Economía

La pesca pide “dólar langostino” y que la eximan del “dólar Qatar” para pagar el monitoreo satelital de los buques

Un buque pesquero argentino en plena actividad

Representantes del sector pesquero alertaron al secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan José Bahillo, al que alertaron sobre los “serios inconvenientes que sufre la industria debido al atraso cambiario y la falta de un mercado de cambios único”, según precisó la Cámara de Armadores de Pesqueros y Congeladores de Argentina (CAPECA).

Capeca y otras cámaras del sector plantearon a Bahillo las dificultades del sector debido a la política cambiaria y económica y le presentaron un trabajo que precisa que el Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM, aquel que surge de considerar la relación de la moneda local con la de todos los socios comerciales del país) neto de retenciones (promedio del 7%), está ya por debajo de los valores registrados en los años ‘90, durante el plan de convertibilidad, que desembocó en la crisis de diciembre de 2001 y la megadevaluación de enero de 2002, que prohijó a su vez una caída de más del 12% del PBI y la más fuerte crisis socioeconómica del país en los últimos 70 años.

Te puede interesar: Mar de fondo en el sector pesquero: la crisis de un importante complejo exportador de la Argentina

“Las políticas monetarias que retrasan el tipo de cambio nominal (TCN) para evitar su traslado a precios internos terminan dando inicio a otro período de retraso del TCN, generando pérdidas económicas significativas a las empresas exportadoras, desincentivando la inversión y atentando contra la generación de empleo”, señaló Capeca en un comunicado.

Los costos de la actividad crecen a tasas muy superiores al dólar oficial, a lo que se agregan fuertes caídas en los precios de exportación del langostino entero, principal generador de divisas de las exportaciones pesqueras

El estudio presentado a Bahillo precisa que en los últimos 16 años el tipo de cambio real multilateral perdió 47% de su valor con relación a los mercados de destino de las exportaciones pesqueras. Esto, dice, “no es otra cosa que pérdida de competitividad”.

Costos y precios

Según el informe, el aumento de los costos en la actividad pesquera crece a tasas muy superiores que el dólar oficial, a lo que se agrega que la pesca vive un período de fuertes caídas en los precios de exportación del Langostino Entero, el principal generador de divisas dentro de las exportaciones pesqueras.

La suma de tipo de cambio históricamente bajo, aumento de costos y caída de precios, expuso el presidente de Capeca, Eduardo Boiero, en la reunión de los pesqueros con Bahillo, “generó un cóctel explosivo de inusitadas consecuencias que, al final de cuentas, tiene como resultado la inviabilidad económica para muchas empresas”.

Boiero expone sobre la industria
El presidente de Capeca, Eduardo Boiero, expone la situación del sector durante la reunión con Bahillo

Los pesqueros le recordaron a Bahillo que en julio el sector fue convocado por el gobierno para acelerar exportaciones. “La industria pesquera acompañó con esfuerzo esta convocatoria y en el bimestre agosto-septiembre de 2022 liquidó divisas por valor de USD 230 millones”. Cifra que, dicen, no pudo ser mayor debido a la caída sostenida en los precios y la retracción de demanda de los principales mercados del langostino.

Otro de los problemas del sector, aunque no fue el motivo de la reunión, es la pesca ilegal dentro o al borde de las 200 millas del Mar Argentino, que según un informe de Financial Transparency Coalition

Un informe de Financial Transparency Coalition (FTC) señala a China como el principal responsable de la situación, tanto a nivel global como en el país, al que le provoca fuertes pérdidas.

Te puede interesar: Depredación en el Mar Argentina: la pesca ilegal genera pérdidas de hasta USD 2.600 millones anuales

El sector le propuso a Bahillo una serie de medidas para impulsar la industria y poder aumentar las exportaciones, hacer frente a los costos y poder responder “a las legítimas demandas de los gremios a la suba de salarios que sufren por la escalada inflacionaria”.

Los pedidos

¿Cuáles fueron esas propuestas? Un tipo de cambio diferencial para el sector en materia de exportaciones, suerte de “dólar langostino”, flexibilizar la exigencia de financiar importaciones a 180 días y asignar un cupo para pagar las importaciones de materiales e insumos relacionados con la actividad, por caso estableciéndola como un porcentaje sobre las exportaciones pesqueras del año previo. También solicitaron un financiamiento a plazo para la compra de combustible (un costo muy importante de la actividad) y excluir del Impuestos PAIS y retención de Ganancias al pago de los Servicios de monitoreo satelital y conexiones WiFi a bordo, que hoy se pagan con tarjeta al tipo de cambio que opera para compras al exterior. Esto es, al “dólar Qatar”.

Seguir leyendo:

Sequía: el Gobierno proyecta una caída en la producción de trigo y privados estiman USD 1.525 millones menos en exportaciones

“Son escenas que transportan a Venezuela”: en el exterior no pueden creer la cantidad de billetes que se usan en la Argentina

Botón volver arriba