Economía

La empresa italiana que mencionó Kulfas lo desmintió: aseguran que no pueden hacer chapas para gasoductos

Laminados Industriales está en Villa Constitución, Santa Fe

Para sumar un grado más de duda a los reales motivos por los que Matías Kulfas fue echado del Ministerio de Desarrollo Productivo, ahora la empresa Laminados industriales salió a despegarse del ahora ex funcionario.

¿Qué es Laminados Industriales? Se trata de la empresa de Villa Constitución, en Santa Fe, que el ministro señaló como una de las que podría fabricar las chapas de los caños del gasoducto Néstor Kirchner en lugar de que Techint las importe desde una de sus subsidiarias en Brasil. No sólo eso, en un mensaje que publicó este medio el viernes y que la empresa estatal Energía Argentina (Enarsa), la vicepresidente Cristina Kirchner y hasta el propio presidente Alberto Fernández le atribuyeron a Kulfas (en el caso del presidente no directamente, pero si por medio de un tuit, su rúbrica al mensaje de CFK y luego su decisión de echar al funcionario), se acusó a los funcionarios cristinistas de Enarsa armar un “pliego de licitación a la medida de Techint”.

Las dudas sobre ese off the record atribuido a Kulfas ya generaron que la oposición pida pedidos de investigación para ver si hubo maniobras indebidas o, directamente, corrupción. Ese mensaje generó suspicacias porque la licitación de Enarsa especifica caños de 33mm, los que Techint fabrica en Brasil. “Si en lugar de poner esa especificación hubieran puesto 31 mm, como son los gasoductos en Europa, se podría haber provisto caños desde otra firma que produce en Villa Constitución (Laminados Industriales SA)”, detallaron las fuentes oficiales en un mensaje que llegó a Infobae.

El ex ministro los mencionó desde el mismo acto de Tecnópolis en una entrevista que dio a AM750. “La chapa que hacen perfectamente se puede usar para gasoductos”, dijo por radio. Ahora, la empresa, una compañía de capitales italianos que tiene más de 10 años en Santa Fe, y cuyo presidente y CEO es José Pablo De Martino, salió a despegarse y a desmentir a Kulfas.

Matías Kulfas
Kulfas en Laminados Industriales, el martes pasado

Dicen, concretamente, que no puede fabricar lo que Kulfas dijo que podía, que eventualmente podrían hacerlo a fin de año, cuando recién podrían fabricar chapas de hasta 30 pulgadas. El ministro conocía la urgencia absoluta que tiene la construcción del gasoducto Néstor Kirchner para el Gobierno. Y también las demoras en la que ya viene incurriendo si lo que se quiere, como repiten los funcionarios todo el tiempo, es llegar con el tendido listo para el invierno de 2023.

“La empresa se encuentra en proceso de ampliación de su gama de productos, desarrollando pruebas para la producción de chapas gruesas con calidad API, que es la calidad estandarizada para usar en gasoductos y oleoductos (API/American Petroleum Institute). Actualmente, no produce chapa con calidad API apta para gasoductos, ni tampoco apta para caños de 36 pulgadas de diámetro”, destacaron desde Santa Fe.

“Es una empresa de capital mayoritario italiano, con una fuerte presencia y larga trayectoria en Europa. No tiene accionistas argentinos ni relacionados con empresas argentinas”, le dijeron a Infobae desde Villa Constitución. Si bien salieron rápido a despegarse de quien fue su invitado estelar la semana pasada, su plana mayor también eligió el off the record. “¿Por qué creen que el ministro los mencionó? ¿Se puede haber entusiasmado o confundido luego de la visita del martes pasado y por eso pensó que estaban listos?”, preguntó Infobae. No hubo respuesta.

La compañía sí reconoce que este proyecto lo está llevando adelante en colaboración de Ternium Argentina, la empresa del Grupo Techint que se encargaría de importar los caños para el gasoducto y a la que apuntó Cristina Kirchner el viernes. “Muchachos: no podemos seguirle dando 200 millones de dólares para que se paguen ustedes mismos en la empresa subsidiaria que tienen en Brasil. Pongan la línea de producción de chapa en Argentina, si han ganado fortunas en la Argentina”, dijo CFK el viernes pasado y de inmediato le pidió a Fernández que use la lapicera.

La visita de Kulfas

El martes pasado Kulfas visitó Laminados Industriales y dijo: “Después de 50 años se vuelve a producir chapa naval en Argentina”.

“Esto abre nuevos horizontes para la industria naval y esta inversión industrial es una muestra clara de la reactivación que estamos viviendo en la construcción, en el agro, en la minería, en el sector automotriz, en el petróleo, entre otros sectores”, aseguró.

El presidente y CEO de Laminados Industriales, José Pablo De Martino, afirmó: “Pensamos que la industrialización es una parte sustantiva para lograr el desarrollo. Un cambio estructural sería que germine en la mayoría de todos nosotros la convicción de defender nuestra producción industrial, que es la de todos”.

Según el comunicado de Desarrollo Productivo, la compañía inició sus actividades en el 2008 con una inversión de USD 50 millones, cuenta con capacidad para la producción de 200 mil toneladas anuales de chapas laminadas. Su nave industrial es de más de 15.000 metros cuadrados de superficie cubierta en la que se encuentra instalado un tren de laminación de chapas gruesas laminadas en caliente.

“Tenemos que ser muy inteligentes, muy sensatos y estar muy tranquilos frente a las provocaciones que algunos quieren hacer para retornar el régimen ultraconservador que arruinó el juego. No les vamos a hacer el juego. No nos vamos a dejar provocar”. La frase la dijo Cristina Kirchner, en noviembre de 2012, un acto en Villa Constitución en el que se inauguró una planta de Laminados Industriales. “A esta fábrica de laminados los bancos la calificaron mejor porque invertían aquí en América del Sur, a eso no lo vemos publicados en ningún lado me lo tuvo que venir a contar aquí un empresario extranjero”, aseguró.

SEGUIR LEYENDO:

Qué hacer con el aguinaldo: cuatro opciones para invertir el salario complementario de junio

Faltante de gasoil: en Formosa frena la cosecha y el arribo de alimento e impide el traslado de animales para recuperarlos de la sequía

Reunión secreta: un grupo de importantes empresarios quedó cautivado por una nueva propuesta para dolarizar la economía argentina

Botón volver arriba