Espectáculo

Soledad Silveyra habló en PH de su dura historia familiar: “Mi mamá quiso matar a mi hermano”

Un menú bien variado ofreció la cita de este sábado en PH Podemos Hablar, el lugar de encuentro que se convirtió un clásico de los fines de semana de Telefe. El conductor Andy Kusnetzoff recibió a la querida actriz Soledad Silveyra; al coreógrafo y director teatral Flavio Mendoza, a la cantante juvenil del momento, María Becerra; a la actriz Ximena Capristo y al líder de Vilma Palma e Vampiros, Pájaro Gómez. Diferentes historias de vida con celebrities de diferentes generaciones, un programa ideal para compartir y entender vivencias, travesuras y dolores según pasan los años.

Durante la consigna del punto del encuentro, el conductor invitó a dar un paso hacia adelante a aquellos que tuvieron que superar duras pruebas en su adolescencia. La primera en asumir el desafío fue Solita, que pasó al frente y conmovió a todos con un relato estremecedor: “Cuando uno tiene una infancia que no está contenida, que la mamá se quiere suicidar todo el tiempo, es difícil. Es muy difícil”, comenzó la actriz, que hizo una pausa para juntar aire y tomar impulso para poder exteriorizar sus heridas.

“Es muy difícil soportar el dolor del otro y la imposibilidad de por qué no puede”, señaló en referencia a su madre, y continuó desde una mirada retrospectiva de la niñez: “Por qué no me ve a mí y por qué no se da cuenta que al verme a mí me tiene que poder, porque me tiene que criar… y no pudo”, lamentó. “Una puede hacer mucho psicoanálisis, pero son heridas que quedan y se te marcan”, admitió la protagonista de Rolando Rivas, taxista, mientras el resto de los invitados seguía su relato con atención.

Pájaro Gómez, María Becerra, Solita Silveyra, Flavio Mendoza y Ximena Capristo con Andy Kusnetzoff en una nueva cita de PH Podemos hablar (Captura Telefe)

Solita contó que los problemas depresivos de su madre los tiene presentes desde sus primeros recuerdos infantiles: “Para que te des una idea, a los seis años fui sola a la Cruz Azul porque mamá se cortó las venas. Como no me dieron bolilla, me volví para mi casa para hacerle el torniquete en el brazo. Al rato llaman a la puerta y era una doctora que me había visto. He pasado miles…” prosiguió la actriz que por estos días regresó a las tablas junto a Verónica Llinás en “Dos locas de remate” (Teatro Astral).

Ante una consulta del conductor, Solita se refirió a un doloroso episodio que involucró a su madre con su hermano, Máximo. “La historia de mi hermano y mamá es muy fuerte. Mi madre lo quiso matar. Mi hermano pegó un salto y ella sintió que tal vez lo había matado, dio vuelta el arma y se mató ella”; relató la actriz de Campeones de la vida ante el estupor de aquellos que no conocían la historia, en especial de Ximena Capristo que permaneció unos segundos impactada.

Con el aplomo de quien pudo asimilar los golpes de la vida, Silveyra retomó el relato para contar una enseñanza que había extraído de lo más profundo del dolor. Y también, para comprender mejor lo que había ocurrido aquel trágico día. “Esto nos tiene que servir. Por eso yo ahora soy tan feliz con los jóvenes cuando pueden expresar lo que quieren hacer con su sexualidad. Eso me parece una gloria. Mi mamá no aceptaba la homosexualidad (de mi hermano), era otra época. Por eso yo estoy profundamente agradecida a la vida por este cambio”, concluyó la actriz.

Si usted, o algún familiar o allegado suyo, está atravesando una crisis emocional de cualquier tipo, siente que nada tiene sentido o se encuentra atrapado en una situación a la que no le encuentra salida, llamar al 135 (línea gratuita desde Capital y Gran Buenos Aires) o bien al (011) 5275-1135 (desde todo el país).

SEGUIR LEYENDO:

Luciana Salazar aseguró que “muchas veces” le fue infiel a Martín Redrado: “Le costó llantos, pero me las perdonó”

Sebastián Estevanez se retira de la actuación: “Quiero disfrutar de mi familia y mis amigos”

Una cena improvisada que cambió los planes y un ascensor que se abrió a tiempo: cómo Gimena Accardi y Nico Vázquez salvaron sus vidas por unos segundos en el derrumbe en Miami

Botón volver arriba