Economía

Un posible desdoblamiento del mercado de cambios afectó el atractivo de los bonos con cláusula dólar

Las últimas medidas anunciadas por el Gobierno, que incluyeron la colocación de un Dólar Linked soberano a poco más de un año, reavivó la búsqueda de los fondos conocidos como Dólar Linked (Reuters) (AGUSTÍN MARCARIÁN/)

Las últimas medidas anunciadas por el Gobierno, que incluyeron la colocación de un Dólar Linked soberano a poco más de un año, reavivó la búsqueda de los fondos conocidos como Dólar Linked. No obstante, su crecimiento ha sido en las últimas semanas con una volatilidad creciente en sus flujos, explicado básicamente en la posibilidad de un “desdoblamiento” cambiario oficial. Una medida que podría afectar de corto, el ritmo de devaluación del tipo de cambio mayorista, por el cual ajustan los activos de estos fondos.

Si se mira la evolución reciente, fue justamente la posibilidad de este “desdoblamiento” lo que llevó a que estos fondos sufrieran en septiembre, una seguidilla de casi dos semanas de rescates (netos de suscripciones) a un promedio de $1.200 millones diarios (más pronunciado en la primera que en la segunda semana). Mientras que el efecto contrario generaron finalmente las medidas anunciadas. La falta de medidas de política cambiaria de este tipo, y ciertas señales que parecieron ir en línea con acelerar la devaluación oficial –no observada aún- permitió recuperar flujo perdido. Así, lograron captar en lo que va de octubre más de $10.000 millones en suscripciones.

La posibilidad del desdoblamiento cambiario llevó a que los fondos con cláusula dólar sufrieran en septiembre una seguidilla de casi dos semanas de rescates (netos de suscripciones) a un promedio de $1.200 millones diarios

Igualmente, es importante entender que la volatilidad continuará en una coyuntura en donde nuevas medidas son esperadas, y la sensibilidad de los flujos a cada una de ellas puede ser alta en este tipo de activos.

La dinámica de la coyuntura, por ende, es clave para estos fondos. De hecho, esta será la que determinará las posibles medidas del Gobierno, y el ritmo de implementación como de profundidad de ellas. No se puede en este marco descartar que el desdoblamiento siga siendo hoy una posible opción de salida intermedia (no final) para la actual coyuntura; y si bien esto podrá volver a generar presión puntual sobre los flujos de los fondos bajo análisis, se considera que no desaparecían como opción en un horizonte en donde el ritmo de devaluación del oficial (quizás el “comercial”, en ese caso) debería al menos moverse en línea o por encima de la inflación (buscando llevar a reducir la brecha).

Es importante entender que hoy este tipo de fondos se recuesta principalmente sobre estrategias de sintético de dólar -armados con fondos de Money Market, Letras, o bonos CER (ajustables por inflación) dependiendo del riesgo que se asume, mientras que son menores los que apuntan como foco a emisiones directamente atadas al dólar (principalmente por la falta de profundidad, y las opciones del mercado) o a una combinación de ambas.

No obstante, prácticamente todos sumaron el bono soberano a la posición la semana pasada, y desde acá incluso se puede explicar la presión sobre los rendimientos que se observó en los fondos, que puede adjudicarse en parte al desarme de algunas posiciones sobre la parte larga de los bonos ajustables por inflación.

Prácticamente todos sumaron el bono soberano (emitidos por Economía) a la posición de la semana pasada, y desde acá incluso se puede explicar la presión sobre los rendimientos que se observó en los fondos
Prácticamente todos sumaron el bono soberano (emitidos por Economía) a la posición de la semana pasada, y desde acá incluso se puede explicar la presión sobre los rendimientos que se observó en los fondos (Enrique Marcarian/)

Puntualmente, el rendimiento promedio de estos fondos fue en septiembre de 1.5% – por debajo del 2,7% de la depreciación del tipo de cambio oficial-. No obstante, es importante remarcar que existe una dispersión importante en la rentabilidad según la estrategia detrás de cada fondo.

De hecho, mirados individualmente, esos Fondos Comunes de Inversión reflejaron retornos que van de entre 0% a 3,5%. En promedio los fondos rinden 1,2%, aunque hay algunos que ganan mucho más, mientras que el tipo de cambio oficial sube 1,8%. Sus tasas internas de retorno en dólares indicativas se pueden mover así entre la devaluación menos una brecha de 5% (o más), a devaluación más 5 por ciento.

Y acá se vuelve a insistir con algo importante. Recordar siempre que la estrategia detrás –incluso dentro de los que apuntan al armado de sintético- determina la ecuación riesgo-rentabilidad de estos fondos, aún cuando su objetivo de fondo es el mismo. Entran acá como datos relevantes el análisis de la duración de la cartera, y la volatilidad. De hecho, los eventos de las últimas semanas elevaron un poco la volatilidad promedio de estos fondos (que igualmente se mantiene abierta entre 2,5% y 11%), con un plazo promedio entorno o debajo al 1% promedio.

Los eventos de las últimas semanas elevaron un poco la volatilidad promedio de estos fondos (que igualmente se mantiene abierta entre 2,5% y 11%), con un plazo promedio entorno o debajo al 1% promedio

En conclusión, aún con flujos volátiles y un rendimiento quizás opaco en las últimas semanas, la coyuntura mantiene atractivo este tipo de fondos como “cobertura” contra un salto en el tipo de cambio, o una aceleración de la devaluación.

La autora es Directora de PPI (Portfolio Personal Inversiones)

Seguí leyendo:

Tensión en el muro virtual de IDEA en medio de la exposición de Guzmán: “El ministro es el único que ve recuperación”

El dólar libre subió a $178 y anotó un nuevo récord: ya es 100 pesos más caro que el oficial

Por las nuevas trabas a importaciones, comercios paralizan ventas ante la falta de un valor de referencia para el dólar

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar