Economía

Las transferencias automáticas y discrecionales marcan la relación de la Casa Rosada con las provincias

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, conduce el distrito más beneficiado por las transferencias de Nacion. El jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta, el distrito más perjudicado en ese concepto (ESTEBAN COLLAZO/)

La administración de Alberto Fernández termina su primer año de gestión en la que fue marcando un camino en la relación económica con cada una de las provincias.

Una forma de poder medir esto es ver cómo se comportó el ejecutivo nacional respecto de las transferencias de fondos a cada una de las provincias. Tanto las que se realizan de manera automática -coparticipación- como las discrecionales a través de los Aportes del Tesoro Nacional.

Un trabajo de la consultorta Aerarium señala que en diciembre “se consolidó la tendencia de los últimos meses” en las transferencias automáticas en donde se observa el mayor crecimiento nominal del año (+61,7% año a año), como así también en moneda constante (+18,9% interanual).

Según el trabajo de la consultora fundada por los dos ex funcionarios de Cambiemos, Paulino Caballero y Guillermo Giusi, esta dinámica “dio lugar a una fuerte reversión en la evolución de las transferencias, que cerraron el último trimestre con un crecimiento real positivo del 15,4%, el cual contrasta con el -18,4% observado en el período más crítico de la cuarentena. La mejor performance de las transferencias y la desaceleración (en el margen) del índice de precios actuaron en tándem para mejorar el flujo de transferencias a provincias, lo cual permitió atravesar fin de año sin mayores sobresaltos sociales”.

Gobernadores en la jura de Alberto Fernández, en diciembre de 2019
Gobernadores en la jura de Alberto Fernández, en diciembre de 2019 (Adrian Escandar/)

En el analisis de Caballero y Giusi señalan que esto fue consecuencia de la incidencia del IVA que fue “clave para explicar la aceleración en el crecimiento de las transferencias (+8,2 puntos porcentuales versus noviembre de 2020)”. Asimismo, señalan que Bienes Personales “volvió a presentar un aporte significativo (+$20.700 millones respecto a diciembre de 2019)”.

Si se mide en valores absolutos, el trabajo señala que las transferencias “ascendieron a $241.874 millones (quebrando el récord nominal por tercer mes consecutivo), con un incremento de $ 92.300 millones respecto a lo ingresado durante el mismo mes de 2019, y de $ 15.130 millones respecto al mes anterior”.

A la hora de señalar cuáles fueron los distritos más y menos favorecidos , el informe de la consultora muestra que las transferencias a la Ciudad de Buenos Aires “presentaron una caída nominal del 2.6% (-28.4% deflactadas por IPC), derivada de los sucesivos recortes en su coeficiente de coparticipación”.

En el caso de la Ciudad señala que durante diciembre “la pérdida de recursos para el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires llegó a $ 4.903 millones, ($272 millones por día hábil), superando en $955 millones la pérdida de noviembre y llevando la cuenta a casi $15.500 millones desde la aplicación del Decreto 735/20″.

transferencia-discrecionales
Transferencias discresionales

A lo largo del año, las transferencias acumularon $ 2,24 billones (8,3% del PIB), registrando un incremento nominal del 37,4% y una caída del 3,2% en términos reales.

En este contexto, el trabajo informa que “la CABA fue la única jurisdicción perjudicada durante diciembre (-$ 4.757 millones versus el presupuesto), en tanto que el resto de las jurisdicciones recibieron un promedio de $ millones adicionales a lo previsto, con un máximo de casi $ 3.750 millones en PBA”.

El informe bastante crítico de la administración nacional también hace referencia a los conceptos de federalismo y lo hace con los datos de las transferencia de diciembre en donde señala que “el BCRA giró al Tesoro Nacional el saldo de utilidades remanentes del ejercicio 2019 ($254.000 millones), lo cual volvió a generar una nueva caída en el indicador de distribución primaria ampliada (32.3%). Incluyendo el dato de diciembre, la participación provincial ampliada anual se ubicó en 34.1%, evidenciando un fuerte sesgo centralizador, y siendo un claro ejemplo de la “defensa” del Federalismo que realiza la actual administración”.

Respecto de este punto y el concepto de concentración que señala el trabajo, el informe dice que “para dar un orden de magnitud, del total asistido por el BCRA al Tesoro Nacional durante 2020 ($2.01 billones), las provincias recibieron $135.000 millones, es decir, menos del 7% del total, de los cuales $70.000 millones deberán ser reintegrados por las provincias dado que fueron cedidos en calidad de préstamos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo (FFDP). Neteando dichos créditos, se concluye que el costo de la asistencia financiera a provincias sólo absorbió el 3.2% de los fondos girados desde la autoridad monetaria”.

Asimismo, el trabajo que realiza el ex subsecretario de relaciones con las provincias dice que “excluyendo la asistencia del BCRA, la participación provincial se ubicó en 49,1% durante 2020 (-0,5 punto porcentual interanual), comenzando a desandar el proceso de descentralización de recursos observado entre 2016-2019, lo cual se profundizará durante 2021, a partir de la negativa del Gobierno Federal de coparticipar el Impuesto a las Grandes Fortunas, que representará algo así como 1% del PIB y recortará la participación provincial al 46,2%, es decir, casi 3 puntos porcentuales menos que en 2020″.

El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda al ministro de Economía, Martín Guzmán, antes de asistir a una conferencia de prensa en Casa Rosada. Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo Aug 31, 2020. Juan Mabromata/Pool via REUTERS
El presidente de Argentina, Alberto Fernández, saluda al ministro de Economía, Martín Guzmán, antes de asistir a una conferencia de prensa en Casa Rosada. Buenos Aires. Argentina. Foto de archivo Aug 31, 2020. Juan Mabromata/Pool via REUTERS

La segunda parte señala como fue el flujo de las transferencias discrecionales, en donde la Casa Rosada ejecutó el 81% del Programa para la Emergencia Financiera Provincial (PEFP) que lleva asignados préstamos del FFDP por $ 70.250 Millones y transferencias de $67.195 millones de ATN. “Esto permitió compensar en un 56.6% la caída de recursos coparticipables con ingresos no reembolsables (ATN) y otro 54.1% con préstamos del FFDP”. Asimismo, hacen referencia a que las provincias “que no accedieron a endeudarse con el tesoro no lograron recuperar las pérdidas de coparticipación generadas por la pandemia, como ser CABA, PBA, Catamarca, Formosa, San Juan, San Luis Santiago del Estero, entre otras”.

El informe de la consultora Aerarium señala que se profundizó el sesgo bonaerense en la asistencia financiera del gobierno nacional. “Esto pone en jaque el federalismo en la argentina, nuevamente se retoma el camino de la discrecionalidad político/partidaria y no una distribución objetiva en el marco acuerdos federales entre Nación, provincias y municipios, como los logrados en el periodo 2016-2019 -durante el gobierno de Cambiemos de los que formaron parte los autores- para la devolución histórica del 15% de la CFI y la solución al añejo problema del Fondo del Conurbano Bonaerense”.

Por último, el trabajo hace referencia a los ganadores y perdedores del modelo que está llevando adelante la administración del Frente de Todos en donde señala que “si a los coeficientes de distribución de coparticipación de las provincias los corregimos por los envíos discrecionales del tesoro nacional se generan cambios y distorsiones en el mapa federal. En efecto, la provincia de Buenos Aires es la más favorecidas con un incremento en su coeficiente corregido de distribución del 15.8%, le sigue La Rioja, Neuquén y Santa Cruz con el +11,6%, +7,9% y 2,3%. En el extremo opuesto nos encontramos a San Luis, Catamarca y Corrientes con pérdidas del 11,2%, 9,2% y 8,5% en sus coeficientes de distribución, respectivamente”.

Seguí leyendo:

Las fábricas de autos cerraron su peor año desde 2004 con una caída de 18,3% en la producción y de 38,5% en las exportaciones

Monotributo: cómo serán las escalas cuando se apruebe el proyecto de ley que envió la AFIP

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar