Economía

Problemas para la salida de las cuarentenas complican a los mercados y cambian el escenario de negociación de la deuda Argentina

Operadores de un banco de inversión en Seúl, Corea del Sur (KIM HONG-JI/)

El fin de semana favoreció a las negociaciones de la deuda que va a emprender la Argentina. El costado negativo es que este beneficio viene de la mano de una mala noticia para los habitantes del planeta: el fracaso de las reaperturas de la actividad económica en Alemania y Corea del Sur, dos de los países que a los que se les atribuye algunas de las mejores estrategias para afrontar la pandemia. Ambos tuvieron contagios en las zonas de nuevas actividades que ponen en tela de juicio la idea de relajar las cuarentenas en el mundo.

En tanto, la Argentina está pensando en dos planes para no ir al default. El primero es esperar una propuesta más ventajosa de los acreedores y el otro de hacer algún pago a cuenta que evite el default y negociar con un plazo que vaya más allá del 22 de mayo. Pero todo indica que lo mejor para este acuerdo es que el escenario internacional no facilite salir de este esquema de tasas cero que está aplicando el mundo, presionado por la pandemia. Lo duro es que a la Argentina la favorece la virulencia del CODIV-19 que también complica su economía que se sostiene a pura emisión.

El sábado Alemania y Corea, tuvieron serios tropiezos. Los coreanos reportaron el sábado 34 casos -el número más alto en un mes- que obligaron a las autoridades a cerrar más de 2.000 bares y clubes nocturnos y a replantear la estrategia que inauguraron el miércoles. En la zona nocturna de Seúl, donde un individuo portador del virus asistió a varios sitios creó un foco que va a tener efectos en los próximos días al tiempo que aumentaron el número de contagios. En esas zonas no se respetaron las distancias que se recomienda para que no se expanda el virus.

El fracaso de los intentos de flexibilización de las medidas de distanciamiento social en Corea y Alemania afectó a los mercados

Corea tiene uno de los cuatro mejores sistemas de salud del mundo. Tiene 55 millones de habitantes y 10.909 contagiados, 9.632 recuperados y 256 muertes. La Argentina con 40 millones tiene 6.034 infectados, pero apenas 1.757 recuperados y 35 fallecidos.

Alemania fue la otra apertura fallida. La pandemia rondó los mataderos de animales y en las últimas 24 horas sumaron 667 infectados y 26 muertos una cifra que no conocían desde hacía varias semanas. Los alemanes, el miércoles habían relajado las medidas de cuarentena.

Por eso, el optimismo de Wall Street del viernes por la reapertura de la actividad económica en los Estados Unidos tuvo un freno en las cotizaciones overnight, que comenzaron a las 19.30 de domingo. Los principales índices de las bolsas de Nueva York oscilaban en un promedio de 0,50%.

La Argentina está pensando en dos planes para no ir al default. El primero es esperar una propuesta más ventajosa de los acreedores y el otro de hacer algún pago a cuenta que evite el default y negociar con un plazo que vaya más allá del 22 de mayo. Pero todo indica que lo mejor para este acuerdo es que el escenario internacional no facilite salir de este esquema de tasas cero

En Europa, el DAX alemán, también estaba en los mismos porcentajes que los indicadores norteamericanos, mientras el FTSE de Londres viajaba por otro carril y subía 1,12%. Pero el Euro Stoxx, que agrupa a las principales 50 acciones de las Bolsas europeas, crecía solo 0,40%.

Las Bolsas de Asia que estaban operando a pleno porque los mercados están abiertos en la madrugada de occidente, mostraban comportamientos dispersos. El Nikkei de Tokio estaba 1,27% arriba y el Hang Seng de Hong Kong, 2,01%. Pero en el continente, los tres principales indicadores de China tenían subas que no superaban 0,30% y su tendencia era negativa.

El petróleo, no definía su tendencia. El WTI de referencia en Estados Unidos padecía una leve caída de 0,62% a USD 24,59 por barril, mientras el Brent de Europa cedía 1% pero no perforaba el piso de USD 30 dólares al que forzosamente logró superar en los últimos días.

Cada rueda el escenario cambia y en la Argentina el lunes los bonos seguirán siendo el objeto de atención de los inversores, mientras siguen las coberturas en dólares. Por el peso no hay interés por eso se da la baja de tasas junto a la caída de los depósitos de plazo fijo que, si no se acelera, es porque hay un inadvertido corralito que obstaculiza el retiro de los fondos.

Seguí leyendo:

Deuda: luego de la confirmación de la prórroga, ya comenzó una nueva etapa de negociación con los bonistas para evitar el default

Negociación de la deuda externa: Alberto Fernández extendió la vigencia de la oferta a los bonistas hasta el 22 de mayo inclusive

El Gobierno amplió el Presupuesto en más de $575.000 millones para reforzar la asistencia a trabajadores y empresas

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar