Espectáculo

Las aventuras de Marley con Madonna: de la confusión en un hotel de Puerto Rico a la camiseta de la discordia

Alejandro Wiebe, conocido desde siempre como Marley, es uno de los conductores más reconocidos de la televisión. Con su estilo particular entre carismático y desfachatado, guarda en su foja de servicios un anecdotario que incluye a las figuras más importantes del mundo del espectáculo. Durante su paso por PH, Podemos hablar, dio una pequeña muestra gratis de su listado, con menciones a Michael Jackson, Luis Miguel y Madonna ante la atenta mirada y sorpresa de los otros invitados: el conductor Jey Mammon, la periodista Romina Manguel, el actor Agustín Cachete Sierra y la modelo Belén Francese.

La consigna planteada por el conductor Andy Kusnetzoff era para que pasaran al frente “los que terminaron la noche en un lugar inesperado”, y Marley echó mano a una desopilante cadena de confusiones y casualidades. La historia se remonta a comienzos de los ‘90, cuando Marley estaba en las filas de Canal 13 y los primeros años del uno a uno posibilitaron viajes al exterior y las visitas de los artistas más importantes del momento. En ese panorama, el joven cronista fue enviado a Puerto Rico para seguir los pasos de Madonna, que tiempo después daría sus primeros conciertos en el país.

La intérprete de “Like a virgin” se encontraba en el país caribeño cuando Marley logró dar con el hotel en el que se encontraba la Reina del Pop. Eran momentos de “artistas exclusivos”, y en ese punto estaban en bandos enfrentados. Marley jugaba para el equipo del solcito y Madonna lo hacía para el de las pelotas. Por ello fue mayor aún la sorpresa cuando el enviado se encontró que había una suite esperando por él.

Madonna durante una de las entrevistas que le realizó Marley

Claro que Marley había hecho un trabajo de ingeniería previa y contó en la manager de la cantante con una inesperada aliada. Pocos tenían el dato de que la cantante se hospedaba allí. “Se habían confundido, pensaron que yo era el novio de Madonna”, reveló el conductor, que tuvo en esa comedia de enredos la llave para acceder al mágico mundo de la Reina del Pop. Primero lo invitaron a ver el concierto al costado del escenario. Pero al terminar el show, Marley no tenía cómo regresar al hotel, que estaba a una hora de viaje. “No te preocupes, nosotros te llevamos”, le dijo la manager. “Me meten en la limousine y Madonna pregunta ‘¿Quién es este?’”, relató el protagonista, ante las carcajadas de todos.

Luego de aclarar la confusión, empezaron a charlar seriamente y le artista se interesó por la expectativa respecto a sus shows en el país, sobre los que había una gran polémica debido a la publicación de su libro Sex. La simpatía de Marley seguía desbloqueando niveles y el siguiente paso fue la invitación al cumpleaños de la gran bestia pop: “Terminé en la fiesta de Madonna con todos los bailarines y las bailarinas. Fue genial”, recordó.

Pero la historia de confusiones no terminó allí y casi provoca una guerra entre los canales más importantes de la televisión. Cuando finalmente Madonna visitó el país, Marley le envió una serie de regalos de bienvenida: seis docenas de rosas rojas, libros de autores argentinos, artículos típicos del país y una camiseta de la Selección con el logo de Canal 13. Lo dicho, los derechos eran de Telefe, que trasnmitió el recital que la diva dio en el estadio de River. “Nunca imaginé que se iba a poner esa camiseta en el recital. No fue a propósito, yo tenía 22 años”, remató juntando las manos y excusándose.

SEGUIR LEYENDO:

La China Suárez fue a ver el debut de Rusherking en el Luna Park: las fotos del show

Locho Loccisano fue otra vez nominado en El Hotel de los Famosos y su madre estalló: “Porque te respeto no te voy a buscar”

Así le hablaba El Noba a sus seguidores en una entrevista radial: “No se den por vencidos”

Botón volver arriba