. Tengo el recuerdo vivo de cientos de cartas que llegaban para que las leyera y él las leía todas con su productora. Mi viejo tenía un pensamiento muy de vanguardia y muchos de los temas que se debaten, como la igualdad de género, los tenía naturalizados. Por eso para mí no es algo nuevo. Además, soy de esa generación intermedia, que tuve la oportunidad de tener a ese viejo adelantado y también a mis hijos, que permanentemente me están enseñando y que hoy naturalizamos muchas cuestiones. En este contexto humanístico de palabras y comunicación me siento afortunado de haber tenido a ese papá y a mis hijos que me enseñan todos los días.

El equipo comandado por Andino, ultimando detalles de cara al debut (Crédito: MSouto - América TV)
El equipo comandado por Andino, ultimando detalles de cara al debut (Crédito: MSouto – América TV)

—¿La vas a extrañar a Mónica Gutiérrez después de tantos años de trabajo juntos?

—Ella es mi amiga, estamos comunicados permanentemente. Te diría que somos familia. Nuestros hijos son amigos. Digo que Mónica es mi hermana mayor y ha sido mi maestra en el mundo del periodismo. No todo el mundo te abre las puertas y te da un espacio. Pero después del primer noticiero que hicimos en 2004, cuando volví al área de noticias, enseguida sentí que iba a tener una compañera, no solo de una capacidad intelectual enorme, sino también alguien con quien iba a poder aprender. Y así fue. Es al día de hoy que antes de empezar nos WhatsAppeamos y nos decimos “mirame”, o después “qué te pareció”. Eso por suerte no se va a perder nunca.

—En estos tiempos de redes sociales, ¿cómo se hace para llevar a cabo un buen programa periodístico?

—Me parece que tenemos que hablar el idioma de la gente y bajar los temas a la tierra. Hoy se habla mucho de economía y el bolsillo, entonces utilizar la terminología que la gente pueda comprender. También hablar con seriedad, no tener una sola campana, analizar con gente que piense distinto. Ser también un programa de servicios es fundamental: la gente necesita encontrar en la televisión una guía que te pueda ayudar a cómo estirar el sueldo, a cómo combatir el coronavirus, el dengue o lo que sea. En la Argentina, en los últimos ciclos se va de chubasco en chubasco. Podemos hablar del 2001 o el ‘89, siempre se da una recurrencia de temas que te la hace ver el archivo. Ponés un programa en blanco y negro de Polémica en el Bar y van a estar hablando de la inflación, de cuándo vamos a salir adelante… Quizás se ha reforzado como tema, y va a estar presente en el programa, la inseguridad.

Andino junto a Liliana Parodi, gerenta de contenidos de América (Crédito: MSouto - América TV)
Andino junto a Liliana Parodi, gerenta de contenidos de América (Crédito: MSouto – América TV)

—¿Te importa el rating?

—Nos importa a todos. Lo que pasa es que se ha puesto un poco en tela de juicio la forma en que se mide y se muestra. Es una pelea que da el canal también, y a la que nos hemos sumado. Pero desde luego que nos importa, porque en definitiva las agencias usan como criterio para no estar en un programa o no esa planilla. Que ya ni es una planilla, porque es el minuto a minuto, y lo tenés al productor por la cucaracha que te dice “estás en tanto”. Pero creo que en ese sentido deberíamos evolucionar: la medición no debería ser solamente en el contexto de la Capital y el Gran Buenos Aires, la gente mira televisión en todos lados del país y son televidentes igual de clasificados que en Capital y el Gran Buenos Aires. Creo que América es mucho más que lo que la planilla de rating me devuelve. Lo vivo en la calle y en la repercusión que tienen los programas.

—Hace más de 30 años que trabajás en televisión, ¿qué hacés para desconectar un poco la cabeza y distenderte?

—Siempre digo que el momento más importante de mi día es cuando vuelvo a casa y me encuentro con mi mujer (Carolina Prat) y mis hijos. Tengo a Sofía, de 19, Vicky, de 13, y Ramón, de 4. Tengo para todos los gustos y todas las charlas. Con Ramón jugamos, Vicky me cuenta de su día en la escuela y Sofi está estudiando Ciencias Políticas en la Universidad de San Andrés. Con mi mujer, que es artista plástica y hace un programa de solidaridad conmigo, nos gusta hablar mucho y compartir cada momento juntos. Le robé una frase a McCartney de cuando estaba con Linda, su esposa, que falleció: “No encuentro ningún momento para que no sea compartido con mi mujer”. Hace 20 años que estamos casados y también tenemos nuestro grupo de amigos. Me encanta distenderme los fines de semana y que venga gente a mi casa, comer asado y jugar un truco.

SEGUÍ LEYENDO

Guillermo Andino disfruta de Punta del Este con Carolina Prat y su hija antes de su vuelta a la tevé con un nuevo programa

La emotiva despedida de Guillermo Andino del noticiero de América: “Gracias a todos, los voy a extrañar”

Guillermo Andino se despidió de la conducción de “Intratables”: “Para mí ésta será una experiencia inolvidable”

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar