Economía

Los empresarios luego de la reunión con el Gobierno: la “clase magistral” de Guzmán y las dudas sobre cómo seguirá el control de precios

Guzmán, Kulfas, Feletti y Pesce con los ejecutivos de las alimenticias

“Fue amena, pero no se avanzó mucho, veremos qué pasa en los próximos días”. Ese bien podría ser el resumen de la reunión que terminó hace minutos entre funcionarios del gabinete económico y representantes de algunas de las principales empresas productoras de alimentos del país, muchas de ellas multinacionales. Martín Guzmán, ministro de Economía, fue el anfitrión y quién lideró la reunión.

El Gobierno dispuso en octubre, cuando la inflación alcanzó al 3,5%, el congelamiento de precios de más 1.300 productos hasta el 7 de enero, y la idea oficial es ir hacia una “administración” de estos valores, en acuerdo con las empresas. Son horas de negociaciones, listas de productos y llamadas que van y vienen entre los despachos oficiales, las oficinas de las empresas y ciudades con mar, donde veranean algunos ejecutivos.

Fue una mesa chica y los empresarios consultados por Infobae prefirieron el off the record: tiene que seguir negociando con el secretario de Comercio, Roberto Feletti, y saben que la tensión puede escalar muy rápido.

!function(e,i,n,s){var t="InfogramEmbeds",d=e.getElementsByTagName("script")[0];if(window[t]&&window[t].initialized)window[t].process&&window[t].process();else if(!e.getElementById(n)){var o=e.createElement("script");o.async=1,o.id=n,o.src="https://e.infogram.com/js/dist/embed-loader-min.js",d.parentNode.insertBefore(o,d)}}(document,0,"infogram-async");

Los funcionarios Guzmán, Matías Kulfas (Desarrollo Productivo), Roberto Feletti (Comercio) y Miguel Pesce (BCRA), estuvieron de uno de los lados de la mesa durante el almuerzo en la terraza del Palacio de Hacienda, en un encuentro que se extendió hasta cerca de las 16. Participaron en representación del sector empresario Laura Barnator (Unilever); Gabriela Bardin (P&G); Gonzalo Fagioli (Quilmes); Abelardo Gudiño (Coca Cola); Adrián Kaufman Brea (Grupo Arcor); Maximiliano Lapidus (La Serenísima); y Agustín Llanos (Molinos Río de La Plata).

En el eje del encuentro estuvo el control de precios, los productos congelados –una medida cuya sola mención genera tirria entre los hombres y mujeres de negocios–, y los números macro de la negociación con el FMI, para quien el tema inflación –la evolución de los precios, sobre todo de los alimentos– es central. Los privados hablan de “controles”, los funcionarios de “acuerdos”. Más allá de la semántica, no es un tema menor: la idea de acordar precios y salarios está en el corazón de discusión con el Fondo. Todos los presentes pudieron hablar y “hubo interés por escuchar”, según los presentes. Eso sí, no se habló puntualmente de las idas y vueltas con el Fondo.

“Querían la foto, y está bien. Buscan un buen marco para la negociación de precios, pero hay disparidad entre las situación de las empresas”, aseguraron desde una de las compañías. “Fue un año complicado y se habló también de eso. Estamos todos negociando y se apunta a cerrar todo a fines de la semana. Feletti reconoció el esfuerzo que estamos haciendo con el tema precios y abastecimiento. Quedan unos día aún para cerrar la nueva canasta consensuada de 1.300 productos”, agregaron desde otra de las compañías.

Se analizó “la fuerte reactivación que está viviendo la Argentina con una evolución positiva del producto que en 2021 habrá crecido alrededor de 10% y repasaron los datos de recuperación de empleo, inversión y exportaciones”, aseguraron desde Economía.

Control de precios empresarios Gobierno
Otra de las imágenes del almuerzo de hoy

Y agregaron que “los funcionarios presentaron un análisis integral de la situación económica poniendo en perspectiva la fuerte recuperación económica de la actividad. En esta línea remarcaron la recuperación del Producto, el crecimiento del empleo, la inversión, las exportaciones y la estabilidad cambiaria. Además, se hizo hincapié en complementar un esquema macroeconómico integral para atacar el problema inflacionario con políticas de precios e ingresos, que incluyan acuerdos de precios entre el sector público y el sector privado”.

Un empresario lo resumió de manera más coloquial; quizás irónica: “La novela sigue con Felletti. Hoy era enmarcar todo en el desafío macroeconómico… La reunión incluyó clase magistral a cargo de Guzmán y también algo de Pesce. Arrancó el ministro con lo del FMI y cuando el tema viraba a política monetaria lo dejaba en manos del presidente del Central”.

Sobre lo que definieron como “un intercambio de comentarios sobre el esquema de acuerdos de precios al que se apunta llegar en los próximos días”, desde Hacienda destacaron que “hubo una actitud cooperativa y constructiva por parte de las empresas, quienes valoraron la importancia de los acuerdos de precios para ayudar a coordinar expectativas que permitan atacar el elemento de persistencia en el proceso inflacionario de una forma que sea consistente con el resto de las políticas macroeconómicas”.

“La novela sigue con Felletti. Hoy era enmarcar todo en el desafío macroeconómico… La reunión incluyó clase magistral a cargo de Guzmán y también algo de Pesce”

“Fuimos convocados, junto a colegas de la industria de alimentos y bebidas y de consumo masivo, a un cordial almuerzo con funcionarios del área de Economía y Producción, a los efectos de actualizarnos respecto de los planes económicos y el avance en las negociaciones con el FMI”, destacó uno de los presentes.

“El tema precios fue parte de la agenda. Aún no está cerrado el programa ‘+ Precios Cuidados’ ya que cada compañía lo define de manera individual con la Secretaría de Comercio. En los próximos días debería llegarse a un acuerdo. También se trataron temas de negocios como exportaciones, importaciones, recaudación impositiva e informalidad, en los que cada representante destacó las oportunidades y desafíos que tiene en su rubro particular”, amplió.

Otro de los presentes también destacó el tono cordial del diálogo en un contexto general que es “tenso”, según definió. “Fue muy cordial y se abordaron diversos temas pero principalmente precios. Fue un diálogo en donde no solo los funcionarios manifestaron sus necesidades sino que la industria pudo abordar cuestiones como el aumento de insumos, capacidad exportadora y manejo de liquidez. El gobierno quiere un listado de 1300 productos. Hubo avances en la negociación pero aún no está cerrada y se manifestó voluntad de ambas partes para alcanzar el objetivo”.

SEGUIR LEYENDO:

Acciones y bonos argentinos sintieron el impacto de la volatilidad de Wall Street y los que más sufren son los unicornios

Dólar hoy: la cotización libre subió a $206,50 y la brecha siguió en el 100%

Limitarán el ingreso de acompañantes al Aeroparque metropolitano por el pico de contagios de coronavirus

Botón volver arriba