Economía

Guzmán se reúne con empresarios de multinacionales y la cúpula de la CGT para darles detalles sobre las negociaciones con el FMI

Guzmán afirmó que la distancia entre lo que plantea el FMI y lo que propone el Gobierno consiste en diferenciar un programa de ajuste del gasto real, que detendría con seguridad la recuperación, versus un programa que le dé continuidad a la recuperación de la economía

Luego de la presentación de ayer ante gobernadores en Casa de Gobierno, el ministro de Economía, Martín Guzmán, se encuentra reunido desde las 14 con empresarios de compañías multinacionales que operan en el país y con la cúpula de la Confederación General del Trabajo (CGT) con el propósito de darles un informe sobre las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El encuentro se desarrolla en la Terraza del Palacio de Hacienda. Forman parte del almuerzo la ministra de Salud, Carla Vizzotti, el ministro de Agricultura Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, y el titular de la cartera de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

La reunión de Guzmán con empresarios se realiza un día después de que el funcionario presentara frente a gobernadores un informe sobre el estado de las negociaciones con el FMI.

En Casa Rosada y junto al presidente Alberto Fernández, Guzmán reclamó a la comunidad internacional que apoye la posición del país ante el organismo de crédito internacional por la restructuración del crédito stand by por USD 44 mil millones –se prevé avanzar hacia un de facilidades extendidas por 10 años-, al tiempo que reconoció que en el sendero fiscal “no hay acuerdo” todavía con el Fondo.

El funcionario afirmó que la distancia entre lo que plantea el FMI y lo que propone el Gobierno consiste en diferenciar un programa de ajuste del gasto real, que detendría con seguridad la recuperación, versus un programa que le dé continuidad a la recuperación de la economía.

El titular de la cartera de Economía detalló que la Argentina propone bajar el déficit “en forma gradual con la posibilidad que el Estado pueda favorecer las condiciones de producción. La Argentina propone reducir el déficit a través de crecimiento”.

Algunos pueden plantear un programa recesivo que baje el nivel de exportaciones y permita elevar el superávit comercial para pagar deuda pero primero que todo está asegurar la recuperación económica de la Argentina (Guzmán)

Sin embargo, dijo que lo que pide el FMI es diferente de lo que presentó el Gobierno. Por esa razón, el ministro consideró importante que el gobierno y la oposición estén alineados en defender los intereses de la Argentina. “Cada uno tiene que definir la camiseta que se quiere poner”, remarcó, al tiempo que añadió: “No es una cuestión de visiones sino de intereses en juego”.

“Algunos pueden plantear un programa recesivo que baje el nivel de exportaciones y permita elevar el superávit comercial para pagar deuda pero primero que todo está asegurar la recuperación económica de la Argentina”, destacó.

Al explicar el contexto internacional, Guzmán aseguró que no existe un buen acuerdo. “Lo que existe es un acuerdo bueno en términos relativos, que nos permita dar un paso adelante para seguir en la senda de la recuperación”, dijo.

“La diferencia entre lo que plantea el Fondo y el Gobierno argentino consiste en diferenciar un programa que con alta probabilidad sostendría la recuperación económica que la Argentina está viviendo. Es esencialmente un programa de ajuste de gasto real versus un programa que le dé continuidad a esta recuperación fuerte a la economía”, insistió el ministro en su presentación ante los gobernadores en Casa de Gobierno.

El ministro de Economía mantiene la decisión de realizar la semana que viene una convocatoria a los jefes del bloque del Parlamento para informar sobre la negociación

El propio Guzmán fue quien brindó detalles a los mandatarios provinciales sobre las variables más importantes en torno a las cuales gira un posible acuerdo con el organismo de crédito internacional. Estas son: la emisión monetaria; el sendero fiscal y las reservas disponibles del Banco Central. Se trata de los puntos más relevantes que Argentina deberá privilegiar para avanzar con una restructuración del crédito stand by tomado en 2018 durante la gestión de Cambiemos para avanzar con uno de facilidades extendidas a 10 años de plazo.

En este contexto, el ministro de Economía mantiene la decisión de realizar la semana que viene una convocatoria a los jefes del bloque del Parlamento para informar sobre la negociación. La misma aún no tiene fecha pero se llevará a cabo en el Palacio de Hacienda antes de que finalice enero.

Cabe recordar que este jueves, la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, afirmó que el FMI “pide una política de ajuste que el Gobierno no está dispuesto a aplicar”, pero garantizó que el país no caerá en default con ese organismo.

SEGUIR LEYENDO:

La deuda pública aumentó más de USD 40.000 millones durante el Gobierno de Alberto Fernández

Tras la presentación de Guzmán, crecen las dudas sobre si se llegará en marzo a un acuerdo con el FMI que evite el default

En medio de una renovada tensión cambiaria, el Central prendó el oro en el Banco de Basilea para tener dólares líquidos

Botón volver arriba