Espectáculo

La triste infancia de Matthew McConaughey y el calvario que transformó en desafío

Matthew McConaughey (DAN HIMBRECHTS DAN HIMBRECHTS/)

Dentro de la industria del cine hay interpretes que marcan una época y que dejan algo como sI fuera un legado. Hablar de Matthew McConaughey nos lleva a, justamente, eso. Los entendidos mencionan que su aparición dentro del séptimo arte marcó un antes y un después. En primera instancia, porque él nació en Uvalde, Texas, Estados Unidos y ese tono texano supo aprovecharlo y muy bien.

Por eso, y por su manera de desempeñarse en los escenarios, hicieron que se ganara una identidad que no tienen otros. ¿Otra de sus cualidades? Su versatilidad. Si bien sus comienzos están ligados a la comedia, a lo largo de su trayectoria se desempeñó en las distintas ramas de la interpretación, demostrando allí también un gran poderío que lo llevó a lo más alto. Hoy es una de las grandes figuras y en casa trabajo que se embarca es sinónimo de éxito.

Luego de estudiar arte dramático y de dar sus primeros pasos en la pantalla chica, a los 23 años tuvo su ansiado debut cinematográfico. Fue en 1993, en la película Rebeldes y confundidos. Una comedia que con el tiempo se transformó de culto. Dos años más tarde se embarcó en otro papel totalmente distinto, cuando lo convocaron para La masacre de Texas: la siguiente generación.

La triste infancia de Matthew McConaughey
Matthew McConaughey (Foto: Instagram)

Ya pasando al nuevo milenio, en el 2000 también lo tuvieron entre sus filas los guiones bélicos. Uno de ellos fue cuando protagonizó U-571: la batalla del Atlántico. Luego regresó a la comedia, en Cómo perder a un hombre en 10 días, Soltero en casa, Los fantasmas de mis ex, entre otras.

Si de actor camaleónico hablamos, tan sol alcanza con ver que lo hizo en sus últimos años, pasando de un lado al otro y siempre con la misma personalidad. En el 2019 hizo la desopilante ficción The Bech Bum, en 2020 una de acción y crímenes cuyo nombre es The Gentlemen y en 2021 le puso la voz al personaje Buster Moon en Sing 2. La frutilla del postre hubiera sido que este año se presentara como candidato a gobernador de Texas, pero finalmente no será parte de los comicios.

Más allá de la intención de votos admitió no estar preparado. “Como un simple niño nacido en la pequeña ciudad de Uvalde, Texas, nunca se me ocurrió que algún día sería considerado para el liderazgo político. Es un camino de humildad e inspiración para reflexionar. También es un camino que elijo no tomar en este momento”, comentó en sus redes sociales días atrás.

La triste infancia de Matthew McConaughey
De chico fue un buen jugador de fútbol americano (Foto: Instagram)

Pero más allá de este presente inigualable, de lo que supo construir de manera ascendente, sus primeros años de vida no fueron sencillos. Atravesó inconvenientes en su infancia que lo marcaron para siempre. Sin ir más lejos, en 2020 decidió abrir esa puerta y dedicarle varios capítulos de su libro autobiográfico a ese periodo, el de cuando era chico y aún no tenía muy claro lo que le iba a deparar el futuro.

Hijo de Mary Kathleen, profesora de inglés y de James Donald, un jugador profesional de fútbol americano, desde siempre tuvo una relación tensa con ellos. Comentó que desde que tuvo uso de razón los episodios de violencia entre sus progenitores eran cotidianos. Incluso, ocurría cuando estaba él y sus dos hermanos mayores en la casa, mirando todo. Creció con eso a flor de piel y admite que hoy, a sus 52 años, recuerda esas escenas.

Matthew McConaughey libro
Matthew McConaughey con un ejemplar de su biografía (Foto: Instagram)

En las páginas de Greenlights este periodo fue titulado: “Sangrienta, fea, a veces violenta”. Allí, una de sus primeras narraciones sostiene: “En una de estas (peleas), la discusión comenzó a la hora de la cena. Él (su padre) tiró enfurecido la mesa por los gritos de Katy (su madre), a quien persiguió por la cocina. Ella buscó un cuchillo y lo amenazó con cortarlo en dos, pero terminó golpeándolo con el teléfono y rompiéndole la nariz. Jim, de 1,90 metros y casi 100 kilos, la bañó en salsa de tomate como respuesta. Se dejaron caer hasta quedar de rodillas, hasta el suelo de linóleo lleno de sangre y kétchup…”.

El entorno tóxico se apoderó de ese ambiente difícil de escapar. Eso se vio en las idas y vueltas de los adultos. Contó que hasta se divorciaron dos veces y se casaron en tres oportunidades. Hasta esas cuestiones insólitas se vivieron en ese hogar. “Me asustaba en esos momentos, pero incluso entonces e inmediatamente después de ellos, nunca cuestioné el amor que se tenían mamá y papá o el amor que nos dieron, pero eso lo vivimos”.

La triste infancia de Matthew McConaughey
Matthew McConaughey con su pareja y sus hijos (Foto: Instagram)

Pero eso no fue todo, también agregó que hasta cuando era bebé vivió desplantes, según se enteró de grande por parte de su madre, que todavía vive. Remarcó que su padre no acudió a su nacimiento y fue porque no estaba seguro de su paternidad. Si estuvo en el hospital, pero en ningún momento se acercó, siempre estuvo en el bar del nosocomio. Creía que su pareja lo había engañado y durante un buen tiempo prácticamente no lo atendió, ni siquiera le cambiaba los pañales, según dijo.

Sin ir más lejos, él había elegido llamarlo Kelly, pero su madre no le dio el gusto. Como en todo momento estuvo sola, hasta en los trámites de rutina, no dio su brazo a torcer y lo llamó como a ella le gustaba. Al señor no le generó absolutamente nada. A medida que fue creciendo, cada travesura le significaba torturas que se multiplicaban.

La triste infancia de Matthew McConaughey
Su madre y la pareja de Matthew McConaughey (Foto: Instagram)

Contó que cada vez que hacía algo que a ellos no les gustaba le lavaban la boca con jabón y que eran comunes las fuertes cachetadas que le dejaban marcas. En todo momento le remarcaba que de esa manera iba a ser un hombre recto cuando creciera. “Siempre estaba aterrorizado cuando lo veía venir”, dijo. Le remarcó tantas veces lo de “hacerse hombre”, de resolver todo de esa manera, que en plena adolescencia lo hizo.

“Una vez tuve una discusión con un portero y le pegué. Ese día tuvo su aprobación y no me pegó nunca más. Después de ese puñetazo me convertí en su chico, un hombre a sus ojos”, contó McConaughey. A esto le agregó que a los 15 años lo obligó a tener relaciones sexuales con una mujer que le llevó él.

La triste infancia de Matthew McConaughey
Matthew McConaughey con parte del equipo que trabaja en su fundación (Foto: Instagram)

Hoy su vida es totalmente diferente. Esta en pareja con la modelo brasileña Camilla Alves y juntos tuvieron tres hijos –Levi, Vida y Levingston-. “No crío a mis hijos de la misma manera que mis padres me criaron… pero no me atrevo a juzgar cómo lo hicieron mis padres porque cada vez que me metía en problemas, o me daban con el cinturón o lo que fuera, es porque me lo ganaba”.

Desde hace varios años, junto a su pareja comandan la fundación Just Keep Livin. Allí ponen mayor énfasis en la educación de niños y adolescentes. Asiduamente reciben a menores que sufren violencia en sus casas. En alguna oportunidad comentó que la misión es que todos aquellos que llegan tengan una infancia distinta a la que tuvo él. “No tuve la estructura perfecta en mi infancia, pero estaba en una posición en que a pesar de todo nunca me consideraría un perjudicado”, contó.

SEGUIR LEYENDO:

Quién es Locho Loccisano, el nuevo integrante de El Hotel de los Famosos

El paseo familiar de Chris Pratt y Katherine Schwarznegger, la noche romántica de Zoe Saldana

Botón volver arriba