Economía

MiPyMEs: los créditos productivos impulsados por el Banco Central alcanzaron los 1,63 billones de pesos

La LFIP es la principal vía por la cual se canalizan los créditos MiPyMEs (REUTERS). (AGUSTIN MARCARIAN/)

La Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva (LFIP), impulsada por el Banco Central de la República Argentina (BCRA), es la principal vía por la cual se canalizan los créditos a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs).

Según precisó la autoridad monetaria mediante un comunicado difundido este sábado, a través de dicha línea desde lanzamiento en noviembre de 2020 ya se otorgaron 1,63 billones (esto es, millones de millones) de pesos

“A fines de enero, los préstamos otorgados a través de la LFIP acumularon, desde su puesta en marcha, desembolsos por aproximadamente $1.628 miles de millones”, especificó la entidad presidida por Miguel Pesce.

De acuerdo con el texto compartido hoy, estos desembolsos acumulados en enero implicaron una expansión de 8,4% respecto a fines de diciembre.

“A fines de enero, los préstamos otorgados a través de la LFIP acumularon, desde su puesta en marcha, desembolsos por aproximadamente $1.628 miles de millones” (BCRA)

Hasta el momento, más de 215.000 empresas accedieron a préstamos con condiciones preferenciales en el marco de la LFIP. Cerca del 84% del total de los desembolsos se destinó a la financiación de capital de trabajo y el resto a proyectos de inversión, detalló el BCRA.

“La LFIP contribuyó a sostener el crecimiento de los préstamos destinados a financiar actividades comerciales -sostuvo-. Los montos acumulados desde noviembre de 2020 y hasta enero de 2022 a través de la línea representaron algo más del 60% del financiamiento otorgado a través de documentos, que son las líneas utilizadas para instrumentar estos préstamos”.

Según el comunicado, las condiciones preferenciales de los créditos otorgados en el marco de la LFIP permitieron que, en términos interanuales y a precios constantes, el saldo de préstamos a MiPyMEs registrara un crecimiento del orden del 15%.

Transeúntes caminan frente al banco central de Argentina en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina, el 8 de enero de 2018. REUTERS/Agustin Marcarian
Transeúntes caminan frente al banco central de Argentina en el distrito financiero de Buenos Aires, Argentina, el 8 de enero de 2018. REUTERS/Agustin Marcarian (AGUSTIN MARCARIAN/)

Cabe recordar que el Banco Central extendió en septiembre del año pasado la obligación para los bancos de prestar una parte de sus depósitos al sector pyme bajo determinadas condiciones.

La LFIP fue prorrogada en aquel momento hasta el 31 de marzo de 2022, en sintonía con la ola de planes oficiales conocidos luego de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para “poner platita en el bolsillo”. En este caso, en el de las empresas.

De acuerdo con la Comunicación “A” 7155, para aplicar a esta línea crediticia, solo hay dos tipos de pymes exceptuadas: las agropecuarias que no liquidan su producción y las importadoras.

La normativa del BCRA aclaró que estarán excluidas las pyme con actividad agrícola que mantengan un acopio de su producción de trigo y/o soja por un valor superior al 5% de su capacidad de cosecha anual, y tampoco calificarán las que hayan importado bienes de consumo finales, excepto que se trate de productos y/o insumos médicos.

SEGUIR LEYENDO:

Control a las importaciones: más cruces entre el Gobierno y las empresas por la falta de dólares

Cuánto hay que ganar para ser de clase media en la Ciudad de Buenos Aires y cuánto para no ser pobre

Viajar a Europa: requisitos, condiciones y vacunas aceptadas para los argentinos en los principales destinos

Botón volver arriba