Economía

Jornada financiera: en un contexto de incertidumbre, el dólar libre quedó muy cerca de su nivel récord

Con la suba de 3 pesos, el dólar libre cerró a $209 y quedó a las puertas de volver a alcanzar su nivel récord máximo, $210, al que llegó en los últimos días de 2021 en su cotización intradiaria. Con este movimiento, la brecha entre el “blue” y el dólar oficial volvió a superar el 100 por ciento. En una particular jornada para la city porteña, signada por los masivos cortes de energía eléctrica, la actividad en el mercado cambiario formal fue muy escasa.

El dólar mayorista operó un volumen de solamente USD 126 millones y la cotización subió 5 centavos y quedó en $103,56 para el tipo vendedor. Ese movimiento escaso no impidió que el Banco Central compre USD 20 millones para sus reservas, que crecieron USD 19 millones y cerraron en USD 39.190 millones. La brecha con el paralelo quedó en el 101,8%.

“Séptima rueda consecutiva del mes con saldos positivos para el BCRA. En la fecha totalizó compras por poco mas de USD 20 millones y alcanza en lo que va de enero los USD 200 millones”, apuntó Gustavo Quintana, operador de PR Cambios.

En cuanto a los dólares financieros, “la cotización del MEP que se obtiene por AL30 finaliza en $202,46 (con una baja de 0,2%), y el que se alcanza por GD30 cerró en $202,07, (con un descenso de 1,6%). Por otro lado, el contado con liquidación (CCL) por medio del AL30 cerró con una baja del 1,1% y arrojó una cotización de $211,53, mientras que por GD30 bajó en 1% con su cotización en $210,46″, señaló un informe de Rava Bursátil a cargo de Priscilla Bruno.

En relación con las acciones, la analista destacó que “la plaza local se acopló al optimismo del mercado de Wall Street, y los activos del panel líder finalizan en su mayoría al alza”. Las mayores subas se registraron en Central Puerto con 4,6% y Transportadora Gas del Sur con 4,07%. Asimismo, la que presentó la mayor baja fue Mirgor con un descenso del 1,17%. El índice Merval finalizó con una suba de 1,28%, y alcanzó los 84.821 puntos.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

“El público inversor continúa inmerso en un contexto de incertidumbre, respecto al acuerdo que busca el Gobierno con el FMI. Y en ese escenario, los bonos soberanos en dólares vuelven a mostrar bajas, con excepción del GD30D que finalizó con una suba del 0,29%. De esta manera, el riesgo país subió en 0,1% hacia los 1.821 puntos”, agregó Bruno.

El punto crítico de las diferencias entre el Gobierno y el organismo internacional, que generan las demoras en cerrar un programa, es la sostenibilidad fiscal, ya que el Fondo Monetario pretende que sea mediante una reducción del gasto y el Gobierno manifestó que apunta a un esquema basado en el crecimiento con mayor recaudación.

“En ausencia de acceso a los mercados externos y en medio de un bajo ahorro interno, un camino de consolidación fiscal más lento implica una mayor asistencia monetaria y, por lo tanto, una mayor inflación y mayores desequilibrios financieros en términos de la brecha cambiaria oficial/paralela”, dijo a Reuters Diego Pereira, economista jefe para el Cono Sur y Perú del JP.Morgan.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

Mañana, el Gobierno saldrá a buscar financiamiento en la primera licitación de deuda pública en pesos de 2022. La operación incluirá cuatro títulos con vencimiento este año por un mínimo de 65.000 millones de pesos. Se trata de la emisión de nuevas Letras de Liquidez (Lelites) a descuento, con vencimiento el 31 de enero, a un precio de $983,85 por cada 1.000 nominales, por un monto mínimo de 35.000 millones de pesos.

También se reabrirá la emisión de la Letra del Tesoro a descuento (LEDE), con vencimiento el 29 de abril (S29A2), sin precio determinado, por un monto mínimo de $5.000 millones. Y se reabrirá la emisión de la LEDE con vencimiento el 31 de mayo (S31Y2), sin precio determinado, y por un monto mínimo de 10.000 millones de pesos.

Por último, se reabrirá la emisión de la Letra en pesos ajustada por CER (LECER), con vencimiento el 21 de octubre (X21O2), sin precio determinado, por un monto mínimo de 15.000 millones de pesos.

SEGUIR LEYENDO:

Duro análisis del Financial Times: un default al FMI dejaría a la Argentina como “un paria financiero internacional”

Qué alternativas tiene el Gobierno si no firma el acuerdo con el FMI antes del próximo vencimiento de marzo

El riesgo país se acerca a su nivel récord post-default mientras los dólares financieros siguen en alza

Los bonos arrancaron el 2022 con el pie izquierdo: qué chances existen para un rebote fuerte de sus precios

“Argentina gasta demasiado y mal”: advierten que la misión de Santiago Cafiero no conseguirá el apoyo de EEUU para negociar con el FMI

Botón volver arriba