Espectáculo

Hernán Drago habló sobre su lucha contra la obesidad y el bullying que sufrió en la escuela

Pocos días después de conmemorarse el Día Internacional del bullying, Hernán Drago brindó una entrevista a corazón abierto sobre su propia experiencia. El modelo recordó la lucha contra la obesidad que enfrentó desde los 6 años, durante toda su adolescencia y las burlas que recibía en la escuela. Conmovido, compartió las lecciones que le dejó aquella etapa y los valores que intenta transmitirle a sus dos hijos, Luka y Lola.

En la sección Un tropezón no es caída de Mediodía Noticias (El Trece) confesó cuánto le afectó ser víctima de acoso escolar durante su niñez. “Empecé a engordar a los 7 años, y cuando me propinaban gastadas yo para calmar esa sensación iba y comía más”, rememoró. Luego de contextualizar que en aquel entonces no existían las redes sociales, explicó que le resultaba muy difícil enfrentar los comentarios de sus compañeros y optaba por mostrarse fuerte frente a ellos, aunque al llegar a su hogar no podía contener el llanto.

“Llegué a tener hasta 20 kilos de más, y el mayor problema del bullying era que me estaba cambiando la personalidad. Nunca me creí que ni mejor ni peor que nadie por mi panza, pero no quería salir”, contó. Incluso asumió que le ocultaba a sus padres los motivos de su tristeza, y la falta de motivación: “Uno esconde por miedo, por negarlo, por impotencia, y cuando vieron que tenia sobrepeso me mandaron al nutricionista, pero no entendían por qué no bajaba de peso; lo que pasaba es que escondía comida en la cama”.

El posteo de Hernán Drago sobre el bullying escolar que compartió en 2020

Sobre la forma en la que logró salir del círculo vicioso, aseguró que empezó a cuestionarse a sí mismo, y tomó una decisión sobre su salud. “Pense´: ‘Hay dos soluciones: o dejo de comer o hago ejercicio’, y dejar de comer no podía porque yo llegaba a comer hasta tres platos devorándomelos en una cuestión de vorágine; me di cuenta de que prefería hacer ejercicio, y ahí empecé a bajar de peso”, narró. Y agregó: “Lamentablemente la sociedad empezó a tratarme de otra manera, y mi caso es extremo si se quiere, porque pasé de tener problemas de sobrepeso a estar a punto de cumplir 47 años y todavía soy modelo de ropa interior”.

“Así como no me creía en aquel momento que era un gil por la obesidad, ahora tampoco me creo un genio por ser flaco o tener nariz respingada”, sentenció. En este sentido, habló de las charlas que mantiene con sus hijos, fruto de su matrimonio con Bárbara Cudich: “Como padre los llené de esos valores: no se atrevan a hacer lo que me hicieron a mí; y les explico que mi mensaje es muy distinto a la imagen que me devuelve un espejo”.

“¿Qué mérito tengo yo de haber nacido yo con esta nariz? Algún día voy a tener más arrugas, me voy a quedar pelado, no me llamarán más las empresas. ¿Y me voy a quedar vacío o triste? Por supuesto que no, porque considero que soy mucho más que eso”, reflexionó. Además, reveló que a raíz del posteo que publicó en mayo de 2020, en plena pandemia de coronavirus, recibió llamados de varias escuelas, donde le agradecieron que haya contado su historia en las redes sociales. “Me alegra mucho que vean lo que sucede y estén atentos, porque el 90 % de lo que me pasaba a mí, sigue sucediendo en las escuelas”, concluyó.

SEGUIR LEYENDO:

L-Gante y Tamara Báez celebraron los 8 meses de Jamaica: el increíble regalo del cantante

Reggaetón, baile y una dedicatoria muy especial: Wanda Nara y Mauro Icardi en el show de Nicky Jam

Isabel Macedo, a punto de ser madre por segunda vez: “Lloro de emoción al ver crecer mi familia”

Botón volver arriba