Economía

Las urgencias de las empresas para pagar sueldos y evitar que se corte la cadena de pagos

El titular de la UIA, Miguel Acevedo, está realizando intensas gestiones con el ministro Matías Kulfas y el titular del BCRA, Miguel Pesce

Como todos los días desde que comenzó la cuarentena total dispuesta por el Gobierno, el viernes pasado, el Comité de Crisis de la UIA, compuesto por siete miembros de la mesa chica de la entidad, se reunió esta mañana por videoconferencia durante unas dos horas. En esta oportunidad, no hubo participación oficial.

Los empresarios vuelcan en estos encuentros virtuales las distintas problemáticas de los sectores y definen estrategias a seguir, no sólo para los rubros considerados “esenciales”, que deben sortear escollos diariamente para lograr un normal abastecimiento a la población, especialmente de alimentos, sino para las actividades que hoy están completamente paradas y que no saben cómo harán frente a sus obligaciones en las próximas semanas.

La gran preocupación de los empresarios hoy, y de cara a los tres días hábiles que tiene esta última semana del mes, es cómo se restablece el clearing bancario y cómo se evita que se corte la cadena de pagos. Llega fin de mes y las empresas deben cumplir con infinidad de obligaciones, desde el pago de sueldos hasta los servicios y los impuestos, por lo que en las últimas horas desde la UIA y otras cámaras empresarias están intensificando las gestiones con el Gobierno para que entre miércoles y viernes pueda resolverse esta situación.

“El principal tema es el clearing bancario; hay cheques que se acumulan y hay muchas empresas que tienen que depositar cheques o efectivo para poder pagar, desde salarios hasta otras obligaciones. Todavía en la Argentina circula mucho efectivo, con casi el 40% de la economía en negro”, dijo un miembro de la central fabril.

La industria de calzado es una de los tantas que está parads y que ya venía golpeada de los últimos cuatro años
La industria de calzado es una de los tantas que está parads y que ya venía golpeada de los últimos cuatro años

Los empresarios están gestionando con el Banco Central (BCRA) para ver de qué manera puede garantizarse el clearing, sin que todo el personal de los bancos concurra a trabajar. “Hay que ir viendo cómo se hace para que no se corte la cadena de pagos porque puede haber cheques rechazados”, sumó otro industrial.

El titular del BCRA, Miguel Pesce, confirmó hoy que tienen “pedidos cruzados de activar el clearing antes del 1° de abril” y “se está evaluando, porque los bancos están trabajando en sus áreas áreas de back office, con lo cual se podría permitir”. “Están los que nos piden poder acreditar los cheques para poder pagar sueldos y otras obligaciones y por otro lado están los que piden no acreditarlos porque no están recibiendo pagos”, sostuvo el funcionario, quien añadió: “Estamos trabajando en alguna norma adicional del gobierno nacional para activar el clearing anticipadamente y viendo cómo reacciona la cadena de pagos”.

Vale recordar que el Banco Central dispuso que los bancos tienen que liberar a partir de mañana $350.000 millones para otorgar financiamiento a una tasa del 24%. Los bancos contarían con recursos para asistir a sus clientes si se da un desajuste entre el cobro y el pago de cheques. Lo que advierten en la UIA, y en lo que están trabajando junto al Ministerio de Desarrollo Productivo, es que normalmente las entidades financieras otorgan los créditos a las empresas con buena calificación, por lo que muchas pymes suelen quedar afuera. Para evitar este problema, se está trabajando en el otorgamiento de garantías.

Estos créditos podrían ser usados para el pago de sueldos, por ejemplo, pero otra alternativa es que los bancos amplíen los montos para girar en descubierto a una tasa de interés razonable, por lo que si una empresa no recibe pagos pueda utilizar el descubierto para pagar sus obligaciones más urgentes.

Los empresarios están haciendo gestiones para que se reactive el clearing bancario y el titular del BCRA, Miguel Pesce, afirmó que está bajo análisis
Los empresarios están haciendo gestiones para que se reactive el clearing bancario y el titular del BCRA, Miguel Pesce, afirmó que está bajo análisis (Enrique Marcarian/)

Desde la UIA remarcaron que los $300.000 millones mensuales anunciados es lo que se paga en todos los sueldos del sector bancarizado en la Argentina, de los cuales $100.000 millones corresponden a pymes. “Dentro de este universo, hay empresas que están trabajando y empresas que están paradas”, aclaró un directivo de la entidad.

“La situación es muy compleja. La salud y la vida de los argentinos es la principal prioridad y debemos comprometernos todos en esta lucha. No obstante, tambien es importante preservar la salud del entramado productivo y económico. Dentro de 8 días los comercios tienen que pagar sueldos, estén abierto o no. Y alrededor del 70% están cerrados y explican casi 2,8 millones de asalariados que deben cobrar”, aseguró a Infobae el secretario de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Mario Grinman.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina (Camima), José Luis Ammaturo, advirtió hoy que “en la situación actual de freno de la actividad económica, está totalmente cortada la cadena de pagos de la industria y muchas pymes no tienen recursos para pagar los salarios de marzo”. En este contexto, pidió buscar “una solución conjunta entre el Estado y las empresas, para encontrar mecanismos que permitan cumplir los compromisos”.

La cadena se rompió. Yo tengo un cheque para pagarle a mi proveedor pero no puedo depositárselo en el banco para que lo retire. Mi proveedor, que con ese cheque paga salarios, no sé cómo hará para pagar los sueldos. La desesperación es total (empresario pyme)

“Cuando el gremio de los bancarios pateó el tablero y cerró los bancos, se quebró la cadena de pagos de los negocios”, disparó un hombre del sector de alimentos.

Las estaciones de servicio, por ejemplo, que cobran dinero en efectivo y en algunos casos cheques de sus clientes, no los pueden depositar en sus cuentas debido al cierre al público de los bancos y la suspensión del clearing. El problema termina repercutiendo en el abastecimiento de combustible, ya que al no poder cancelar las facturas con las petroleras, se ven imposibilitadas de seguir comprando nafta y gasoil para vender. Situación similar tienen los almacenes y casas de comidas, que al cobrar gran parte de sus ventas en efectivo, no pueden depositar ese dinero en las cuentas bancarias desde las cuales pagan a sus proveedores.

Un hombre con barbijo compra en un supermercado de la Capital Federal (REUTERS/Agustin Marcarian)
Un hombre con barbijo compra en un supermercado de la Capital Federal (REUTERS/Agustin Marcarian) (AGUSTIN MARCARIAN/)

"La cadena se rompió. Yo tengo un cheque para pagarle a mi proveedor pero no puedo depositárselo en el banco para que lo retire. Mi proveedor, que con ese cheque paga salarios, no sé cómo hará para pagar los sueldos. La desesperación es total”, señaló el dueño de una mediana empresa que abastece de tomates en lata a uno de los supermercados líderes. “Me resulta inentendible que los bancos no abran el público, al menos con un horario reducido. O siquiera para atender a las empresas que el gobierno consideró esenciales para este momento tan duro que nos toca vivir a todos”, agregó. “¿No es Palazzo, titular del gremio de bancarios, un defensor de este Gobierno? ¿Por qué no colabora?”, se preguntó, y reclamó: “Acá todos tenemos que poner el hombro”.

La situación es similar en los supermercados, que también recaudan grandes sumas de dinero en efectivo y se ven imposibilitados de depositarlas en sus cuentas bancarias para el pago a sus proveedores, salarios e impuestos.

Una alternativa sería coordinar con las transportadoras de caudales para que retiren el efectivo de los distintos negocios que requieran este servicio para poder seguir funcionando, como pide el Gobierno. “Pero exigen comisiones usurarias”, se quejó el dueño de una estación de servicio ubicada en el barrio de Belgrano. “Sabemos que para ese mismo servicio a las estaciones propias de las petroleras cobran entre el 1,5 y 2 por ciento del monto que transportan y a nosotros nos piden arriba del 6 cuando nuestro margen es, con suerte, del 11 por ciento. ¿Cómo hago? ¿Quién me protege a mí para que yo pueda seguir dando este servicio que consideran esencial?”, cuestionó.

Seguí leyendo:

Agustín Salvia, de la UCA: “La cuarentena tiene efectos muy desiguales, es más nociva para la economía informal y para los sectores que ya vienen golpeados”

El rescate a cuentapropistas y trabajadores informales costará $37.000 millones en abril

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar