Espectáculo

John Cazale, el actor con la filmografía perfecta

El padrino es sin duda alguna uno de los más grandes clásicos de todos los tiempos. El film de Francis Ford Coppola basado en el libro de Mario Puzo es el favorito de los espectadores en todo el mundo desde hace ya casi 50 años. Cada personaje, cada diálogo, cada escena forma parte del imaginario colectivo de la historia del cine. Dentro de ese universo hay un personaje que todos conocemos y un actor cuyo nombre no todos recuerdan. El personaje es Fredo Corleone y el actor es John Cazale.

John Cazale nació en Boston, Massachusetts, el 12 de agosto de 1935. Su vocación actoral se vio plasmada en su trabajo en teatro, donde demostró rápidamente un enorme talento y una personalidad que se hacía querer. No era un galán, nunca lo sería, pero su oportunidad de trabajar en cine llegó de la mano de su amigo, Al Pacino, con quien terminaría haciendo tres largometrajes. El padrino, el primero de ellos, lo encontró interpretando a un perdedor trágico que sería por siempre su marca en el cine: Fredo Corleone, el hijo mayor de Don Corleone, quien era interpretado por Marlon Brando. También estaban James Caan, Robert Duvall, Diane Keaton y Talia Shire. En un elenco tan extraordinario Cazale no desentonó y se dedicó con minuciosa pasión a interpretar un personaje clave de la historia.

Fredo, que por ser el primogénito del padrino debía heredar su imperio, no era demasiado listo y su personalidad tampoco lo ayudaba. Pero al mismo tiempo era consciente de su situación, lo que lo hacía sufrir hasta la locura, hasta la traición. Ese camino trágico que lo llevaría a entregar a su hermano Michael, en una de las subtramas principales de El Padrino II. “Se que fuiste tú -le dice Michael- me rompiste el corazón” y lo besa en la noche de año nuevo, en Cuba, en plena revolución. Fredo terminaría asesinado en medio de un lago al final del film. Dos de las escenas más recordadas de la historia del cine.

John Cazale y Al Pacino

El padrino fue nominada al Oscar y allí comenzaría una carrera que no tiene comparación con ninguna otra. John Cazale lograría un récord prácticamente imposible de alcanzar: Solo trabajó en cinco largometrajes y los cinco fueron nominados al Oscar. A El Padrino le siguieron La conversación, junto a Gene Hackman y Harrison Ford, y El Padrino II, las dos nominadas al premio de la Academia en el mismo año y las dos dirigidas por Francis Ford Coppola. Estos dos títulos son los favoritos de los cinéfilos de paladar negro de aquellos años y hasta el presente. La cuarta película con John Cazale fue Tarde de perros (1975) dirigida por Sidney Lumet. Una vez más trabajó junto a Al Pacino en esta película. El destino de su personaje era tan terrible como el de Fredo. La última actuación de John Cazale fue en El francotirador (1978) de Michael Cimino. Un broche de oro para una carrera que terminó demasiado rápido.

Las cinco fueron nominadas al Oscar y tres de ellas, El padrino, El padrino II y El francotirador, serían ganadoras del premio máximo, el de mejor película. Ningún otro actor tuvo antes ni después una filmografía completa nominada al Oscar. Pero lo más importante, los cinco films son verdaderos clásicos de la historia del cine. Películas fundamentales, influyentes, populares, premiadas, festejadas por la crítica, imitadas y homenajeadas hasta hoy. Nadie que sepa de cine ignora quién es, por lo tanto, John Cazale.

Fue premiado por sus trabajos teatrales, pero por lo que hizo en cine solo recibió una nominación al Globo de Oro por su rol en Tarde de perros. Al Pacino, su gran amigo, decía que podía trabajar junto a Cazale para siempre. John Cazale había ayudado a Al Pacino con su carrera, así como también a Robert De Niro y a una joven actriz llamada Meryl Streep a quien conoció trabajando en teatro. Meryl Streep y John Cazale se enamoraron y formaron pareja. Él decía que era la mejor actriz del mundo, mucho antes de que todos lo dijeran.

John Cazale
Meryl Streep y John Cazale

Lamentablemente la pareja duraría poco tiempo. A John Cazale le diagnosticaron un cáncer de pulmón muy avanzado antes de empezar el rodaje de El francotirador. Allí comenzaría una de las historias más amargas, pero a la vez más inspiradoras de la industria del cine. Meryl Streep y el en ese momento ya estrella Robert De Niro, hicieron lo imposible para que Cazale no fuera expulsado del rodaje. Se trataba de una película muy ambiciosa y los productores no querían perder dinero teniendo que filmar escenas nuevamente si Cazale no sobrevivía el rodaje. De Niro y Streep lucharon con todo su ser para lograr que se quedara en la película.

Michael Cimino, el director, sabía de la enfermedad de Cazale, pero el estudio no. Cuando lo supieron dijeron que no podían asegurar al actor. Fue entonces que Robert De Niro respaldó con el dinero necesario para el seguro en el caso de que su compañero de elenco no completara el trabajo. Meryl Streep amenazó con dejar el rodaje. Ella terminó aceptando un papel en la miniserie Holocausto para poder pagar en esa misma época el tratamiento médico de Cazale. La escenas de John Cazale fueron filmadas al comienzo del cronograma para asegurarse que su rol fuera completado. El rodaje empezó en junio de 1977.

El francotirador, con sus muchas controversias, fue estrenada finalmente en diciembre de 1978. John Cazale no vivió para verla completada. Falleció en Nueva York el 13 de marzo, meses antes de que el film saliera a la luz. Tenía 42 años. Querido por todos, dejó un enorme dolor y un gran recuerdo en sus colegas. Cuando la película fue nominada al Oscar y terminó ganándolo, Cazale aumentó su récord único e incomparable.

John Cazale
John Cazale en "El francotirador"

Pero la historia no termina allí. En 1990 Francis Ford Coppola estrenó El padrino III y utilizó fragmentos de los dos films anteriores. La película fue nominada también al Oscar a mejor film del año, sumando un sexto título al récord de John Cazale. Otro triunfo póstumo para uno de los actores más queridos de la década del 70. En el año 2009 se estrenó un documental llamado I Knew It Was You: Rediscovering John Cazale (2009) que rescata su filmografía y su vida para las nuevas generaciones. Por extensión, es un homenaje a todos los grandes actores que con sus roles secundarios ayudaron a construir la historia grande del cine.

Definitivamente, el actor con la filmografía perfecta. Sabemos que fuiste tú, John Cazale.

John Cazale
John Cazale en "Tarde de perros"

SEGUÍ LEYENDO

Se cumplen 50 años del estreno de “Reto a muerte”, la primera película dirigida por Steven Spielberg

“Brooklyn Nine-Nine”: la brillante sitcom que parodia a las series policiales

Botón volver arriba