Espectáculo

Joaquín Sabina presenta «una evoluciona favorablemente», según el segundo parte médico

El cantante Joaquín Sabina pasó una buena noche y presenta “una evolución favorable” tras haber sido operado de urgencia este jueves luego de que se desplomara el miércoles durante un concierto que estaba dando junto a Joan Manuel Serrat en el Wizink Center de Madrid.

El segundo parte médico firmado por la doctora Mercedes Cuesta Nuin, del hospital Ruber Internacional de Madrid, arrojó buenas noticias. El músico sigue en la unidad de cuidados intensivos pero se espera que el fin de semana sea trasladado a una sala común para continuar con su recuperación.

El escueto parte agregó que no se facilitarán nuevos informes médicos “salvo que surgiera algún cambio relevante” en la evolución del paciente y aclaró que se emitió a pedido de la familia del artista, a quien se le hizo entrega del mismo.

El artista, que este miércoles cumplió 71 años, se cayó unos dos metros en el espacio que queda entre el escenario y el público. El incidente ocurrió alrededor de las 21:15, hora local.

Según confirmó a EFE la promotora del evento, no fue un desmayo, sino una caída a causa de un foco que lo habría deslumbrado, lo que ha llevado al artista al suelo cuando el espectáculo apenas llevaba media hora de recorrido.

Sabina, que fue llevado en camilla fuera del escenario, sufrió un fuerte golpe en el hombro y, tras ser revisado por los médicos del recinto, salió de vuelta para despedirse del público y pedir disculpas por la cancelación.

En una silla de ruedas empujado por Serrat se disculpó y explicó que el concierto sería cancelado. Y tuvo ánimo para bromear: “Estas cosas me pasan sólo en Madrid, lo siento muchísimo, me he dado un golpe muy fuerte en el hombro”.

“No tiren las entradas los que quieran venir en mayo, estamos confirmando el día 22 de mayo”, agregó el músico tratando de compensar a su audiencia, que al igual que en las fechas anteriores colmaba el recinto.

Los organizadores del recital confirmaron a medios españoles que el cantante no perdió el conocimiento y que en todo momento habló con el personal de emergencias que lo retiró en camilla. Antes de su reaparición, la organización había apagado las luces y anunciado por altavoz que el recital quedaba suspendido.

La caída ocurrió entre canción y canción, después de que Serrat cantase “Mis amigos” y ofreciese un discurso sobre la amistad. Después, Sabina salió y, mientras hablaba y caminaba por el escenario, se cayó.

El recital del miércoles fue parte de la gira “No hay dos sin tres”, la tercera que hacen juntos ambos artistas y amigos desde hace décadas.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar