Locales

Liberaron al acusado por el caso del adolescente que murió electrocutado en Cochagual

El hombre que estaba preso desde junio último por la muerte del adolescente que recibió una fuerte descarga eléctrica en Cochagual, recuperó la libertad este viernes. Tal como adelantó Tiempo de San Juan, el juez a cargo del Quinto Juzgado de Instrucción se declaró incompetente en el caso, además dispuso que el imputado sea excarcelado y envió las actuaciones a un juzgado correccional para que el hecho se investigue como un posible accidente.

La resolución la firmó el juez Matías Parrón, que momentáneamente se puso al frente de dicho juzgado a raíz de la vacante que dejó el juez Benedicto Correa, designado camarista días atrás. La decisión fue adoptada tras el planteo de la fiscal Claudia Salica, que pidió que el juzgado se aparte de la causa en razón de que no existen pruebas para sostener la sospecha que existió un homicidio simple con dolo eventual, como se pensó en un principio. En su requerimiento también solicitó la excarcelación de Alberto Castillo (45), el dueño de esa finca y único detenido en la causa.

La tragedia se produjo el 2 de junio último en la casa deshabitada de una finca situada en calle El Topón, en Cochagual Sur, Sarmiento. Lautaro Miranda (14) entró a la propiedad con uno de sus hermanos y por algún motivo se apoyó en el marco de una ventana o metió una mano por esa abertura y recibió una fuerte descarga eléctrica. Un vecino corrió a auxiliarlo por pedido del otro chico y lograron retirarlo de la ventana con ayuda de un palo. Para entonces el chico ya estaba muerto.

Se sospechó que Castillo, el dueño de la finca, electrificó la casa con la clara intención de dar un escarmiento a posibles ladrones. Fue así que ante la sospecha de que hubo una acción deliberada, tomó intervención el juez Benedicto Correa para investigar el posible delito de homicidio simple con dolo eventual. Sin embargo, las pericias y los testimonios no dieron sustento a esta presunción, o al menos no hasta este momento, explicaron allegados al caso. Fuentes judiciales señalaron que no se electrificó toda la casa, tampoco se acreditó que haya puesto corriente puntualmente en esa ventana como una medida de protección frente a los ladrones. Por otro lado se indicó que la vivienda no tenía nada de valor en su interior y estaba casi abandonada, de modo que se cae la teoría de que el propietario quería proteger sus bienes.

En ese marco fue que la fiscal Claudia Salica planteó la incompetencia del juzgado y pidió que la causa pase a un juzgado correccional para que se investigue un posible delito culposo. En este caso podría ser un homicidio culposo, o sea sin intención, y por tanto solicitó que se dicte la excarcelación del imputado. El juez Matías Parrón, que está subrogando en el Quinto Juzgado de Instrucción, hizo lugar a la petición de Salica y dictó la incompetencia, a la vez que giró las actuaciones al Segundo Juzgado Correccional y ordenó la liberación de Castillo.

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar