Economía

La AFIP repuso los valores de referencia, un endurecimiento de los controles aduaneros

Un trabajador observa cómo se coloca un contenedor en la parte superior de un camión en el Puerto de Santos, en Brasil. 23 de septiembre de 2019. REUTERS/Amanda Perobelli. (AMANDA PEROBELLI/)

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) decidió retomar una política que había sido desarticulada por la administración de Cambiemos y volvió a activar el área de la Dirección General de Aduanas (DGA) que está a cargo de fijar y monitorear los precios de referencia para las importaciones y exportaciones.

Según explicaron fuentes de la Aduana, la decisión forma parte de “la estrategia del organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont para impulsar la fiscalización y el combate a las maniobras abusivas en materia de sub y sobre facturación del comercio exterior”.

La titular de la DGA, Silvia Traverso rearmó la oficina con funcionarios de carrera de la aduana especializados que habían sido desplazados y se propone restablecer valores de referencia para las exportaciones.

La intención de la Aduana es reactivar los valores para evitar operaciones de subfacturación
La intención de la Aduana es reactivar los valores para evitar operaciones de subfacturación (60-AFIP/)

Con ese instrumento desarticulado por la gestión anterior el organismo volverá a fijar valores criterio para las importaciones y exportaciones con el objetivo de “limitar las maniobras de sub y sobre facturación del comercio exterior”.

La medida cuenta con el respaldo de distintas cámaras empresarias que la consideran una herramienta imprescindible para defender la industria nacional. La Aduana coordina junto con el Ministerio de Desarrollo Productivo la definición de los nuevos los valores criterio de importación y apunta a ampliar el alcance a más productos.

La norma que fue oficializada esta mañana en el Boletín Oficial establecerá que para la determinación de los valores referenciales de exportación se realizará un análisis previo en función de la información proveniente de: a) las destinaciones definitivas de exportación para consumo oficializadas ante esta Administración Federal; b) las bases de datos disponibles en el sector público o privado; c) los servicios de empresas especializadas que se contrataren.

Las destinaciones definitivas de exportación para consumo en las que se declaren valores por debajo del valor referencial establecido, cursarán -en todos los casos- por el “canal de selectividad rojo valor” (es decir, control físico y documental al momento de la importación y fiscalización a posteriori).

Desde la Aduana criticaron a la gestión de Cambiemos como responsable de la desregulación y de haber vaciado la oficina que sirven para detectar operaciones de subfacturación y sobrefacturación en el comercio exterior.

El objetivo detrás de una subfacturación es pagar menos impuestos por la mercadería vendida. En vigencia de medidas de administración del mercado de cambio, la subfacturación de exportaciones puede además funcionar como un mecanismo para retacear el ingreso de divisas al país.

Silvia Traverso, titular de la DGA, rearmó la oficina
Silvia Traverso, titular de la DGA, rearmó la oficina

Durante la gestión de Cambiemos se eliminaron todos los valores referenciales, esto es los precios mínimos y de referencia fijados por la Aduana para las exportaciones. “En diciembre de 2015 había más de 1.100 productos específicos con valores referenciales, lo que abarcaba a casi 900 posiciones arancelarias. Hoy directamente no hay valores referenciales ya que en noviembre de 2017, la Resolución 4161 de la AFIP derogó definitivamente la normativa que establecía valores referenciales” explicaron desde el entorno de Traverso

Asimismo, desde diciembre de 2015 a noviembre de 2019 se redujo 20% la cantidad de mercadería específica con valores criterio, al pasar de más de 24.000 a unos 19.000 productos. Lo mismo pasó con las posiciones arancelarias, que pasaron de más de 10.000 a fines de 2015 a menos de 7.500 en 2019, una baja de más del 25%, señalaron desde la entidad dependiente de la AFIP. “Los valores criterio constituyen uno de los instrumentos centrales para enfrentar la evasión fiscal y combatir las prácticas de subfacturación en las operaciones de importación”, explicaron desde la entidad que conformó la primera oficina de la historia del Estado argentino.

“Si se tomaran en cuenta los pedidos de remoción de valores criterio elevadas al proceso de firma durante la gestión de Cambiemos, hoy solamente unas 7.500 mercaderías tendrían este precio mínimo de control y menos de 4.000 posiciones arancelarias. Además de reducir el alcance, el gobierno anterior no actualizó la valores criterio que había para controlar las operaciones de importación”, explicaron desde la aduana

La subfacturación de importaciones es una maniobra que también apunta a pagar menos impuestos. En momentos de controles cambiarios y brecha cambiaria, las operaciones de sobrefacturación buscan poder acceder al mercado de cambios para comprar más dólares de los necesarios para la importación.

Según las resoluciones que se publicaron durante los cuatro últimos años, la decisión de que cada vez menos mercaderías tengan valores de referencia tanto de importación como de exportación estaba justificada en informes de la División Valores Criterios y Referenciales, dependiente de la Dirección de Valoración y Comprobación Documental.

Seguí leyendo:

Cuáles son los trabajos y los profesionales más demandados desde que empezó la cuarentena

La maraña impositiva: en Argentina se pagan 165 tributos, pero 11 explican el 90% de la recaudación total

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar