Espectáculo

La angustia de Locho Loccisano en El Hotel de los Famosos: “Estoy cansado, me quiero ir a mi casa”

Desde su ingreso a El Hotel de los Famosos (El Trece) tras la renuncia de Rodrigo Noya, Locho Loccisano nunca encajó con el resto de las celebridades que participan del reality. De movida, la relación con sus compañeros fue mala y semana tras semana enfrenta la nominación cara a cara, donde casi todos lo votan una y otra vez.

Este lunes, el ex Combate debía enfrentarse en la “H” con Militta Bora y, a lo largo del episodio, se notó cómo la hostilidad de los participantes para con Locho fue increscendo. “No quiero jugar más, boludo, estoy hace un mes y medio”, le dijo de pronto a los cocineros, quienes no participan de la competencia.

“Estos pibes no hicieron ni un laberinto, yo hice tres ‘H’ y cinco laberintos ya. Tengo el bocho quemado. Estoy cansado, me quiero ir a mi casa”, insistió, mientras los cocineros no le prestaban demasiada atención. “Están hablando de mi en la mesa”, dijo. “Te gusta igual, un toque, ese papel”, le contestó finalmente Juan, el cocinero.

Locho Loccisano

“No, para nada. El problema es ese: que no me dan miedo mis compañeros, no me da miedo la ‘H’, ya estoy entregado. Y por eso a veces me cuesta”, analizó el participante. Y desmenuzó: “Para pertenecer tenés que llevarte mal conmigo. Walter (Queijeiro) se llevó bien conmigo, fue a la ‘H’. Majo (Martino) se llevó bien conmigo, se fue a la ‘H’”. “Sí, obvio, te están haciendo eso”, le replicó el cocinero.

“Todos los peoncitos que me bardean lo hacen para pertenecer, no porque me odian. Es por falta de personalidad que me bardean”, puntualizó Loch. Y Juan le dio la razón con un ejemplo: “Como pasa en un colegio”. “Bienvenidos a La colonia de los Famosos, donde personas de 45 años se compartan como nenes de 15″, bromeó Locho, en línea con lo que le dijo el cocinero.

Un rato después y en la previa del duelo, Loccisano manifestó su malestar con el trato recibido por sus compañeros. “Estoy cansado, me está costando, pero igualmente reafirmé que iba a ganar, que iba a dar todo. No es la culpa de mis compañeros, también yo tengo un montón de culpa de no haber conectado con ellos, pero hoy me siento solo. Hay un grupo muy formado, yo no formo parte y estoy solo dentro de la casa. Y eso también me dan ganas de tirar para atrás”, expresó con cierta tristeza en la voz. Sin embargo, las cosas estaban a punto de empeorar.

Frente a frente, Locho y Militta se vieron las caras y debían enfrentarse en un desafío extenuante: cada uno debía debe desatar la pieza de un rompecabezas, colocarlas en la caja que está en lo alto y bajarlas con el contrapeso. Después, bajar por el pasillo vertical de la ‘H’, superar la rastrera con obstáculos, sacar las piezas y armar el rompecabezas. Luego, tomar la llave, enfrentar nuevamente la rastrera, subir por el pasillo vertical, llegar a lo alto de la ‘H’, abrir el cofre, rescatar una de las cuatro pelotas y bajar. Una vez que tuvieran las cuatro pelotas, debían embocarlas moviéndolas sobre una estructura de madera con obstáculos. Cuando lo lograran, debían nuevamente al pasillo de la ‘H’ y tomar la tarjeta para ser el vencedor.

Locho arrancó con mucha ventaja la competencia y estaba muy por encima de Militta. Pero detuvo su carrera de golpe y comenzó a respirar con dificultad. “Tengo pánico”, gritó, desesperado, y se arrodilló. “No me acuerdo qué pasó, sólo se que me quedé sin aire y que tuve pánico”, dijo después en backstage.

Lochos
Locho Loccisano experimentó mucha angustia durante la competencia de eliminación en El Hotel de los Famosos

Mientras desde afuera, los conductores y sus compañeros le pedían que se tranquilizara y respirara por la nariz, él insistía con su malestar. “Me agarra claustrofobia”, dijo. De repente, volvió a arrodillarse, le pidió a Dios y continuó. Finalmente, ganó el desafío y eliminó a Militta… pero no lo celebró: “Me quiero ir a mi casa, me quiero ir a mi casa….”, murmuraba y repetía Locho mientras la cantante se despedía del certamen.

Un rato más tarde, Locho reapareció entre sus compañeros y les agradeció por haberlo contenido en el pico de su mal trago. “Siento estrés y creo que lo que me pasó fue por la angustia que estoy teniendo últimamente”, les contó. A partir de lo ocurrido, el resto de los competidores parecieron reflexionar por el bullying dispensado a Locho y prometieron “aflojar”.

SEGUIR LEYENDO:

Marcelo Tinelli y Paula Robles se mostraron juntos apoyando a Juanita: “Papá y mamá siempre presentes”

Paulo Londra fue sorprendido a los besos con una chica en la noche porteña

Brian Lanzelotta le propuso matrimonio a la madre de su hija: “Sos con quien quiero pasar el resto de mi vida”

Botón volver arriba