Espectáculo

Nicole Neumann se reencontró con su hermana Geraldine en Italia y terminaron bailando en el casamiento de una desconocida

Desde hace una semana Nicole Neumann está disfrutando de una escapada a Europa. El motivo inicial fue el gran regreso de su pareja, Manu Urcera, a las pistas italianas, pero también aprovechó para combinar compromisos laborales con reencuentro familiares. Primero con su padre y su hermana sueca, Clara Bacher, y recientemente se fundió en un esperado abrazo con Geraldine, su cuñado y sus sobrinos, quienes se encuentran en un tour a bordo de un motorhome con la meta de recorrer 12 países. La modelo compartió fotos y videos de la estadía en un lujoso restaurante de las costas de Amalfati.

Lo curioso fue que mientras se dirigían al bar ubicado entre los acantilados y la majestuosa vista hacia el mar Tirreno, se dieron cuenta de que había una pareja de recién casados celebrando en el mismo lugar. Para celebrar que el piloto de TC alcanzó el segundo lugar del podio en el autódromo Enzo e Dino Ferrari de Imola días atrás, fueron a cenar en familia. En las postales que compartieron posaron todos reunidos a bordo de un yate: Nicole y Manu junto a Gege Conti Neumann y su marido Jorge Otamendi, junto a sus hijos, Helena, de 16, y Matías, de 12.

Nicole Neumann, Manu Urcera, Geraldine, y su marido Jorge Otamendi, junto a Helena y Matías (Instagagram @nikitaneumannoficial)
Nicole Neumann
Una vista de los acantilados verticales de Amalfati, en la costa del sur de la península Sorrentina de Italia

“Los sueños llegan de golpe, sin forzarlos, sin perseguirlos. Sí trabajándolos, así como el amor”, expresó la jurado de Los 8 escalones del millón, conmovida por los paisajes y la buena compañía. En el epígrafe del posteo, agregó: “Cuando uno tiene la claridad y el foco de la intención, siempre desde el amor y la buena intención… el Universo provee. Hace cuatro años tengo metida la Costa Amalfitana en mi cabeza y hoy estoy acá, con un amor que tampoco esperaba, pero sí visualizaba”, reveló, y etiquetó a Urcera.

Juntos hace un año y medio, festejaron el gran momento que están viviendo con varias salidas por la bella ciudad que se ubica al suroeste de Italia. Las dos parejas se sentaron en una de las mesas de un restaurante boutique, y cuando ya habían pedido sus respectivos platos, advirtieron que había una novia con vestido blanco y velo, alegre por su flamante matrimonio. “Cuando sin darte cuenta quedás en el medio de un casamiento”, reveló Gege a través de su cuenta de Instagram, mientras enfocaba de fondo a la protagonista de la noche, y luego su hermana hizo lo propio.

Nicole Neumann
Luego del reencuentro hubo tiempo para salir a navegar y disfrutar de un paseo en familia
Nicole Neumann
Anteriormente Nicole también se había encontrado con su hermana sueca Clara Alicia Bacher, y ahora pudo volver a abrazar a Geraldine (Instagram: @nikitaneumannoficial)

“Cuando caes a un casamiento cualquiera”, comentó Nicole, atónita por el clima festivo que se generó en pocos minutos, con música bailable y los recién casados a puro romance, sonrientes en el destino soñado. A principios de esta semana, había escrito en su feed: “Un resumen de mi sábado. Familia, looks, carrera, podio. ¡Wowww! ¡Días intensos como me gustan a mi! ¡Muy escorpio!”.

En uno de los compilado de imágenes posó al lado de la Ferrari 488 de la Scuderia Baldini junto a Clara Alicia Bacher, la joven sueca de 20 años es hija de su padre, Bernd Unterüberbacher y de su pareja, Camila, quienes residen en Suecia. En el más reciente se la vio con Geraldine, y sus sobrinos, luego de acompañar a Urcera en otra de las carreras. Con un cronograma organizado para compaginar todos los pendientes, e incluso algunos ratos libres para caminar y hacer turismo en cada rincón que visitan del Viejo Continente, las tres hermanas encuentran la forma de seguir cultivando un vínculo que atraviese las fronteras.

SEGUIR LEYENDO:

La revelación de Lali Espósito sobre su sexualidad: “No aceptaba que me gustaban las mujeres”

La resiliencia de Pampita, las cartas de Vicuña y “un duelo para siempre”: la vida sin Blanquita

La confesión de Paola Krum sobre su situación económica: “A veces no tengo un mango”

Botón volver arriba