Locales

La primera noche de los rugbiers en la cárcel de Dolores: aislados y con asistencia psicológica

Los diez rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell pasaron su primera noche alojados en la alcaídía de la cárcel de Dolores, donde se les ofreció asistencia psicológica y médica y se prevé que esta tarde reciban la visita de sus familiares en un operativo especial que contará con mayor presencia penitenciaria.

Los diez jóvenes zarateños permanecieron durante toda la jornada de ayer en una celda acondicionada con cinco camas cucheta y un único baño y se encuentran en buenas condiciones de salud.

Se trata de Máximo Thomsen (20), Lucas (18) y Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20), Alejo Milanesi (20), Juan Pedro Guarino (19), Enzo Comelli (19), Blas Cinalli (18), Ciro Pertossi (19) y Ayrton Viollaz (20), quienes permanecen detenidos desde el sábado 18 de enero pasado.

Si bien el horario de visita para la población carcelaria comienza cerca de las 9 de la mañana, las autoridades del penal resolvieron organizar un operativo especial para evitar que puedan cruzarse tanto los rugbiers con algún recluso, como sus familiares.

El crimen de Báez Sosa ocurrió la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, ubicado sobre la avenida 3 y el Paseo 102, en pleno centro de Villa Gesell, donde la víctima fue atacada a golpes de puño y patadas en plena vía pública.

Ese mismo día, los diez rugbiers fueron detenidos en una casa que alquilaban a pocas cuadras de la escena del crimen, mientras que otro joven, llamado Pablo Ventura, fue aprehendido unas horas después en su casa de Zárate tras ser involucrados por el grupo que perpetró el ataque pese a que él no había estado en Villa Gesell.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar